Category: Estratégia financiera

Conoce qué es un CFO externo, para qué sirve y cuándo es necesario. Entender las finanzas de tu empresa es importante para la gestión de la caja y la inversión.

Financia tu crecimiento con instrumentos no dilutivos

Existen instrumentos no dilusivos para financiar tu crecimiento en forma de préstamo a largo plazo. Una vez realizado una ampliación de capital y haber dado solvencia al balance, podemos solicitarlos. Éstos tienen carencias y sin garantías personales. Permiten que lo devuelvas sin haber cedido participaciones de tu empresa.

La financiación pública es un instrumento que vale la pena considerar a la hora de buscar fondos para tu empresa. Existen muchos créditos y subvenciones a nivel español y europeo. Pero es importante escoger el que mejor se adapta a ti para poder aprovechar todos sus beneficios.

Por eso, primero hemos de definir bien qué se quiere financiar, el sector dónde se opera y el tamaño de la empresa. Con esto, podemos ver las opciones que se adaptan a nuestras necesidades. También ver cuál nos resulta más conveniente.

Para financiar el crecimiento existen los siguientes instrumentos:

ENISA

Los préstamos ENISA son una de las opciones más conocidas y recurridas por los emprendedores en España. ENISA (Empresa Nacional de Innovación S.A) es una sociedad mercantil estatal dependiente del ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Promueve la financiación en proyectos empresariales viables e innovadores.

Cuenta con tres líneas de crédito: Jóvenes Emprendedores, Emprendedores y la línea de Crecimiento. Las condiciones de cada una de éstas varían según la edad de los emprendedores. Del tiempo que lleve operando la empresa. Y de la cantidad que se quiera solicitar.

Las dos primeras líneas (como su nombre indica) tiene como objetivo financiar las inversiones que necesitan las empresas en etapas iniciales. En caso de la línea de crecimiento, es una línea de crédito dirigida a la expansión y crecimiento de la empresa.

En todas las líneas, se trata de un préstamo participativo. Condicionado (como hemos mencionado antes) a que la empresa haya realizado una ampliación de capital recientemente. Sin exigir garantías personales.

Nueva llamada a la acción

INSTRUMENTOS AUTONÓMICOS

De la misma manera, tenemos los instrumentos no dilusivos autonómicos como ICEC, Aval Madrid o el ICF-IFEM.

En el caso de los préstamos IFEM, son una línea de crédito participativa otorgada por ICF (Instituto Catalán de Finanzas). Va dirigido a emprendedores con proyectos innovadores tecnológicos y/o de base científica con alto potencial de crecimiento. Se encuentran en fase de creación o en primeras etapas de expansión, y estén domiciliadas en Cataluña.

En caso de la línea del ICEC, financia el crecimiento de negocios digitales culturales en sus fases iniciales. Va dirigido a empresas de menos de 4 años de creación domiciliadas en Catalunya, y entregan entre 40.000€ y 200.000€.

En el caso de Aval Madrid, facilita el acceso de financiación a las empresas, Startups, autónomos, microempresas y PYMES en la comunidad de Madrid. Este préstamo esta 100% avalado por Aval Madrid y pueden dar desde 50.000€ a 200.000€ en función del tiempo constituida, del riesgo y la necesidad.

PRÉSTAMOS ICO

El ICO (Instituto de Crédito Oficial), es un banco público (con forma jurídica de Entidad Pública Empresarial) adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Éste cuenta con líneas de financiación orientadas a autónomos, empresas, entidades públicas, privadas, españolas y extranjeras; y otorga hasta 12,5 millones de euros.

Financian inversiones productivas dentro del territorio español, y también financian liquidez, la adquisición de activos fijos productivos nuevos o de segunda mano, vehículos de turismo, adquisición de empresas y rehabilitación o reforma de edificios.

Estas son varias opciones para financiar tu crecimiento con instrumentos no dilusivos. Si quieres informarte de todas las posibilidades, te dejamos aquí un eBook con todas las posibilidades.

Nueva llamada a la acción

Bootstrap: ser eficiente en capital

Ser eficiente en capital significa que las empresas necesitan poco (¡o nada!) de capital de sus inversores para conseguir mucha facturación y ser rentables. Por lo tanto, estas empresas consiguen que la caja operativa financie la caja de inversión. Se autofinan el crecimiento. Aquí te presentamos las claves para ser Bootstrap y así crecer sin ceder equity.

CLAVES PARA AUTOFINANCIARTE

En primer lugar, al inicio del proyecto cuando la valoración es muy baja, es mejor no adquirir demasiados activos para desarrollar el negocio. Los activos en un balance nos obligan a financiarlos con su respectivo pasivo.

¿La razón? Al inicio has de testear la demanda del mercado (el producto-market-fit). Imagina que tienes en mente montar empresa que distribuye fruta a oficinas. No compres una nave industrial al principio, ni una cámara frigorífica. Empieza comprando fruta en una frutería y envíala a potenciales clientes.

Imagina que no tiene éxito y es mejor enviar café a las oficinas. No abrías hecho una gran inversión al comprar la nave industrial, la cámara frigorífica, etc. Para descubrir que no había mercado. En este caso, habrías cedido propiedad sin ninguna necesidad.

Por lo tanto, antes que hacer grandes inversiones, asegura la viabilidad del proyecto. Aunque sea a costa de castigar los márgenes de tu cuenta de resultados. Es fundamental que seas completamente Lean en los inicios.

ESCUCHA AL MERCADO

Si quieres financiar tu crecimiento con la caja operativa de la empresa, es lo mismo que decir que tus clientes te financien este crecimiento. Ellos son la clave de tu negocio. Su feedback es extremadamente valioso.

Aunque ya tengas la viabilidad del proyecto, es importante que les escuches y sigas el rastro de sus decisiones. Te servirán de guía para marcar el rumbo de la empresa.

EL RETO DE GESTIONAR LA CAJA

La intención es hacer que la caja operativa de la empresa financie la caja de inversión, es decir, conseguir que tus clientes te financien el crecimiento. Por lo tanto, es necesario tener una buena gestión de los flujos de entrada y de salida de caja.

Usa presupuestos, y no dejes ningún euro fuera de tu control. Pese a que sea muy inicial el proyecto, pon orden a tus finanzas; ya que, no sólo serás más eficiente, sino que te permitirá tener un crecimiento más sólido y poder ser rentable.

Ser Bootstrap no sólo hace que mantengas la propiedad en todo momento, sino que evita endeudamientos y permite que la empresa crezca de forma ordenada. Todo el dinero que entre se invertirá de manera inteligente y meditada.

Si sigues estas claves para ser Bootstrap, es decir, ser eficiente en capital, podrás autofinanciarte tu crecimiento hasta llegar a ser rentable. Si te han quedado dudas sobre cómo financiar tu crecimiento, te dejamos aquí un post para resolverlas.

Tips para levantar una ronda

Otra de las claves para financiar tu crecimiento sin perder equity, es saber cómo levantar una ronda de financiación eficientemente. Por eso, te dejamos unos tips para levantar una ronda. Para que el departamento financiero diseñe la mejor estrategia posible.

El tiempo, dentro de las rondas de financiación, es un instrumento de negociación que a veces puede ser utilizado en tu contra. Por eso, una de las grandes claves financiarte diluyéndote lo mínimo, es planificarla con tiempo.

ANTICÍPATE

Siempre recomendamos planificarla con 1 año de antelación. Esto es debido a que las rondas de financiación se basan mucho en la confianza. Por lo que es conviente que empieces a conversar con los posibles inversores lo antes posible. Es importante que te conozcan bien, tanto a ti, como al proyecto.

De la misma manera, aprovecha para estudiar bien estos posibles inversores. Ten claro que tesis de inversión tienen y que otras inversiones han realizado. Igual que te han de conocer bien, es vital también conocer bien a tu inversor. Habla con sus invertidas y conóce como trabajan.

TEN SUFICIENTE CAJA

Como comentamos en otro artículo, una de las claves para conseguir las mejores condiciones en la ronda es tener el suficiente runway para aguantar todo el proceso. Es decir, el runway también nos indica cuánto tiempo tienes para negociar la ronda. Si sabemos que levantarla suele tardar entre 3 y 6 meses, hemos de tener suficiente caja para poder mantener la empresa.

Si tienes un runway ajustado y te queda poca caja, significa que tienes poco tiempo y margen para negociar. Es importante encarar una ronda sin tener el “agua al cuello”. Para evitar aceptando unas malas condiciones y acabar cediendo más equity de la que podrías (y deberías).

Nueva llamada a la acción

TEN UNA VALORACIÓN SÓLIDA

De la misma manera, es importante que planifiques los objetivos de métricas a un año vista, y le pongas foco en cumplir estos objetivos. Esto es, al tener las métricas necesarias, nos permitirá tener una valoración sólida de nuestra empresa.

Dicho de otro modo, cuanta más sólida sea la valoración, mejores condiciones conseguirás y menor será la cesión de participaciones. Esto es, te financiarás diluyéndote lo mínimo.

Por ejemplo, si eres un SaaS (Software as a Service), la valoración de tu empresa será tu MRR (Monthly Recurrent Renvenue) x 12 x 10. Cuánto mayor sea tu ingreso recurrente mensual, mayor será tu valoración.

Por último pero no menos importante, es esencial negociar de manera adecuada las condiciones de la ronda. Asimismo, establecer un buen pacto de socios es diferencial: rodéate de un despacho especializado para poder ser eficiente.

En definitiva, tener una estrategia y un control de caja eficiente son claves, ya que esto nos permite actuar y tomar decisiones estratégicas para seguir creciendo. De ahí la importancia de tener un departamento financiero eficaz, ya que ellos te guiarán en cómo levantar una ronda de financiación eficientemente.

Nueva llamada a la acción

Cómo autofinanciarte con el ciclo de caja

Hay muchas opciones para poder cubrir la necesidad de subvencionar tu proyecto, pero hay ciertas medidas que puedes tomar para autofinanciarte con el ciclo de caja y, de esta manera, no ceder propiedad. Una de las claves es acortarlo. Si lo controlas, no sólo serás más eficiente, sino que reducirás tu necesidad de financiación y preverás mejor tu crecimiento.

Más allá de cobrar tarde y pagar pronto, hay otros elementos que nos obligan a necesitar financiación. El éxito está en evitar tener grandes cantidades de stock, tener proceso productivo muy lento, o tener tu ciclo de venta muy largo.

Nueva llamada a la acción

ACORTA EL PROCESO PRODUCTIVO Y EL CICLO DE VENTA

El ciclo de caja nos permite medir cuanto tiempo tardan tus inversiones en convertirse en ventas e ingresos. Dentro de este tiempo incluye el mover inventario, cobrar y pagar deudas. Por eso, saber el ciclo de caja nos permite medir objetivamente la calidad y efectividad de las operaciones y la gestión.

Has de intentar ser más eficiente y acortar el proceso productivo y el ciclo de venta. De esta manera, no solo tendrás más capital disponible para autofinanciarte, sino reducirás costes y podrás aumentar los márgenes de ganancia.

AUTOFINANCIARTE CON EL CICLO DE CAJA

Una de las situaciones que se puede dar (y no excepcionalmente) es que la empresa A no pague en el momento. Esto nos obliga a que nosotros tengamos que asumir esta falta de recursos para los gastos corrientes. Es decir, cuantos menos días tardes en recuperar el dinero invertido, mayor será tu capital disponible en el corto plazo.

Por este motivo, es importante que ajustes el ciclo de caja e intentes cobrar lo antes posible y pagar más tarde. Así, tienes margen para cubrir cualquier gasto que pueda ocurrir. Insistimos en la importancia de acortarlo ya que nos permite saber cuánto capital tengo para utilizarlo para crecer. Es decir, cuanta más disponibilidad de dinero tenga, podré invertir este en mi crecimiento.

Por eso es importante saber cómo autofinanciarte con el ciclo de caja. No sólo controlas un indicador del desarrollo futuro y operaciones eficientes; sino que mejoras tu proceso productivo, y tienes caja para poderlo invertir en tu desarrollo.

Nueva llamada a la acción

Pon orden a tus finanzas

El primer paso para poder tomar una decisión es saber y entender qué necesidades y caminos quiere tomar una empresa. Por eso, aunque no te puedas permitir el fichaje de un CFO en tu equipo emprendedor, como consultores siempre recomendamos lo mismo: “Pon orden a tus finanzas y contrata un CFO Externo”.

Si se entienden de antemano las necesidades que se tendrán, los negocios pueden cubrir sus riesgos y evitar que ni el crecimiento de la empresa ni su supervivencia se vean afectados.

Nueva llamada a la acción

Cash is king

No nos cansaremos de insistir en la importancia de llevar las cuentas al día. Tener la caja perfectamente conciliada y proyectada al menos a 18 meses vista en base a varios escenarios es vital. Es relativamente fácil que al inicio las startups tengan los costes altos y los ingresos más bien bajos y acaben gastando todo el capital inicial antes de que se establezcan en el mercado. De ahí la importancia de gestionar bien el Cash Flow.

Por eso siempre hay la gran pregunta: ¿Cuánta caja he de tener? No es recomendable disponer de más de la caja suficiente, ni tampoco que la empresa se encuentre con tensiones de tesorería. Por este motivo, el equilibrio de una caja perfectamente conciliada es delicado.

El CFO gestiona estos gastos y la caja, y se asegura que la compañía es solvente en los primeros años. No es ningún secreto: tu proyecto existirá si dispone de suficiente gasolina

Pon orden y planifica tus finanzas

La estrategia financiera de una empresa jamás puede venir gobernada por las urgencias de su caja. Por eso, para poder tener una salud financiera sana, pon orden a tus finanzas mediante una planificación adecuada. 

Contrata un CFO externo para que te ayude a organizar el futuro crecimiento de la empresa; y de esta manera asegura disponer del tiempo suficiente para planificar la financiación de tu proyecto.

Contratar a esta figura puede ser una solución eficiente: aporta valor y experiencia; te ayuda a gestionar la aceleración y las operaciones; y te ayuda a escalar el negocio a los cambios que necesita. De ahí la gran importancia de poner orden a tus finanzas: Puede ser una pieza diferencial para el desarrollo adecuado de tu empresa.

Nueva llamada a la acción

5 claves para financiarte sin perder equity

Es fundamental planificar tus finanzas para asegurar llegar a la cima de la mejor forma posible. Para poder lograrlo, es importante que tengas en cuenta las 5 claves para financiarte sin perder equity, siendo estas complementarias entre sí.

1. FOCALIZARSE EN LA EFICIENCIA DEL CAPITAL

La idea es sencilla: hacer más con menos. Desarrolla tu negocio sin ayuda financiera: intenta emprender con los pocos medios a tu alcance. Exprímelos al máximo para testear la demanda del producto en el mercado y valorar si es viable.

En otras palabras: podrás pivotar sin haber sacrificado tu propiedad.

2. PON ORDEN A TUS FINANZAS

Pese a que el inicio no puedas (ni te plantees) contratar una figura del CFO, has de tener controlada tu caja y llevar las cuentas al día. La caja ha de estar perfectamente conciliada y con cierto equilibrio, y proyectada (al menos) a 18 meses vista.

Es vital que la estrategia de la empresa no vaya dictada por las urgencias de la caja.

Nueva llamada a la acción

3. ACORTA EL CICLO DE CAJA

Reduce el tiempo de todos los elementos que te obligan a financiarte: reduce grandes cantidades de stock, acorta el ciclo de venta, acelera el proceso productivo e intenta cobrar temprano y pagar todo.

4. PLANIFICA LA FUTURA RONDA DE FINANCIACIÓN CON TIEMPO

De nuevo, planificar tus finanzas es la clave para ser lo más eficiente posible. Es necesario que tengas el tiempo suficiente para realizar una ronda de financiación, y así tener las métricas suficientes para poder valorar la empresa a una valoración sólida. Si la consigues alcanzar, menos será la cesión de participaciones.

5. UTILIZA INSTRUMENTOS DE FINANCIACIÓN NO DILUSIVOS

Una vez realizado una ampliación de capital y haber dado solvencia al balance, existen instrumentos que nos dan flexibilidad para financiar nuestro proyecto a largo plazo.

Estos préstamos a largo plazo, con carencias y sin garantías personales, permiten que lo devuelvas sin haber cedido participaciones de tu empresa.

Aún así, es importante que jamás financies el circulante de tu empresa con equity o con deuda a largo plazo con préstamos como ENISA. Si quieres circulante tienes opciones bancarias (aunque pensemos que los bancos al inicio no pueden participar) como las pólizas de crédito, el renting, factoring o un leasing.

Estas medidas nos ayudan a poder lo más preciado: la propiedad de nuestra empresa. Por este motivo, recalcamos la importancia de la figura del CFO para poder ayudar a la empresa a ser eficiente a lo largo de su roadmap de financiación.

Esperamos que estas 5 claves para financiarte sin perder equity te hayan servido de ayuda 🙂

Nueva llamada a la acción

Financia tu proyecto; para qué sirve el dinero, cuánto cuesta y cómo usarlo. Las respuestas del CFO.

Cuando se trata de arrancar y hacer crecer un proyecto emprendedor, pocas cosas son tan importantes como una buena estrategia de financiación. El común denominador que acompaña a cualquier emprendedor a lo largo de su proyecto es la necesidad de financiarlo de principio a fin. Esto es un proceso complejo para el que muchos emprendedores no están preparados.

Por suerte, actualmente hay más dinero en el mercado y existen más instrumentos que nunca, por lo que financiarse jamás estuvo más al alcance. Pese a ello, es vital entender cuáles son las necesidades de tu empresa en cada momento de su vida y qué herramientas pone el mercado a tu disposición. Es igualmente importante saber informarse. Opciones hay muchas, la sobreinformación puede ahogar a un emprendedor que suficiente tiene ya con tirar para adelante el día a día de su proyecto. Por eso, casi tan importante cómo qué producto usar, es saber de quién rodearse para afrontar este proceso.

Financia tu proyecto; para qué sirve el dinero, cuánto cuesta y cómo usarlo. Las respuestas te las da el CFO.

El ciclo de financiación

En una Startup, las necesidades de financiamiento nunca acaban.

Al principio el dinero sirve para arrancar el proyecto. Después te ayuda a cubrir tus pérdidas mientras pivotas, consigues traccionar y empiezas a facturar. Cuando encuentras product-market-fit es necesario para potenciar el crecimiento y darle velocidad. Al llegar al breakeven surgen proyectos específicos que te ayudarán a mejorar operaciones. Y cuando finalmente estás establecido necesitas dinero para mejorar equipo, adquirir competidores y hacer pruebas de negocio.

Pese a la importancia crucial de entender este proceso, no acostumbra a estar entre las prioridades de los emprendedores. Esto provoca tensiones de equipo, crea dificultades innecesarias y puede poner a la empresa contra las cuerdas por falta de previsión. El momento de pensar en el dinero es un año antes de que la caja te lo pida, con tiempo para que las cosas no vayan como esperas.

Nueva llamada a la acción

Curva de financiación de una StartUp

Los instrumentos para financiarse

No todo son malas noticias. Recaudar dinero es necesario, pero las oportunidades y los mecanismos para conseguirlo son muchos. A modo general, podemos dividirlos en función de si provienen de fondos públicos o privados.

Como financiamiento público, entendemos todos aquellos instrumentos cuyo presupuesto provenga del Estado, que tengan como objetivo la financiación del crecimiento de empresas y la realización de proyectos de I+D. Este tipo de instrumento es increíblemente diverso y hay líneas específicas para todas las tipologías de empresa, desde las más recientes a empresas ya establecidas que busquen financiar proyectos específicos. Aquí lo importante es no quedarse solo con el ENISA que todos conocéis. El ENISA es increíble, pero no desaprovechéis las oportunidades que otros productos como Avalis, CDTI u HORIZON 2020 pueden ofreceros.

Cuando entramos en el terreno del financiamiento privado, las opciones también abundan. Podéis encontrar algo para todos y cualquier fases; lo importante es saber a qué puertas llamar en cada momento. Un par de buenos Business Angel o una aceleradora puede ser la mejor opción para un proyecto de recién creación al que le falta equipo o experiencia para cubrir todas sus necesidades.

Cuando la fase de arranque ya está casi superada, un Venture Capital o un Family Office pueden ser vuestros mejores aliados. Hay distintos players especializados en distintas fases y verticales y os puede ayudar a llegar más lejos de lo que vosotros mismos creéis posible. Pese a eso, no olvidéis nunca las exigencias que supone un VC, su negocio es hacer dinero y tu Startup su forma de lograrlo, así que elegid bien el compañero de viaje que queréis.

Por último, es importante recordar que no todo el dinero vale lo mismo.

Como emprendedor, nadie podrá compartir el valor que tú le ves al proyecto. Y pese a que levantar mucho dinero está de moda ahora, mantener control sobre tu empresa nunca va a dejar de estarlo.

Antes de aceptar inversores, infórmate de todas las oportunidades que tienes disponibles. No subestimes el financiamiento público que no te diluye y rodéate de expertos que te puedan orientar, que te permitan prever una estrategia de financiamiento a largo plazo y que te den la seguridad para obtener los recursos necesarios en el momento adecuado.

Recuerda que no tan sólo es necesario financiar el desarrollo de tu proyecto, sino hacerlo sin ceder lo más sagrado que tienes, la propiedad de tu empresa. De esta forma financiar el crecimiento sin ceder equity requiere de varios puntos fundamentales.

1.- Focalizarse en la eficiencia en capital. Ser Bootstrap.

En los inicios de un proyecto, no adquirir demasiados activos para desarrollar el negocio. Los activos en un balance nos obligan a financiarlos con su respectivo pasivo. Y el pasivo fundamentalmente es patrimonio neto (ceder equity) y apalancamiento (deuda).

Si quieres montar una empresa que distribuye fruta a oficinas, no compres una nave industrial al principio, ni una cámara frigorífica. Compra fruta en una frutería y envíala a los potenciales clientes. Testea la demanda del mercado (product-market-fit) antes de hacer grandes inversiones, aunque sea a costa de castigar los márgenes de tu cuenta de resultados.

Imagina que has hecho una gran inversión en la nave industrial, la has financiado con inversión privada cediendo participadas de tu empresa, y resulta que el mercado no pide fruta, sino café. Has perdido propiedad de tu empresa sin ninguna necesidad. Es fundamental que seas completamente Lean en los inicios.

2.- Pon orden a tus finanzas. Contrata un CFO Externo.

Es muy probable que en los inicios no te puedas permitir el fichaje de un CFO en tu equipo fundador. No es problema, contrata un externo, pero pon orden desde el inicio a tus finanzas.

Lleva las cuentas al día, la caja perfectamente conciliada y proyecta al menos a 18 meses vista en base a varios escenarios. Cash is King y tu proyecto existirá si dispone de suficiente gasolina.

El equilibrio es delicado, ni disponer de más caja de la suficiente es positivo, ni tampoco que la empresa se encuentre con tensiones de tesorería. La estrategia de una empresa jamás puede venir gobernada por las urgencias de su caja. Asegura disponer de suficiente tiempo para poder planificar la financiación de tu proyecto. Pon un CFO externo en tu vida.

3.- Acorta el ciclo de caja

Si tu ciclo de venta es muy largo, tu proceso productivo lento, si cobras tarde y pagas pronto, si dispones de grandes cantidades de stock, todos estos elementos te obligan a financiarte.

Cómo más corto sea el ciclo de caja, menos necesidades de financiación tienes, y a la vez menos equity necesitas ceder.

4.- Planifica la futura ronda de financiación con tiempo

Dispone del tiempo suficiente para realizar la ronda de financiación. Hazlo cuando tengas las métricas suficientes para poder valorar tu empresa a una valoración sólida. Como mayor sea tu valoración, menor será la cesión de participaciones.

Planifica los objetivos de métricas al menos a un año vista, y ponle foco a lograr los objetivos. Por ejemplos si eres un SaaS (Software as a Service), la valoración de tu empresa será tu MRR (Monthly Recurrent Revenue) x 12 x 10. Como mayor sea tu ingreso recurrente mensual, mayor será tu valoración.

De nuevo planificar tus finanzas son la base de asegurar llegar a la cima de la mejor forma posible.

5.- Utiliza instrumentos de financiación no dilusivos

Una vez realizada una ampliación de capital y haber dado solvencia al balance, existen instrumentos como Enisa, anteriormente comentado. Préstamos a largo plazo, con carencias y sin garantías personales, nos dan una gran flexibilidad para financiar nuestro proyecto a largo plazo. De esta forma, un préstamo se devuelve, y no has de ceder participaciones de tu empresa, al prestamista, hecho que permite que mantengas tu propiedad.

Si tu proyecto tiene un alto componente de I+D+i, se te abre la puerta a varias líneas de financiación pública como por ejemplo el CDTI.

Recuerda debes financiar el pan con pan y el jamón con jamón y no mezclar conceptos. Los emprendedores pensamos que los bancos no juegan un papel para financiar nuestra empresa en fases iniciales, en cambio si que los podemos utilizar. Jamás financies el circulante de tu empresa con equity o con deuda a largo plazo como Enisa, sería gastar unos valiosos recursos de forma poco efectiva.

Financia tu circulante con instrumentos bancarios: pólizas de crédito, factoring, renting, leasing,…

En definitiva, las financias deben ir ligadas a tu negocio y tu negocio a las finanzas. Gestiona bien esta parte financiera; las finanzas no hacen el negocio, pero mal gestionadas, lo pueden destruir.

¡Financia tu proyecto! nunca había sido tan fácil 😀

Nueva llamada a la acción

Por qué el runway y el burn rate son vitales para tu empresa

Muchos emprendedores se ven sorprendidos ante la falta de caja cuando ocurren imprevistos, o no controlan cuán eficaces son sus gastos. Por eso, nueve de cada diez startups mueren por falta de financiación. Quizás has escuchado tanto a startups como a inversores los términos runway o burnrate. Se trata de uno de los indicadores vitales para saber la supervivencia de tu startup.

Desde que ponemos en marcha un negocio hasta que empezamos a tener beneficios, pasa un tiempo. Este período se le conoce como “Death Valley”; ya que en ocasiones es demasiado largo. La startup tiene que hacer un largo camino para atravesar este “desierto” y el combustible que necesita para sobrevivir no es otra cosa que dinero

Estas herramientas de previsión de Cash Flow son vitales para cualquier empresa, ya que así controlas cuánto entra y cuánto sale; y sabes cuánto dinero tienes en la cuenta del banco. En definitiva, indicadores de combustible y alcance.

El primer indicador es el runway definido cómo la cantidad de tiempo que una empresa tiene antes de quedarse sin efectivo y se mide en número de meses. Es decir, los meses de vida de tu empresa, o mirado desde otro punto: ¿Cuántos kilómetros puedo hacer con el combustible que tengo? 

En segundo lugar, está el burn rate que indica cuánta caja “quemas” al mes. Es decir, ¿A qué velocidad gasto caja al mes? El burn rate también nos indica si somos eficientes en nuestras operaciones. 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Para tomar decisiones sobre el gasto operativo de la empresa, primero necesitamos saber cómo estamos. Es muy importante saber cómo van a afectar nuestras decisiones a nuestra tesorería, así como saber cuánto tiempo durará mi efectivo. De esta manera, te anticipas a la falta de liquidez y conoces el saldo de efectivo futuro con realidad. 

También nos indican cuán eficientes somos ya que vemos el uso de los recursos financieros de la empresa. Por eso, es una métrica clave para la toma de decisiones: nos permite controlar y gestionar la empresa; y decidir sobre los gastos operativos, ya sea aumentarlos o disminuirlos. 

De esta manera, controlando estos indicadores vitales de tesorería nos permitirá ampliar los meses de vida que tiene la compañía. Es sencillo: cuánto más controlemos el burnrate, más alargaremos el runway. De esta manera, podremos tener bajo control nuestros gastos y, por lo tanto, gastar en aquello que contribuye a hacer funcionar el negocio.

ESENCIAL PARA LAS RONDAS DE INVERSIÓN

Otra razón por la que es importante es para poder planificar cuándo necesitaremos financiación, y ayudarnos a planificar cuál de las cuatro fuentes de financiación vamos a utilizar. Hemos de tener en cuenta los cuatro tipos de financiación, ya sean socios fundadores, préstamos (es decir, más deuda), inversión a través de rondas o dinero a fondo perdido (que procede de premios, convocatorias, subvenciones, etc.)

El runway también te indica cuánto tiempo tienes para negociar la ronda. Si te queda poca caja, tienes un runway ajustado, significa que tienes poco tiempo y margen para poder negociar. Esto puede hacer que la startup acepte unas condiciones que no le acaben de encajar por necesidad.

En la ronda de inversión te preguntarán cuántos meses de runway financiará tu ronda de inversión: este cálculo debe estar fundamentado en los objetivos que esperas alcanzar y los planes correspondientes que implementarás.

Una recomendación que hacemos desde el equipo de Upbizor es realizar una ronda de financiación de 12 meses o más (siendo este más la facturación). De esta manera, debería permitirnos alcanzar los hitos en 12 meses aproximadamente. Y también hay que fijarse en el burnrate porqué siempre hay imprevistos. Por lo que lo mejor es que nunca supere el 10% de valor medio en la ronda.

En definitiva, es necesario que tengamos controlados ambos indicadores vitales de tesorería, ya que nos permiten saber cuánto tiempo de vida tiene nuestra empresa y cuán eficientes somos con nuestros gastos. De ahí la importancia de tener buen CFO o departamento financiero: nos permite actuar y tomar decisiones estratégicas para seguir creciendo.

Qué es el cashflow y por qué lo necesitas

Uno de los principales problemas de hacer un análisis contable es sincronizarlo con tu realidad financiera. Por eso, es importante que un emprendedor sepa qué tiene en la caja para poder tomar decisiones en el día a día. Quizás has oído que la herramienta para poder qué es el cashflow o flujo de caja. En este post te explicaremos qué es, cómo calcularlo y te dejamos una plantilla para que tú puedas calcularlo.

El cashflow es el indicador financiero básico de la liquidez de la empresa. Éste nos permite saber su estado real en un momento determinado del tiempo. Se mide a través de las entradas y salidas de efectivo que ocurren dentro de un periodo; y por eso podemos ver y analizar en detalle de la operativa de la misma.

Esta herramienta es esencial para poder tomar decisiones en la empresa. El cashflow muestra con claridad si hay algún problema con la liquidez o con la viabilidad del proyecto a corto plazo. Si el cashflow es negativo, la empresa no puede hacer frente a sus pagos. Por eso, tener controlado el flujo de caja es saber los meses que tenemos circulante disponible para afrontar la operativa de la empresa. Es decir, es vital para articular planes de financiación externa cuando haga falta y garantizar de esta manera la supervivencia del proyecto.

¿CÓMO SE CALCULA?

El cashflow tiene un cálculo muy sencillo: es el resultado de la suma de los ingresos y, a estos, se le restan todos los gastos. El poder de este cálculo reside en los puntos de vista que te puede llegar a dar. Aquí abajo desglosamos cada una de ellas para entender que nos dicen.

TIPOS DE CASH FLOWS

El cashflow lo puedes separar en 3 vistas diferentes. Así entendemos que ingresos y qué gastos de la empresa son producto de la operativa, de la inversión y de la financiación respectivamente.

FLUJO DE CAJA OPERACIONAL

En el flujo de caja operacional (o de explotación) vienen los ingresos ordinarios relacionados con la actividad directa de la empresa. Es decir, del día a día, principalmente de ventas, que son las que generan importantes flujos de efectivo. Este flujo de caja nos permite identificar los ingresos y costes que están asociados a la actividad económica de la empresa. Así, en un primer vistazo, determinamos si la empresa es rentable y si sobrevive gracias a su propia actividad.

FLUJO DE CAJA DE INVERSIÓN

El flujo de caja de inversión guarda relación con las entradas y salidas de dinero que tienen como objetivo el desarrollo de la empresa en términos de crecimiento, excluyendo de ello la operación regular. Sobre todo está relacionado con ingresos de inversión. Por ejemplo, si entra una ronda de financiación es calculado como caja de inversión. Es importante distinguir esto; ya que puedes ver comportamientos y entender, si un mes puntual hay un exceso de gastos, responden a la inversión.

FLUJO DE CAJA DE FINANCIAMIENTO

Finalmente, el flujo de caja de financiamiento proviene de las actividades que cambian el capital propio del negocio y las deudas asumidas. Es decir, de la diferencia entre las entradas y salidas de efectivo relacionadas con la financiación de la compañía.

Todos los tipos de cashflow se han de tener en cuenta ya todos afectan al estado de la empresa. Si bien es verdad que el de explotación o operación es el que mejor muestra el estado diario, es importante vigilar tanto la de inversión como de financiación. La sumatoria de los 3 cashflows al final del período es el cashflow real de la empresa.

PORQUÉ LO NECESITAS

Tener controlado el cashflow es una necesidad, ya que es una herramienta financiera básica. En primer lugar, vemos la salud financiera de la empresa. Podremos saber si somos capaces de cumplir con nuestros pagos, con nuestros proveedores o si tendremos exceso de caja.

Esto nos da margen para prever cualquier problema de liquidez y de revisarlo con el tiempo suficiente. Le da a la empresa la posibilidad de, con un tiempo prudente, buscar los caminos que sean más apropiados según su tipología para financiarse. Detectar estos problemas de manera temprana nos puede ayudar a solucionarlos antes de que suceda.

De la misma manera, nos sirve para analizar la viabilidad de inversiones y nos ayuda a entender de qué manera está creciendo el negocio.

En definitiva, el cashflow es un indicador la salud de una empresa, más allá de los resultados aparentes. Por eso es una herramienta esencial para anticiparse a los posibles problemas de liquidez y, consecuentemente, de viabilidad.

Si quieres saber en qué estado se encuentra tu empresa, te dejamos aquí abajo una plantilla para que tú puedas calcular tu cashflow.

Nueva llamada a la acción

CALENDARIO FISCAL: Qué ventajas fiscales tienen las startups.

En enero del 2015 entraron en rigor ciertos incentivos fiscales. Van orientados a las sociedades mercantiles de nueva creación. En este post vamos a aclarar la definición de esta y qué ventajas fiscales tienen las startups.

Como apunte, hay un régimen transitorio para las entidades de nueva creación constituidas entre el 2013 y 2014. Estas tributan según la escala reducida y los requisitos previstos en la normativa antes del 2015.

SOCIEDADES DE NUEVA CREACIÓN

Hay que distinguir entre las sociedades de nueva creación y de dimensión reducida. Varian en ciertas ventajas fiscales para startups.

Para que una sociedad sea de nueva creación implica que ha de ser de nueva actividad. Es decir, han de cumplir estos requisitos:

  1. Constitución. Es necesario que la entidad se haya constituido a partir del 2015. No tiene la consideración de entidad de nueva creación aquella que forme parte de un grupo mercantil. Con independencia de la residencia y de la obligación de formular cuentas anuales consolidadas.
  2. Actividad económica. La entidad debe iniciar el desarrollo de actividades económicas. Es decir, es necesario la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y de recursos humanos. O de uno de ambos con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios. Si la actividad es el arrendamiento de bienes inmuebles la existencia de actividad económica requiere que la entidad disponga de los medios personales mínimos exigidos.
No es aplicable el tipo reducido cuando:
  1. La actividad desarrollada fuera llevada a cabo por otras personas o sociedades.
  2. Que uno de los socios de la empresa hubiera ejercido actividad económica en el periodo anterior a la creación de la entidad. Contando la persona física en cuestión con una participación superior al 50% de forma directa o indirecta.

Una vez aclarada el concepto de nueva creación, vemos que aquellas entidades de nueva creación cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 10M€ en cómputo anual. También podrán aplicar los incentivos fiscales para entidades de reducida dimensión. A excepción de la reserva de nivelación. En empresas con impositivos más corto hay que hacer regla de tres.

  1. Duración inferior al año o la actividad se haya desarrollado durante un plazo inferior al año. El importe neto de la cifra de negocios se eleva al año. Como, por ejemplo, las pistas de esquí.
  2. El importe de la cifra de negocios es inferior al año, el importe neto de la cifra de negocios debe igualmente elevarse al año.

Para que hacienda considere que eres de reducida dimensión ha de pasar un ejercicio fiscal completo en la empresa. Cuando esto se cumple, puedes tener ciertos incentivos fiscales.

Nueva llamada a la acción

VENTAJAS

En los dos primeros ejercicios en el que la startup obtiene un resultado positivo, el tipo de gravamen del impuesto de sociedades se ve reducido de un 25% al 15%.

DEDUCCIONES

En cuanto a deducciones podemos destacar las deducciones por actividades I+D. Es habitual que al inicio de la actividad de una startup implique I+D, por lo que es importante tener en cuenta la existencia de esta.

Este tipo de ventaja se utiliza para incentivar la innovación tecnológica. Las empresas tienen la posibilidad de ahorrar parte de los gastos que producen las actividades de I+D+i, como los gastos de salarios, materiales, de equipo, entre otros.

Si quieres más información puedes encontrar más información en nuestra página web.

OBLIGACIONES

Aún así, hay ciertas obligaciones ficales que las startups han de cumplir. Se deberá tener para cumplimentar los trámites:

  • Firma electrónica.
  • Alta en la Seguridad Social.
  • Alta en el Registro de Actividades Económicas.
  • Realizar la declaración trimestral de IVA.
  • Presentación de las cuentas anuales.

Te dejamos aquí abajo el descargable con todos los incentivos fiscales para empresas de reducida dimensión para que veas cómo optimizar tu impuesto de sociedades. En los siguientes posts comentaremos las bonificaciones y las deducciones fiscales que hay para startups.

Si tienes alguna duda sobre las ventajas fiscales de las startups, pregúntanos sin compromiso; nuestro equipo de accounting estará encantado de atenderte.

Nueva llamada a la acción