claudia@upbizor.com +34 93 832 87 77
Impacto económico y social del capital privado en las operaciones de middle market en España

Impacto económico y social del capital privado en las operaciones de middle market en España

La Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI) es el organismo que representa a la industria del Venture Capital & Private Equity (VC & PE) ante las autoridades, Gobierno, instituciones, inversores, empresarios y medios de comunicación. Publica estudios de forma regular y proporciona estadísticas e información actualizada sobre la evolución del sector y su marco legal y fiscal, en esta ocasión han realizado el informe: “Impacto económico y social del capital privado en las operaciones de middle Market en España” que evalúa el impacto del capital privado en el sector empresarial español analizando inversiones de 10 a 100 millones de euros comprometidas por entidades de Capital Privado en empresas españolas entre los años 2005 y 2012.

El año 2017 ha marcado un récord histórico para el Venture Capital & Private Equity en España. Ha supuesto la confirmación de la recuperación y la demostración de que este sector resulta fundamental para los empresarios y las pymes no sólo de España, sino a nivel europeo. La internacionalización y la exportación de las empresas españolas es uno de los ejes básicos de nuestra economía y es el momento de impulsarlas, haciéndolas ganar en tamaño y volviéndolas más competitivas.

Gracias a la financiación proveniente del Capital Privado, su aportación de capital y apoyo en la gestión, las empresas crecen en términos de empleo, ventas, beneficios e inversión, tal y como muestran los resultados del presente informe. Estos resultados son todavía más positivos cuando se comparan con el grupo de empresas no financiadas por el Capital Privado.

Durante sus más de 30 años de existencia, esta industria ha experimentado un notable desarrollo: Entre 2000 y 2017, el número de operadores registrados en España ha pasado de 71 a 258, habiendo invertido alrededor de 44.000 millones de euros en más de 7.500 empresas. Al final del año 2017, la cartera de participadas por el sector estaba compuesta por más de 2.760 empresas, el 92% de las cuales son PYMES. Teniendo en cuenta que más del 65% del PIB español está compuesto por PYMES, el sector del Capital Privado se ha convertido en un dinamizador fundamental del sector empresarial.

Principales resultados del estudio:

  • 27.000 empleos (29,9% crecimiento agregado): las empresas respaldadas por capital privado generaron empleo a un ritmo superior que las demás compañías, la creación de empleo media por empresa invertida fue de 21 trabajadores por año, mientras que las empresas que no recibieron inversión, eliminan un puesto de trabajo cada año.

De forma agregada, las 186 empresas analizadas que representan las inversiones de middle market realizadas por el Capital Privado, aumentaron su plantilla tres años después de la inversión inicial en 22.000 nuevos puestos de trabajo, lo que equivale a un ritmo de crecimiento del 7,6% anual, mientras que las 186 empresas comparables tan solo lograron ampliar su plantilla en 5.489 trabajadores (+2,3% de tasa anual). Esto supone que las empresas participadas por Capital Privado crearon cuatro veces más empleo que sus homólogas del grupo de control.

El crecimiento medio sobre cada empresa analizada hasta el tercer año se cuantificó en 120 nuevos empleos tras la entrada del Capital Privado, frente a 29 logrados por el grupo de control. Esta creación de empleo, además, persiste en el tiempo. Ampliando el periodo de análisis hasta 2015, cada empresa aumentó su plantilla en una media de 148 trabajadores frente a una reducción media de 12 empleos en cada empresa del grupo de control.

Entre 2005 y 2013 la economía española registro una reducción neta de la población ocupada de casi 2,4 millones de trabajadores. Y en 2014 seguía 1,4 millones por debajo de la referencia de 2005. Por el contrario, las empresas invertidas por el Capital Privado en middle market entre 2005 y 2012, generaron hasta 2015 un total 44.000 empleos más.

  • 2.708 millones de euros en ventas (22,4% crecimiento agregado): Las compañías respaldadas por el Capital Privado crecen más rápidamente que las demás compañías. El crecimiento medio de las ventas por empresa y año, por término medio hasta 2015, se situó en 2,4 millones de euros en las participadas por el Capital Privado frente a 0,4 millones de euros de cada empresa del grupo de control.

En términos individuales, cada empresa participada aumentó sus ventas en 17,1 millones tres años después de la inversión, frente a los 1,5 millones registrados en las empresas del grupo de control. Si se extiende el análisis hasta el año 2015, esta diferencia en el crecimiento de las ventas por empresa entre ambos grupos se cuantifica en 12,2 millones de euros por empresa, en promedio, a favor de las invertidas por el Capital Privado.

De forma agregada, tres años después de la inversión inicial, las 186 empresas analizadas incrementaron sus ventas, en 3.180 millones de euros, lo que supone una tasa de crecimiento media anual del 8% anual. En comparación, el grupo de control aumentó sus ventas en tan sólo 279 millones de euros (0,8% anual).

  • 258 millones de euros de EBITDA (19,7% crecimiento agregado): En términos de EBITDA el resultado es positivo para cada empresa del primer grupo (0,3 millones de euros) frente a una media negativa de -0,2 millones de euros por empresa y año

Las 186 empresas participadas por Capital Privado incrementaron su beneficio EBITDA al tercer año desde la inversión, en 294 millones de euros, a una tasa media del 7% anual. Mientras, el grupo de control registró pérdidas de 200 millones de euros (-6,4% de media anual).

  • 2.236 millones de euros en activos totales (11,6% crecimiento agregado): Para los activos totales se mantiene la misma dinámica: 1,9 millones de euros de crecimiento medio por año en cada empresa participada por el Capital Privado frente a 0,69 millones de euros del grupo de las empresas que no fueron participadas.

En términos agregados, los activos totales de las empresas que contaban con financiación de Capital Privado aumentaron el valor de los activos en 4.460 millones de euros al tercer año de recibir este tipo de inversión, equivalente a un ritmo de crecimiento del 7% anual, mientras que el grupo de control los activos aumentaron en 945 millones de euros (2,8% anual)

El incremento medio por empresa hasta el tercer año en las participadas por el Capital Privado fue de 24 millones de euros, frente a los 5,1 millones de euros registrados por las no participadas. La diferencia en el incremento medio entre ambos grupos se reduce (12 millones de euros por empresa en participadas Capital Privado frente a los 4,5 millones de euros del grupo de control) si ampliamos el periodo de análisis hasta 2015, debido al efecto de las amortizaciones.

El Capital Privado implica un apoyo en la gestión que contribuye a crear valor, amortiguar los efectos las recesiones a través de la inversión y buscar nuevos mercados en los que crecer.

En el segmento del middle market, un total de 61 empresas recibieron financiación de entidades de Capital Privado después del inicio de la crisis8, en 2009.

La presencia del Capital Privado se dejó sentir positivamente en los años siguientes al inicio de la crisis: las empresas que recibieron este apoyo gestionaron mucho mejor la situación, logrando crear durante los primeros tres años un promedio de 166 nuevos empleos por empresa, frente a los 17 destruidos en cada empresa del grupo de control. La diferencia entre ambos colectivos se amplía aún más al extender el marco temporal hasta 2015.

Informe completo disponible en ASCRI

 

Close Menu