Archives

PON ORDEN A TUS FINANZAS

El primer paso para poder tomar una decisión es saber y entender qué necesidades y caminos quiere tomar una empresa. Por eso, aunque no te puedas permitir el fichaje de un CFO en tu equipo emprendedor, como consultores siempre recomendamos lo mismo: “Pon orden a tus finanzas y contrata un CFO Externo”.

Si se entienden de antemano las necesidades que se tendrán, los negocios pueden cubrir sus riesgos y evitar que ni el crecimiento de la empresa ni su supervivencia se vean afectados.

Cash is king

No nos cansaremos de insistir en la importancia de llevar las cuentas al día. Tener la caja perfectamente conciliada y proyectada al menos a 18 meses vista en base a varios escenarios es vital. Es relativamente fácil que al inicio las startups tengan los costes altos y los ingresos más bien bajos y acaben gastando todo el capital inicial antes de que se establezcan en el mercado. De ahí la importancia de gestionar bien el Cash Flow.

Por eso siempre hay la gran pregunta: ¿Cuánta caja he de tener? No es recomendable disponer de más de la caja suficiente, ni tampoco que la empresa se encuentre con tensiones de tesorería. Por este motivo, el equilibrio de una caja perfectamente conciliada es delicado.

El CFO gestiona estos gastos y la caja, y se asegura que la compañía es solvente en los primeros años. No es ningún secreto: tu proyecto existirá si dispone de suficiente gasolina

Pon orden y planifica tus finanzas

La estrategia financiera de una empresa jamás puede venir gobernada por las urgencias de su caja. Por eso, para poder tener una salud financiera sana, pon orden a tus finanzas mediante una planificación adecuada. 

Contrata un CFO externo para que te ayude a organizar el futuro crecimiento de la empresa; y de esta manera asegura disponer del tiempo suficiente para planificar la financiación de tu proyecto.

Contratar a esta figura puede ser una solución eficiente: aporta valor y experiencia; te ayuda a gestionar la aceleración y las operaciones; y te ayuda a escalar el negocio a los cambios que necesita. De ahí la gran importancia de poner orden a tus finanzas: Puede ser una pieza diferencial para el desarrollo adecuado de tu empresa.

Medidas de apalancamiento

Hoy hablaremos sobre las diferentes medidas de apalancamiento que tenemos. Pero primero, vamos a definir qué significa apalancarse financieramente.

¡Bienvenidos a Upbizor Academy!

¿Qué significa apalancarse financieramente?

El concepto de apalancarse significa coger deuda de otra entidad. Es decir, una deuda bancaria significaría que el banco me da un préstamo; una deuda pública, significaría que una entidad pública, tanto del Estado como de una comunidad autónoma, me deja dinero.

¿Y cuándo hacemos este apalancamiento?

Cuando realizamos una ampliación de capital. Es decir, se pone más dinero dentro de la empresa. Esto lo pueden hacer los socios accionistas o los emprendedores, o bien un inversor o una persona externa quiere entrar a formar parte del proyecto. Cuando tenemos este dinero, lo podemos complementar con la parte de deuda, que sería el apalancamiento. De ahí que me permite ampliar la cantidad de capital que tengo para invertir en mi empresa.

Por otra parte, también puedo beneficiarme del apalancamiento financiero cuando ya tengo un cierto crecimiento pero que no es suficiente para expandirme. En otras pablaras, gracias a mis ventas tengo beneficio pero no puedo crecer tanto a nivel geográfico como a nivel de empresa. Entonces, cuando mis ventas no me permiten ese crecimiento, puedo beneficiarme del apalancamiento para potenciarlo y crecer más rápido.

¿Qué medidas tenemos de apalancamiento financiero?

Por una parte, tenemos los fondos que vienen de entidades públicas; y por otra parte, tenemos los que vienen de entidades privadas, como serían los bancos.

Entidades públicas

La parte pública la podemos dividir en tres grandes grupos.

Nivel estatal

Primero, a nivel estatal (que serían entidades públicas nacionales), a nivel autonómico y a nivel europeo. A nivel estatal principalmente se dan préstamos participativos. Éstos son préstamos que complementan la ampliación de capital y son a largo plazo (más de cinco años).

Entidades autonómicas

Por otra parte, tenemos las entidades autonómicas en función de donde se sitúe mi empresa. Para saberlo, tendremos en cuenta el domicilio social, el lugar dónde se constituye la empresa y dónde opera la empresa. Es decir, yo me puedo haber constituido en Madrid y beneficiarme de financiación en Madrid, pero tener operativa en Canarias y beneficiarme también de préstamos autonómicos o subvenciones de Canarias.

Europeos

Y, por último, tenemos los europeos. Éstos vienen de fondos públicos europeos y, por lo tanto, normalmente hay más presupuesto. Por este motivo, suelen ir dedicados a actividades y proyectos de investigación, desarrollo e innovación.

Es decir, a diferencia de los estatales y autonómicos, estos últimos van dedicados a realizar un proyecto en concreto.

Financiación bancaria

Por otra parte, tenemos la financiación bancaria. En este caso, puede ser a corto plazo o a largo plazo, además de ayudarnos a potenciar nuestro crecimiento. Y consiguen eso gracias a la ayuda de la ampliación de capital o de nuestras ventas y facturación.

En Upbizor entramos en el asesoramiento de identificar cuál de éstas opciones es la que se adapta a la empresa. Por este motivo, tenemos en cuenta el momento de caja y de vida: no es lo mismo una empresa que lleva en el mercado un año que cinco.

Junto a los emprendedores, dibujamos el roadmap de financiación para ver en qué punto necesitaremos cada tipo de financiación pública. Luego, hacemos todo el acompañamiento en el proceso de solicitud, resolución y justificación de estos préstamos, tanto bancarios como públicos.

Más adelante profundizaremos en cada tipo de financiación y cada opción que tenemos. Por cualquier duda que tengas, puedes contactar por redes sociales o vía mail.

¡Muchas gracias!

5 CLAVES PARA FINANCIARTE SIN PERDER EQUITY

Es fundamental planificar tus finanzas para asegurar llegar a la cima de la mejor forma posible. Para poder lograrlo, es importante que tengas en cuenta las 5 claves para financiarte sin perder equity, siendo estas complementarias entre sí.

1. FOCALIZARSE EN LA EFICIENCIA DEL CAPITAL

La idea es sencilla: hacer más con menos. Desarrolla tu negocio sin ayuda financiera: intenta emprender con los pocos medios a tu alcance. Exprímelos al máximo para testear la demanda del producto en el mercado y valorar si es viable.

En otras palabras: podrás pivotar sin haber sacrificado tu propiedad.

2. PON ORDEN A TUS FINANZAS

Pese a que el inicio no puedas (ni te plantees) contratar una figura del CFO, has de tener controlada tu caja y llevar las cuentas al día. La caja ha de estar perfectamente conciliada y con cierto equilibrio, y proyectada (al menos) a 18 meses vista.

Es vital que la estrategia de la empresa no vaya dictada por las urgencias de la caja.

3. ACORTA EL CICLO DE CAJA

Reduce el tiempo de todos los elementos que te obligan a financiarte: reduce grandes cantidades de stock, acorta el ciclo de venta, acelera el proceso productivo e intenta cobrar temprano y pagar todo.

4. PLANIFICA LA FUTURA RONDA DE FINANCIACIÓN CON TIEMPO

De nuevo, planificar tus finanzas es la clave para ser lo más eficiente posible. Es necesario que tengas el tiempo suficiente para realizar una ronda de financiación, y así tener las métricas suficientes para poder valorar la empresa a una valoración sólida. Si la consigues alcanzar, menos será la cesión de participaciones.

5. UTILIZA INSTRUMENTOS DE FINANCIACIÓN NO DILUTIVOS

Una vez realizado una ampliación de capital y haber dado solvencia al balance, existen instrumentos que nos dan flexibilidad para financiar nuestro proyecto a largo plazo.

Estos préstamos a largo plazo, con carencias y sin garantías personales, permiten que lo devuelvas sin haber cedido participaciones de tu empresa.

Aún así, es importante que jamás financies el circulante de tu empresa con equity o con deuda a largo plazo con préstamos como ENISA. Si quieres circulante tienes opciones bancarias (aunque pensemos que los bancos al inicio no pueden participar) como las pólizas de crédito, el renting, factoring o un leasing.

Estas medidas nos ayudan a poder lo más preciado: la propiedad de nuestra empresa. Por este motivo, recalcamos la importancia de la figura del CFO para poder ayudar a la empresa a ser eficiente a lo largo de su roadmap de financiación.

Esperamos que estas 5 claves para financiarte sin perder equity te hayan servido de ayuda 🙂

Financia tu proyecto; para qué sirve el dinero, cuánto cuesta y cómo usarlo. Las respuestas del CFO.

Cuando se trata de arrancar y hacer crecer un proyecto emprendedor, pocas cosas son tan importantes como una buena estrategia de financiación. El común denominador que acompaña a cualquier emprendedor a lo largo de su proyecto es la necesidad de financiarlo de principio a fin. Esto es un proceso complejo para el que muchos emprendedores no están preparados.

Por suerte, actualmente hay más dinero en el mercado y existen más instrumentos que nunca, por lo que financiarse jamás estuvo más al alcance. Pese a ello, es vital entender cuáles son las necesidades de tu empresa en cada momento de su vida y qué herramientas pone el mercado a tu disposición. Es igualmente importante saber informarse. Opciones hay muchas, la sobreinformación puede ahogar a un emprendedor que suficiente tiene ya con tirar para adelante el día a día de su proyecto. Por eso, casi tan importante cómo qué producto usar, es saber de quién rodearse para afrontar este proceso.

Financia tu proyecto; para qué sirve el dinero, cuánto cuesta y cómo usarlo. Las respuestas te las da el CFO.

El ciclo de financiación

En una Startup, las necesidades de financiamiento nunca acaban.

Al principio el dinero sirve para arrancar el proyecto. Después te ayuda a cubrir tus pérdidas mientras pivotas, consigues traccionar y empiezas a facturar. Cuando encuentras product-market-fit es necesario para potenciar el crecimiento y darle velocidad. Al llegar al breakeven surgen proyectos específicos que te ayudarán a mejorar operaciones. Y cuando finalmente estás establecido necesitas dinero para mejorar equipo, adquirir competidores y hacer pruebas de negocio.

Pese a la importancia crucial de entender este proceso, no acostumbra a estar entre las prioridades de los emprendedores. Esto provoca tensiones de equipo, crea dificultades innecesarias y puede poner a la empresa contra las cuerdas por falta de previsión. El momento de pensar en el dinero es un año antes de que la caja te lo pida, con tiempo para que las cosas no vayan como esperas.

Curva de financiación de una StartUp

Los instrumentos para financiarse

No todo son malas noticias. Recaudar dinero es necesario, pero las oportunidades y los mecanismos para conseguirlo son muchos. A modo general, podemos dividirlos en función de si provienen de fondos públicos o privados.

Como financiamiento público, entendemos todos aquellos instrumentos cuyo presupuesto provenga del Estado, que tengan como objetivo la financiación del crecimiento de empresas y la realización de proyectos de I+D. Este tipo de instrumento es increíblemente diverso y hay líneas específicas para todas las tipologías de empresa, desde las más recientes a empresas ya establecidas que busquen financiar proyectos específicos. Aquí lo importante es no quedarse solo con el ENISA que todos conocéis. El ENISA es increíble, pero no desaprovechéis las oportunidades que otros productos como Avalis, CDTI u HORIZON 2020 pueden ofreceros.

Cuando entramos en el terreno del financiamiento privado, las opciones también abundan. Podéis encontrar algo para todos y cualquier fases; lo importante es saber a qué puertas llamar en cada momento. Un par de buenos Business Angel o una aceleradora puede ser la mejor opción para un proyecto de recién creación al que le falta equipo o experiencia para cubrir todas sus necesidades.

Cuando la fase de arranque ya está casi superada, un Venture Capital o un Family Office pueden ser vuestros mejores aliados. Hay distintos players especializados en distintas fases y verticales y os puede ayudar a llegar más lejos de lo que vosotros mismos creéis posible. Pese a eso, no olvidéis nunca las exigencias que supone un VC, su negocio es hacer dinero y tu Startup su forma de lograrlo, así que elegid bien el compañero de viaje que queréis.

Por último, es importante recordar que no todo el dinero vale lo mismo.

Como emprendedor, nadie podrá compartir el valor que tú le ves al proyecto. Y pese a que levantar mucho dinero está de moda ahora, mantener control sobre tu empresa nunca va a dejar de estarlo.

Antes de aceptar inversores, infórmate de todas las oportunidades que tienes disponibles. No subestimes el financiamiento público que no te diluye y rodéate de expertos que te puedan orientar, que te permitan prever una estrategia de financiamiento a largo plazo y que te den la seguridad para obtener los recursos necesarios en el momento adecuado.

Recuerda que no tan sólo es necesario financiar el desarrollo de tu proyecto, sino hacerlo sin ceder lo más sagrado que tienes, la propiedad de tu empresa. De esta forma financiar el crecimiento sin ceder equity requiere de varios puntos fundamentales.

1.- Focalizarse en la eficiencia en capital. Ser Bootstrap.

En los inicios de un proyecto, no adquirir demasiados activos para desarrollar el negocio. Los activos en un balance nos obligan a financiarlos con su respectivo pasivo. Y el pasivo fundamentalmente es patrimonio neto (ceder equity) y apalancamiento (deuda).

Si quieres montar una empresa que distribuye fruta a oficinas, no compres una nave industrial al principio, ni una cámara frigorífica. Compra fruta en una frutería y envíala a los potenciales clientes. Testea la demanda del mercado (product-market-fit) antes de hacer grandes inversiones, aunque sea a costa de castigar los márgenes de tu cuenta de resultados.

Imagina que has hecho una gran inversión en la nave industrial, la has financiado con inversión privada cediendo participadas de tu empresa, y resulta que el mercado no pide fruta, sino café. Has perdido propiedad de tu empresa sin ninguna necesidad. Es fundamental que seas completamente Lean en los inicios.

2.- Pon orden a tus finanzas. Contrata un CFO Externo.

Es muy probable que en los inicios no te puedas permitir el fichaje de un CFO en tu equipo fundador. No es problema, contrata un externo, pero pon orden desde el inicio a tus finanzas.

Lleva las cuentas al día, la caja perfectamente conciliada y proyecta al menos a 18 meses vista en base a varios escenarios. Cash is King y tu proyecto existirá si dispone de suficiente gasolina.

El equilibrio es delicado, ni disponer de más caja de la suficiente es positivo, ni tampoco que la empresa se encuentre con tensiones de tesorería. La estrategia de una empresa jamás puede venir gobernada por las urgencias de su caja. Asegura disponer de suficiente tiempo para poder planificar la financiación de tu proyecto. Pon un CFO externo en tu vida.

3.- Acorta el ciclo de caja

Si tu ciclo de venta es muy largo, tu proceso productivo lento, si cobras tarde y pagas pronto, si dispones de grandes cantidades de stock, todos estos elementos te obligan a financiarte.

Cómo más corto sea el ciclo de caja, menos necesidades de financiación tienes, y a la vez menos equity necesitas ceder.

4.- Planifica la futura ronda de financiación con tiempo

Dispone del tiempo suficiente para realizar la ronda de financiación. Hazlo cuando tengas las métricas suficientes para poder valorar tu empresa a una valoración sólida. Como mayor sea tu valoración, menor será la cesión de participaciones.

Planifica los objetivos de métricas al menos a un año vista, y ponle foco a lograr los objetivos. Por ejemplos si eres un SaaS (Software as a Service), la valoración de tu empresa será tu MRR (Monthly Recurrent Revenue) x 12 x 10. Como mayor sea tu ingreso recurrente mensual, mayor será tu valoración.

De nuevo planificar tus finanzas son la base de asegurar llegar a la cima de la mejor forma posible.

5.- Utiliza instrumentos de financiación no dilutivos

Una vez realizada una ampliación de capital y haber dado solvencia al balance, existen instrumentos como Enisa, anteriormente comentado. Préstamos a largo plazo, con carencias y sin garantías personales, nos dan una gran flexibilidad para financiar nuestro proyecto a largo plazo. De esta forma, un préstamo se devuelve, y no has de ceder participaciones de tu empresa, al prestamista, hecho que permite que mantengas tu propiedad.

Si tu proyecto tiene un alto componente de I+D+i, se te abre la puerta a varias líneas de financiación pública como por ejemplo el CDTI.

Recuerda debes financiar el pan con pan y el jamón con jamón y no mezclar conceptos. Los emprendedores pensamos que los bancos no juegan un papel para financiar nuestra empresa en fases iniciales, en cambio si que los podemos utilizar. Jamás financies el circulante de tu empresa con equity o con deuda a largo plazo como Enisa, sería gastar unos valiosos recursos de forma poco efectiva.

Financia tu circulante con instrumentos bancarios: pólizas de crédito, factoring, renting, leasing,…

En definitiva, las financias deben ir ligadas a tu negocio y tu negocio a las finanzas. Gestiona bien esta parte financiera, las finanzas no hacen el negocio, pero mal gestionadas, lo pueden destruir.

¡Finanza tu proyecto! Nunca había sido tan fácil 😀

POR QUÉ EL RUNWAY Y EL BURN RATE SON VITALES PARA TU EMPRESA

Muchos emprendedores se ven sorprendidos ante la falta de caja cuando ocurren imprevistos, o no controlan cuán eficaces son sus gastos. Por eso, nueve de cada diez startups mueren por falta de financiación.

Desde que ponemos en marcha un negocio hasta que empezamos a tener beneficios, pasa un tiempo. Este período se le conoce como “Death Valley”; ya que en ocasiones es demasiado largo. La startup tiene que hacer un largo camino para atravesar este “desierto” y el combustible que necesita para sobrevivir no es otra cosa que dinero

Quizás has escuchado tanto a startups como a inversores los términos runway o burnrate. Se trata de uno de los indicadores vitales para saber la supervivencia de tu startup. Estas herramientas de previsión de Cash Flow son vitales para cualquier empresa, ya que así controlas cuánto entra y cuánto sale; y sabes cuánto dinero tienes en la cuenta del banco. En definitiva, indicadores de combustible y alcance.

El primer indicador es el runway definido cómo la cantidad de tiempo que una empresa tiene antes de quedarse sin efectivo y se mide en número de meses. Es decir, los meses de vida de tu empresa, o mirado desde otro punto: ¿Cuántos kilómetros puedo hacer con el combustible que tengo? 

En segundo lugar, está el burn rate que indica cuánta caja “quemas” al mes. Es decir, ¿A qué velocidad gasto caja al mes? El burn rate también nos indica si somos eficientes en nuestras operaciones. 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Para tomar decisiones sobre el gasto operativo de la empresa, primero necesitamos saber cómo estamos. Es muy importante saber cómo van a afectar nuestras decisiones a nuestra tesorería, así como saber cuánto tiempo durará mi efectivo. De esta manera, te anticipas a la falta de liquidez y conoces el saldo de efectivo futuro con realidad. 

También nos indican cuán eficientes somos ya que vemos el uso de los recursos financieros de la empresa. Por eso, es una métrica clave para la toma de decisiones: nos permite controlar y gestionar la empresa; y decidir sobre los gastos operativos, ya sea aumentarlos o disminuirlos. 

De esta manera, controlando estos indicadores vitales de tesorería nos permitirá ampliar los meses de vida que tiene la compañía. Es sencillo: cuánto más controlemos el burnrate, más alargaremos el runway. De esta manera, podremos tener bajo control nuestros gastos y, por lo tanto, gastar en aquello que contribuye a hacer funcionar el negocio.

ESENCIAL PARA LAS RONDAS DE INVERSIÓN

Otra razón por la que es importante es para poder planificar cuándo necesitaremos financiación, y ayudarnos a planificar cuál de las cuatro fuentes de financiación vamos a utilizar. Hemos de tener en cuenta los cuatro tipos de financiación, ya sean socios fundadores, préstamos (es decir, más deuda), inversión a través de rondas o dinero a fondo perdido (que procede de premios, convocatorias, subvenciones, etc.)

El runway también te indica cuánto tiempo tienes para negociar la ronda. Si te queda poca caja, tienes un runway ajustado, significa que tienes poco tiempo y margen para poder negociar. Esto puede hacer que la startup acepte unas condiciones que no le acaben de encajar por necesidad.

En la ronda de inversión te preguntarán cuántos meses de runway financiará tu ronda de inversión: este cálculo debe estar fundamentado en los objetivos que esperas alcanzar y los planes correspondientes que implementarás.

Una recomendación que hacemos desde el equipo de Upbizor es realizar una ronda de financiación de 12 meses o más (siendo este más la facturación). De esta manera, debería permitirnos alcanzar los hitos en 12 meses aproximadamente. Y también hay que fijarse en el burnrate porqué siempre hay imprevistos. Por lo que lo mejor es que nunca supere el 10% de valor medio en la ronda.

En definitiva, es necesario que tengamos controlados ambos indicadores vitales de tesorería, ya que nos permiten saber cuánto tiempo de vida tiene nuestra empresa y cuán eficientes somos con nuestros gastos. De ahí la importancia de tener buen CFO o departamento financiero: nos permite actuar y tomar decisiones estratégicas para seguir creciendo.

QUÉ ES EL CASHFLOW Y POR QUÉ LO NECESITAS

Uno de los principales problemas de hacer un análisis contable es sincronizarlo con tu realidad financiera. Por eso, es importante que un emprendedor sepa qué tiene en la caja para poder tomar decisiones en el día a día. Quizás has oído que la herramienta para poder saber esto es el flujo de caja o cashflow. En este post te explicaremos qué es, cómo calcularlo y te dejamos una plantilla para que tú puedas calcularlo.

El cashflow es el indicador financiero básico de la liquidez de la empresa y nos permite saber su estado real en un momento determinado del tiempo. Se mide a través de las entradas y salidas de efectivo que ocurren dentro de un periodo, y por eso podemos ver y analizar en detalle de la operativa de la misma.

Esta herramienta es esencial para poder tomar decisiones en la empresa, ya que el cashflow muestra con claridad si hay algún problema con la liquidez o la viabilidad en el proyecto al corto plazo. Si el cashflow es negativo, la empresa no puede hacer frente a sus pagos; con lo que tener controlado el flujo de caja, entender los meses que tenemos caja disponible para afrontar la operativa de la empresa, es vital para articular planes de financiación externa cuando haga falta y garantizar de esta manera la supervivencia del proyecto.

¿CÓMO SE CALCULA?

El cashflow tiene un cálculo muy sencillo: es el resultado de la suma de los ingresos y, a estos, se le restan todos los gastos. El poder de este cálculo reside en los puntos de vista que te puede llegar a dar. Aquí abajo desglosamos cada una de ellas para entender que nos dicen.

TIPOS DE CASH FLOWS

El cashflow lo puedes separar en 3 vistas diferentes y así entender que ingresos y qué gastos de la empresa son producto de la operativa, de la inversión y de la financiación.

FLUJO DE CAJA OPERACIONAL

En el flujo de caja operacional (o de explotación) vienen los ingresos ordinarios relacionados con la actividad directa de la empresa. Es decir, del día a día, principalmente de ventas, que son las que generan importantes flujos de efectivo. Este flujo de caja nos permite identificar los ingresos y costes que están asociados a la actividad económica de la empresa, y en un primer vistazo, determinar si la empresa es rentable y si sobrevive gracias a su propia actividad.

FLUJO DE CAJA DE INVERSIÓN

El flujo de caja de inversión guarda relación con las entradas y salidas de dinero que tienen como objetivo el desarrollo de la empresa en términos de crecimiento, excluyendo de ello la operación regular. Sobre todo está relacionado con ingresos de inversión. Por ejemplo, si entra una ronda de financiación es calculado como caja de inversión. Es importante distinguir esto ya que puedes ver comportamientos y entender, si un mes puntual hay un exceso de gastos, responden a la inversión.

FLUJO DE CAJA DE FINANCIAMIENTO

Finalmente, el flujo de caja de financiamiento proviene de las actividades que cambian el capital propio del negocio y las deudas asumidas. Es decir, de la diferencia entre las entradas y salidas de efectivo relacionadas con la financiación de la compañía.

Todos los tipos de cashflow se han de tener en cuenta ya todos afectan al estado de la empresa. Si bien es verdad que el de explotación o operación es el que mejor muestra el estado diario, es importante vigilar tanto la de inversión como de financiación. La sumatoria de los 3 cashflows al final del período es el cashflow real de la empresa.

PORQUÉ LO NECESITAS

Tener controlado el cashflow es una necesidad, ya que es una herramienta financiera básica. En primer lugar, vemos la salud financiera de la empresa. Podremos saber si somos capaces de cumplir con nuestros pagos, si podremos cumplir con nuestros proveedores o si tendremos exceso de caja.

Esto nos da margen para prever cualquier problema de liquidez y de revisarlo con el tiempo suficiente. Le da a la empresa la posibilidad de, con un tiempo prudente, buscar los caminos que sean más apropiados, según su tipología, para financiarse. Detectar estos problemas de manera temprana nos puede ayudar a solucionarlos antes de que suceda.

De la misma manera, nos sirve para analizar la viabilidad de inversiones y eso nos ayuda a entender de qué manera está creciendo el negocio.

En definitiva, el cashflow es un indicador la salud de una empresa, más allá de los resultados aparentes. Por eso es una herramienta esencial para anticiparse a los posibles problemas de liquidez y, consecuentemente, de viabilidad.

Si quieres saber en qué estado se encuentra tu empresa, te dejamos aquí abajo una plantilla para que tú puedas calcular tu cashflow y sepas el estado de tu empresa.

¡DESCÁRGATELA!

Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@upbizor.com . Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

Las tendencias de inversión europea en Startups según Crane Venture Partners, Creandum y Breega.

“El martes 8 de septiembre se reunieron los fondos de inversión europeos Crane Venture Partners, Breega y Creandum para comparar y mirar las tendencias entre los diferentes países”.

Según el diario Expansión, el capital riesgo en España sigue más activo que nunca. Todo gracias a que el sector cuenta con una liquidez en máximos históricos, con más de 1.000 millones para invertir. Estas cifras hacen que haya un optimismo generalizado dentro del ecosistema; con perspectivas de que los buenos proyectos sigan captando capital con cierta normalidad.

El martes 8 de septiembre se reunieron varios fondos europeos para valorar las sensaciones a nievel de inversión dentro de Europa y de España. Organizado por Upbizor, participaron Megan Reynolds, inversora en Crane Venture Partners; Ben Marrel, Founder & Managing partner en Breega; y finalmente, Peter Specht, director de Creandum.

PRIMERAS SENSACIONES

Las diferentes reacciones del Venture Capital a lo largo de Europa varían dependiendo del país y la situación. Peter Specht resumía la situación: “Al inicio, al haber un grado tan alto de incertidumbre, quizás vimos alguna ronda que no se hizo; pero desde entonces se ha normalizado la situación bastante rápido.”

Aún así, las compañías que han estado negativamente afectadas por la pandemia no pueden mostrar unas métricas normales. Peter intuye que “habrá menos rondas este año y menos empresas fundadas. En Alemania y en Suecia no será muy distinta la situación.”

Megan Reynolds, al estar en un mercado muy específico, comentó la subida interés en los softwares de empresa. Debido a la digitalización que ha habido, comentaba Megan, ha visto una subida de interés en el mercado de los softwares de empresa consecuentemente, una subida de capital invertido.

Por otro lado, Ben Marrel con un porfolio más internacional, ha visto un comportamiento muy distinto entre el ecosistema francés y el ecosistema inglés. Esto es debido a las diferentes políticas fiscales. Por ejemplo, el gobierno francés al invertir mucho capital en las startups, ha hecho que estén menos diluidas y “bastante baratas”. “Si ahora es un buen momento, ¿Por qué esperar a septiembre?”. Aún así opina que uno de los países que más está sufriendo es España, ya que el “dealflow” no ha cambiado mucho a lo largo de los meses. Aún así, asegura que los Venture capital invertirán España, sobre todo si eres parte de la solución. Y concreta: “Una de las grandes diferencias entre las crisis anteriores es que la tecnología puede ser parte de la solución”.

Comenta que, a nivel global, Europa esta lejos de los países tech como Israel y EEUU. Por lo tanto, a largo plazo no hay razones para creer que el nivel de inversión en tecnología se verá reducido.

ESPAÑA EN EL PUNTO DE MIRA

El ecosistema emprendedor español está llegando a un nivel de madurez nivelándose con los otros países europeos. Se está viendo más dinero en las fases iniciales y la mayoría de las ciudades relevantes han tenido al menos una oleada de grandes empresas y algunos exits bastante buenos. “Invertiremos seguro” nos reconocía Megan. “De hecho, cerramos nuestra segunda inversión en España justo cuando el COVID empezó. Cada vez veremos una distribución del talento mayor a lo largo de España. Estamos atentos a cualquier movimiento de España.”

Por otro lado, destacaban los hubs que hay en este país que mejoran la calidad del sector. Coinciden que cuantos más exits y cuantas más rondas sucedan, avivarán el sector. Aún así Peter observaba: “España aún esta madurando, pero se está poniendo al día: los elementos fundamentales están en su lugar.”

Lo que está claro es que, pese a las dificultades evidentes, todos están atentos y mirando activamente en invertir. Ben lleva ya varios años invirtiendo en España y nos decía que “no hay ninguna razón por la que cambiar eso. Tenemos ganas de volver y ver qué oportunidades hay. Estamos muy contentos de apoyar a los fundadores y ayudarles a crecer.”

CON GANAS DE FUTURO

Pese a las dificultades del momento, los tres inversores ven con optimismo los futuros meses en el ecosistema español. Ben comentaba que ellos quieren quedarse más en España e invertir en las primeras fases, y añadía: “Emprendedores, solo queda arremangarse y hacer que suceda”.

De la misma manera, Peter reconocía que el ecosistema español era de los que más había prosperado en los últimos años en Europa, y que esta tendencia se iba a mantener a lo largo del tiempo. “Tenemos muchas ganas de pasar más tiempo en España, no solo por el tiempo, sino por las fantásticos emprendedores que hay. Estamos deseando verlo”.

Finalmente, Megan acababa el webinar con la reflexión: “Creo que vamos a ver esta búsqueda de compañías globales siendo creadas a lo largo de Europa. Y dónde antes había campeones locales, ahora estamos viendo ganadores globales”.

6 RAZONES QUE TE HARÁN NECESITAR UN CFO

Ser un emprendedor a día de hoy no es tarea fácil. “Nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida”, y generalmente esto es debido a no plantear bien el modelo de negocio.

En este artículo, te explicamos cómo sacar adelante tu startup en sus primeros años de vida, mejorar la gestión del cash flow, predecir y prepararse para los altos y bajos, construir una infraestructura eficiente, ¡y mucho más!

¿QUÉ ES UN CFO?

CFO son las siglas para Chief Financial Officer, lo que se conoce tradicionalmente como Director Financiero. La figura es responsable de gestionar los recursos de la empresa, detectar oportunidades de inversión, y posibilidades que permitan ahorrar capital a la empresa.

A parte de las finanzas, también participa en la contabilidad de costos, matemática financiera, interpretación de resultados…

¿CÓMO ENCONTRAR EL MEJOR CFO?

Uno de los problemas más importantes actualmente, es definir correctamente la estrategia de la empresa, en todos sus ámbitos, desde el principio. Es por eso que el papel del CFO cada vez se vuelve más estratégico. Ayuda a organizar el futuro crecimiento de la empresa, a desarrollar la estrategia y estar muy involucrado en los planes de monetización.

¿Y es necesario tener una visión tan estratégica al principio de la empresa? La respuesta es, ¡Sí!

El primer paso para poder tomar una decisión es saber y entender qué necesidades y caminos quiere tomar una empresa. Al inicio, la contratación del CFO se efectúa una vez ya está más establecida, pero esperar demasiado puede ser un error. Las empresas que tienen un rápido crecimiento acaban necesitando una gestión financiera más compleja que el equipo junior de finanzas. Si se entienden de antemano las necesidades que se tendrán, los negocios pueden cubrir sus riesgos y evitar que ni el crecimiento de la empresa ni su supervivencia se vean afectados.

Muchos profesionales recomiendan poner más bien temprano un CFO para poner todos los procesos en su lugar.

Ésta es la lista de cosas que podrías estar haciendo mejor de la mano de un CFO:

1. GESTIONAR EL CASH FLOW

Es relativamente fácil que al inicio las startups tengan los costes altos y los ingresos más bien bajos y acaben gastando todo el capital inicial antes de que se establezcan en el mercado. Los CFO gestionan estos gastos, prevén que los costes se disparen y ayudan a asegurarse de que la compañía es solvente en los primeros (¡y restantes!) años.

2. PREPARARTE PARA LOS “ALTOS” Y LOS “BAJOS”

Muchas veces la necesidad de sobrevivir del corto-plazo es tan intensa que nos olvidamos de los problemas a largo plazo como la gestión de la deuda o los procesos de inversión. El CFO desarrolla e implementa estrategias para poder pasar estos períodos, desde los que son difíciles hasta la gestión de un crecimiento muy rápido.

3. CONSTRUIR UNA INFRAESTRUCTURA EFICIENTE

El CFO puede crear un sistema financiero de escalabilidad para construir unas bases fuertes en diferentes áreas que ayudaran al negocio mientras va creciendo.

4. DESARROLLAR ESTRATEGIAS BASADAS EN DATOS

Los datos financieros son una fuente de información que nos pueden aportar conocimiento sobre los costes contables, el comportamiento del consumidor y mucho más. Gracias al rápido procesamiento de esta información el CFO puede ser un buen consejero para diseñar la estrategia de la empresa.

5. GUÍA EN LA FINANCIACIÓN

Para buscar financiación, el rol de CFO es esencial. Gestionará el plan financiero de la manera necesaria para atraer inversores, así como os ayudará a gastar el dinero de manera correcta para que el nuevo capital tenga el máximo impacto.

6. PREPARAR A LA COMPAÑÍA PARA “EL SIGUIENTE NIVEL”

Una startup lo es por un tiempo limitado. El CFO actúa como un estratega a largo plazo para preparar a las startups de las tres posibles salidas (asumiendo que no falla el proyecto): la compañía madura, emite una OPV o es comprada.

¿CUÁL ES EL MEJOR CFO PARA UNA STARTUP?

Muchas startups no pueden permitirse contratar a un CFO. Aún así, contratar a esta figura puede ser una solución eficiente, aportando valor y experiencia, ayuda a gestionar la aceleración, madurar y formalizar las operaciones, escalar el negocio a los cambios de que el negocio necesita, de entre otras.  

Es por eso que se ha creado lo que se conoce como CFO externo.

Una persona que negocie con inversores privados, modelos de ingresos, reporting, cuadro de mando, control interno, de financiación pública, financiación bancaria, coordinación con la gestoría y con abogados…

A un precio eficiente para una startup. Contratando las horas necesarias, y aprovechándose de la economía de escala que genera el CFO externo.

Así, la startup se dedica a su actividad principal, y las finanzas las deja para la empresa que se dedica a las finanzas.

Cualquier duda, os podéis suscribir a nuestra newsletter, enviar un mensaje de Whatsapp a través del botón de la izquierda, ¡o enviarnos un correo!


 [CXLA1]Tambien Captar recursos públicos y bancarios

ENISA, TODO LO QUE DEBES SABER

¿Qué es una ENISA? ¿Porqué te interesa? ¿Qué la diferencia de un préstamo tradicional? Te contamos sus condiciones, garantías, y mucho más.


Uno de los principales problemas para la startup es la financiación. Más bien conseguirla. La idea está definida. El proyecto empieza a consolidarse. Pero hacer frente a los gastos a corto plazo puede ser difícil.

Batallar contra gastos de investigación de mercado, gastos en tasas, licencias, inspecciones, autorizaciones, equipos, materiales, publicidad, y muchos más, puede desmotivarte. Y puede convertirse en una razón para dejarlo. 

En este artículo te explico cómo conseguir hasta 300,000 euros, sin garantías ni avales, y con un interés bajo

Te explico qué es una ENISA, qué puedes conseguir con ella, sus condiciones, comisiones, garantías, ¡y mucho más!

¿QUÉ ES ENISA?

ENISA son las siglas de Empresa Nacional de Innovación Sociedad Anónima. Es una empresa pública que financia proyectos que sean viables, y que puedan demostrar tener ventaja competitiva en su sector. 

Depende del tipo de empresa, de su facturación y actividad, la línea de crédito variará, adaptándose al mejor plan para la empresa. 

Su objetivo principal es incentivar la innovación, apoyar el crecimiento de la empresa, y dirigirla en una dirección más socio-económica. Aunque ENISA no sólo financia empresas con impacto social, que también, sino todo tipo de empresas.

¿Cuáles son las condiciones?

Cuando el objetivo de tu empresa se encuentre en alguna de las siguientes etapas, podrás optar a la financiación:

1.  Buscar una mejora competitiva o un cambio de modelo de los sistemas productivos.

2. Ampliar tu capacidad productiva, adquiriendo nueva tecnología, o mediante el aumento de la gama de productos/servicios o diversificando mercados.

3. Buscar capitalización o deuda en mercados regulados.

4. Financiar tu proyecto empresarial a través de operaciones societarias cuando se busque hacer inversiones en pro del crecimiento de la empresa.

5. Te permite co-invertir en la empresa cuando se hace una ronda de financiación, disminuyendo la dilución de los fundadores en el capital de la sociedad. Es decir, el fundador tiene la oportunidad de mantener la capacidad de decisión dentro de la empresa. 

¿Porqué ENISA y no un préstamo convencional? 

Básicamente por sus condiciones. ENISA ofrece plazos de amortización amplios a cambio de un interés, que está vinculado a la rentabilidad de la empresa.

Uno de sus puntos fuertes es que no requiere una valoración de la empresa durante la inversión. 

Por otra parte, permite deducir los intereses del resultado final, reduciendo la cantidad a pagar de impuestos. 

Además, es una herramienta de financiación no dilutiva. Esto significa que no requiere la presentación de garantías personales ni computa en la CIRBE bancaria. 

¿Qué tipo de ENISA se adapta mejor a mi negocio?

No solo hay un tipo de ENISA. Depende del tipo de empresa, de su antigüedad, y su plan de negocio, las diferentes líneas de financiamiento se pueden clasificar en:

  • Línea Jóvenes Emprendedores. Orientada a startups de menos de 24 meses desde su creación, fundadas por emprendedores menores de 40 años. 

En este caso, el importe máximo que se puede solicitar es el doble de los fondos propios, hasta un máximo de 75,000 euros, a amortizar en un máximo de 5 años y vencimiento a los siete años. 

Los intereses a pagar se dividen en dos tramos:

            En el primer tramo:     Interés = Euríbor ± 3,25%

            En el segundo tramo: Interés = Euríbor + Interés variable

El interés variable del segundo tramo dependerá de la rentabilidad de la empresa, con un máximo de un 6% anual. 

  • Línea Emprendedores. En este caso, no hay límite de edad para los que solicitan la ENISA. El importe máximo a solicitar asciende a los 300,000 euros, y el plazo de amortización se alarga a 7 años. 

Los intereses a pagar son los mismos que el anterior:

            En el primer tramo:     Interés = Euríbor ± 3,25%

            En el segundo tramo: Interés = Euríbor + Interés variable

  • Línea Crecimiento. Ésta línea está pensada para negocios más consolidados, que quieran mejorar algún proceso, que tengan un proyecto de crecimiento o diversificación, incluir avances tecnológicos, entre otros. 

En este caso, el importe máximo a solicitar pasa a ser de 1,500,000 euros, con siete años de carencia y vencimiento a los 9 años. 

Los intereses a pagar se asemejan bastante a los interiores.

            En el primer tramo:     Interés = Euríbor ± 3,25%

            En el segundo tramo: Interés = Euríbor + Interés variable

En cualquiera de los casos, se trata de un préstamo participativo , como el que da un socio a su sociedad. Está condicionado al cobro de intereses dependiendo de la actividad de la capital, y en orden de prioridad de pago, caen en último lugar. Si la startup fallara, la financiación de ENISA sería la última en pagar, por orden de prioridad, y como no pide garantías personales, en la mayoría de los casos da por impagada la financiación, y no va a por los fundadores de la empresa. 

Esto significa que está condicionado a que la empresa haya realizado recientemente una aportación de capital igual o superior al importe solicitado.

Generalmente ENISA cuenta con un presupuesto de 98 millones y financia aproximadamente 600 proyectos cada año, repartidos en sus 3 líneas.

Tienen su convocatoria abierta durante todo el año. Sin embargo debido al alto volumen de solicitudes que se reciben anualmente, nosotros recomendamos que la solicitud se realice durante el primer semestre del año, de manera que se garantice la entrada al presupuesto del año en curso.

Si quieres saber en qué estado se encuentran las financiaciones ENISA en este momento, envíanos un mensaje de Whatsapp y te lo decimos en un momento.


Si eres una start-up, debes saber lo que FFF significa

A la hora de montar una start-up es necesario encontrar financiación para poder empezar a dar vida a tu negocio. Conseguirla mediante préstamos bancarios o inversión privada no suele ser opción en una fase de vida tan inicial.

En capital riesgo (o venture capital), quizás has leído que el primer recurso que tiene el emprendedor para abrirse camino y lanzar su start-up es la fase de financiación FFF.

Estas siglas hacen referencia a las palabras inglesas Family, Friends and Fools, es decir, familia, amigos y “tontos o locos”. Aunque este último, dependiendo del proyecto, no tiene porqué ser una mala decisión. Es decir, hace referencia al círculo más cercano que da dinero al emprendedor para poder empezar el proyecto.

COSAS QUE HAS DE TENER EN CUENTA

Se ha de tener mucho cuidado ya que el riesgo de perder el dinero es muy alto, ya que nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida. Por este motivo, es recomendable informar muy bien de esto y pedir sólo dinero que no necesiten.

A los inversores profesionales no les gusta eso, ya que puede provocar que la compañía esté demasiado repartida. Por eso, lo mejor es que todos estos socios minoritarios se sindicalicen y tengan un solo representante. De esta manera, de cara a estos inversores, sólo aparecerá un inversor minoritario. Por el otro lado y a nivel privado, ya se pacta cuantas participaciones tiene cada uno.

El emprendedor tiene la obligación de que este dinero sea gestionado de una manera adecuada y eficiente. El objetivo es sobrevivir, con lo que es necesario una planificar este dinero para validar el modelo de negocio.

De la misma manera, es importante que el emprendedor sea transparente con los inversores, y les vaya comunicando que avances se van produciendo y el estado de la empresa.

También es interesante puntualizar que es importante saber escoger a quién pedir dinero. Habrá inversores que te ayudarán y guiarán a lo largo del proyecto; otros que querrán ser activos en la gestión. Siempre es interesante tener un inversor con conocimiento de la industria o uno que ya ha invertido previamente en otra start-up.

Este tipo de financiación, además de estas implicaciones, tiene pros y contras.

BENEFICIOS

Uno de los principales beneficios de la fase de financiación FFF de la start-up es que:

  • No existen plazos ni intereses: Estas aportaciones que hacen el círculo más cercano no busca obtener un beneficio económico de su aportación, por lo que no solicitarán intereses ni plazos rígidos. Es más, ya aportan el capital sabiendo que muy probablemente sea a fondo perdido.
  • Fácil de convencer: Como hemos mencionado antes, es bastante fácil de conseguir ya que el vínculo emocional es la principal razón que lleva estos inversores a aportar a la nueva empresa, a pesar de todo el riesgo que conlleva. Es decir, no suele haber una valoración excesivamente exhaustiva.
  • Suelen ser independientes: Como no buscan beneficio económico, suelen ser independientes a la toma de decisiones. Otros inversores se involucran, pero como los FFF solo quieren ayudarte, no querrán tener control sobre la empresa.
CONTRAS
  • Fracaso Empresarial: Como bien hemos dicho antes, nueve de cada diez startups fracasan en los primeros 3 años. Esa falta de juicio a la hora de invertir puede hacernos invertir en un proyecto que no va a prosperar.
  • Obstáculos en la toma de decisiones: Aunque no suele ocurrir, algunos inversores pueden tener la intención de ayudar. Este puede intentar colaborar en la toma de decisiones dificultando esta misma.
  • Inversiones pequeñas: Quizás es un capital fácil de acceder, pero las cantidades que recibimos son de pequeñas cuantías. Eso significa que nos permitirá empezar, no no avanzar mucho más.
  • Perder la relación: Hay un riesgo de poner fin a la relación entre la persona de confianza y el emprendedor. Desgraciadamente, mezclar amistad y negocios puede tener consecuencias irreparables, siendo probable que esta relación se termine. Por eso es importante mantener una comunicación abierta y transparente con nuestros inversores para evitar estas situaciones.

Si quieres más información sobre la actualidad de Venture Capital, no pierdas nuestro post sobre qué has de tener en cuenta para invertir durante el COVID-19.