Category: Venture Capital content

Family Office versus Venture Capital

Jordi Altimira
Partner & CEO

¿Qué es un Family Office?

Es una empresa de gestión patrimonial que invierte activos en nombre de individuos ricos o grupos de individuos ricos. Aunque los Family Office se remontan a la Florencia del siglo XV (durante el ascenso de los Médicis), ha habido una proliferación reciente del formato debido, principalmente, a la reciente explosión de la riqueza generada por la tecnología.

Los family offices unifamiliares se enfocan en administrar el patrimonio de una sola persona o familia. En cambio, los multifamiliares administran la riqueza de varias familias que unen su capital invertible para lograr un acuerdo de inversión más formal / institucional y cosechar economías de escala de costos.

¿En qué se diferencian de un Venture Capital?

Los Ventures Capital recaudan fondos con un ciclo de vida de 10 a 12 años y se enfocan exclusivamente en construir una cartera diversificada de múltiples empresas en etapa inicial. 

Los Family Offices, por otro lado, tienen capital “perenne” (capital paciente con una vida de fondo indefinida) y no tienen un horizonte de inversión.

Por otro lado, los Venture Capital compiten por acuerdos a través de relaciones públicas, marketing, comunicados de prensa, tamaños de fondos y noticias sobre empresas del portfolio; mientras que los Family Office valoran la discreción y la confidencialidad por encima de todo, independientemente de lo activos que tengan en sus inversiones.

Nueva llamada a la acción

¿Por qué captar fondos de un Family Office?

Los Family Office han sido una excelente manera de conectarse con empresarios, profesionales e individuos exitosos con perspectivas compartidas.

Si bien la mayoría de las empresas persiguen sin cesar firmas de capital riesgo, hemos tenido la suerte de colaborar con algunas oficinas familiares con objetivos compartidos. Compartiré algunas de estas ideas a continuación:

  1. Capital a largo plazo. Los Family Office están enfocados a la inversión a largo plazo. Existen para preservar, hacer crecer y transferir riqueza entre generaciones. Además, no adoptan un enfoque de “spray and pray” para invertir, sino que buscan oportunidades disruptivas y luego concentran los recursos en estas oportunidades.
  2. Mayor alineación entre fundadores y Family Office. Los fundadores se benefician enormemente del ADN empresarial de los fundadores de la mayoría de los Family Office, además de los conocimientos y las conexiones de la familia. Aquí es donde generalmente eclipsan a los VC. Con un enfoque quirúrgico, los Family Office brindan asesoramiento, introducciones estratégicas y capital más allá de la inversión en la etapa inicial; sin el drama y la agresión, porque cada trato se basa en una alta convicción.
  3. Socio estratégico en lugar de socio financiero. Esto significa hacer más que proporcionar capital. Al trabajar con una family office, las empresas en etapa inicial deben comprender el porqué de su existencia y estar preparadas para desarrollar e implementar un plan a largo plazo para ofrecer un valor duradero. Esto significa que la gestión y el buen gobierno deben ser una alta prioridad, por lo que muchos requieren un puesto en la junta. La empresa tendrá acceso a su red para brindar asesoramiento estratégico, inteligencia de mercado y otros beneficios tangibles que requieren un nivel de supervisión. Encontrar el equilibrio adecuado entre dar espacio al emprendedor para crecer y la necesidad de transparencia que requieren los Family Office es fundamental para que estas asociaciones tengan éxito.

El proceso de inversión de un Family Office

El proceso de inversión varía significativamente según la antigüedad, la experiencia y la madurez de la oficina, su administrador de inversiones y la dinámica idiosincrásica de la propia familia.

Más allá de las expectativas del noviazgo, otras dos idiosincrasias y las consecuencias asociadas tienden a prevalecer entre la mayoría de los Family Office. Estos dos comportamientos (que vale la pena informarte) son:

  1. Confidencialidad: Dado que los Family Office prefieren su privacidad, es posible que prefieran mantener los detalles de la inversión en secreto, con poco o ningún PR. Esta aversión a la publicidad tiene un costo para los emprendedores. Por un lado, es mucho más difícil crear un efecto de halo con el que atraer talento sin comunicados de prensa llamativos y pocos nombres de capital de riesgo.
  2. Integridad y comunicación: Un VC generalmente sabrá más sobre un sector, ciclo de mercado, panorama estratégico y disponibilidad de talento determinados que el family office promedio. Dicho esto, los Family Office siempre superarán a sus contrapartes de capital de riesgo como fuentes de capital “perenne” que estarán a su lado incluso en momentos de angustia, en la medida en que su estilo de comunicación, transparencia e integridad coincidan con los de ellos.

Nueva llamada a la acción

4 UTILIDADES DE LA “CAP TABLE”

Jordi Altimira
CEO y Partner

Cuando trabajamos las proyecciones financieras es necesario saber cuál es la estructura actual y futura de capital y prima de emisión de la compañía, y como está distribuida entre sus socios. Recordamos que hablamos de socios cuando hablamos en términos de Sociedad Limitada, aunque en una SA cambiamos “participaciones” por “acciones”). Es especialmente importante trabajar en escenarios de entrada de inversores, es decir, de emisión de nuevas participaciones u otros instrumentos de patrimonio.

La Cap Table (Capitalization Table) tiene una doble función, porque permite reflejar en todo momento la estructura de capital de la empresa (función de control) y también te permite analizar el impacto de movimientos futuros en los mismos (función de simulación).

ESTRUCTURA DE LA CAP TABLE

Las filas de la cap table tendrán dos grupos de información:

  1. Agrupación por tipología de instrumentos de patrimonio;
    • Participaciones ordinarias: Generalmente todas deberían ser de este tipo, por simplicidad. Hay algunos casos en los que se emiten participaciones con menores derechos políticos pero iguales derechos económicos (cuando al fundador le interesa tener mayor control del capital), o con iguales derechos políticos pero menores derechos económicos (interesa al inversor para maximizar su rentabilidad sin menoscabar el control del fundador).
    • Participaciones preferentes: Aquellas que tienen derechos preferentes sobre las participaciones ordinarias. 
    • Opciones: paquetes de participaciones en el capital reservados como mecanismo de retribución de empleados o de asesores. 
  2. Socio/Accionista de la Compañía que posee cada tipo de instrumento de patrimonio. Es decir, lo que viene a ser razón social, nombre y apellidos, en función de si se trata de una persona jurídica o física, respectivamente.

Nueva llamada a la acción

En las columnas se recogerá, para cada socio y tipo de instrumento, esta información:

  1. Ronda de inversión en la que se emitió el instrumento de patrimonio.
  2. Fechas: La de la inversión y la de desembolso efectivo.
  3. Importe en euros de la inversión.
  4. Precio por participación: Esta cantidad se puede descomponer en dos partes: en la parte del capital (el nominal reflejado en los estatutos sociales) y en la parte de prima de emisión. Se separa ya que, de esta forma, podemos determinar cuál es la valoración implícita de cada ronda.  En general, todas las participaciones que entren en una misma ronda deberían tener la misma valoración, pero puede haber casos en los que esto no se produzca. 
  5. Número de participaciones: Descomponer el número de participaciones por ronda, es decir, que haya una columna para cada ronda de inversión, luego se explica para qué.
  6. Porcentaje de participación a que da derecho cada participación emitida en cada ronda.

UTILIDAD DE LA CAP TABLE

Tener la cap table actualizada es una gran herramienta de control y simulación, y nos facilita el trabajo de elaboración de las proyecciones financieras. Por lo tanto, la cap table puede ser útil por sus funciones:

  1. Nos permite tener una foto de la situación actual de la estructura de capital de la compañía. En un momento, nos proporciona información sobre quién es el propietario de cada parte del capital, cuánto pagó y cuándo se incorporó.
  2. También podemos ver el impacto en la dilución de los fundadores ante diferentes escenarios de valoración en una ronda de inversión. De ahí el descomponer el número de participaciones por ronda: esto nos ayudará a enfocar las negociaciones con los inversores.
  3. Saber el impacto en la dilución de los fundadores al reservar paquetes de participaciones para empleados y asesores.
  4. Considerar el efecto en la dilución de nuevos inversores (y no sólo los fundadores), de acuerdos preferenciales con acreedores de préstamos participativos convertibles o con inversores en fases early stages (algunas incubadoras y aceleradoras se pueden reservar el derecho a entrar en segundas rondas, pero con una valoración con descuento sobre el valor post money de entrada de los nuevos inversores).

Esta herramienta de control y de simulación nos facilita el trabajo de elaboración de las proyecciones financieras. Además, es muy recomendable tener el cap table actualizado para que sirva en la gestión de las negociaciones con los inversores en las futuras rondas.

Nueva llamada a la acción

8 aspectos que un inversor exigirá a una startup

Jonatán Lara
CFO

Todo proyecto empresarial empieza por una idea vista como una oportunidad. La oportunidad convence para poner la idea en marcha gracias a que detecta su potencial y viabilidad, existiendo posibilidades de implementarla y estructurarla. Esto se describe en el Plan de Negocio, PdN o estudio de viabilidad, que debe detallar las características del producto/servicio, mercado, competidores y organización. 

El estudio de viabilidad será importante y el eje de la estrategia, será la tarjeta de presentación del proyecto. Antes de facilitar el PdN, al inversor hay que enviarle un Investor Deck (primer contacto que tienen un inversor sobre tu empresa) que debe ser claro y conciso, explicando brevemente: 

  • La propuesta, el problema y su solución (Unique Selling Proposition)
  • El mercado; tamaño, competencia y potencial de crecimiento 
  • Metas y objetivos a corto y a largo plazo
  • Necesidades de fondos
  • El equipo

Los inversores especializados y profesionales tienen la habilidad de identificar los puntos débiles o riesgos de los proyectos. El PdN debe transmitir la sensación de que los riesgos existen, pero son los inherentes a cualquier proceso emprendedor y no son exclusivos del nuestro. 

Nueva llamada a la acción

Aspectos a tener en cuenta

¿Qué aspectos del plan de negocio hay que trabajar con especial cuidado para convencer a los inversores? Hay una serie de características que los inversores tienen en cuenta a la hora de escoger si invertir en un proyecto:

  1. Calidad del equipo. Aquí radica en gran medida el éxito del proyecto. Los inversores invierten en compañías basándose en la confianza que el equipo gestor les transmite. La startup ha de ser atractiva, con un equipo comprometido y balanceado, es decir, con un equilibrio comercial, financiero, operativo… y con experiencia en el sector. Un buen equipo ha de demostrar sus habilidades analíticas, emocionales y de implementación del plan original e incluso cambiarlo o adaptarlo a nuevas situaciones. Ha de ser capaz de conocer sus fortalezas y debilidades al mismo tiempo que ha de tener una inquietud por lo que pasa a su alrededor; identificar oportunidades y amenazas del exterior.
  1. Innovación. El proyecto debe ofrecer elementos de innovación que los distinga de sus competidores, de modo que puedan ofrecer una propuesta de valor diferenciadora. Un conocimiento específico profundo de una industria ayudará a tener una ventaja competitiva. Una tecnología disruptiva y única aporta un valor diferenciador y ayuda a hacerse un hueco en el mercado. 
  1. El problema y la solución. Hay que identificar un problema real existente y una solución que el mercado comprará. Es el origen de la oportunidad que se está ofreciendo al inversor.
  1. Modelo de negocio. El mercado comprará el producto/ servicio mediante un modelo de negocio implementado escalable, factible y viable. El modelo de negocio (cómo ganar dinero) apoyado con una estrategia de comercialización ha de permitir crecimientos sostenibles a largo plazo. Cabe destacar que se debe buscar un inversor que se adecue a tu modelo de negocio ya que no cualquier inversor está dispuesto a invertir en tu empresa.  El Roadmap del proyecto va a ser un punto clave para marcarnos los principales hitos tecnológicos y comerciales requeridos por la startup para que esta no fracase. Este elemento sirve para establecer las etapas y los “timing” en la búsqueda de rondas de financiación para nuestro proyecto. 
  1. Plan financiero. Proyecciones financieras, objetivos a conseguir y expectativas. Se debe mostrar la necesidad financiera de la empresa y lo que van a lograr si consiguen la inversión que buscan. Es el análisis cuantitativo de la previsión de cuenta de explotación, balance y flujos de tesorería. 
  1. Time to Market. En muchos casos el éxito comercial de un producto o servicio no lo determina la calidad, ni la campaña de marketing ni el precio, si no el momento de estar presente para aprovechar la oportunidad del mercado. Tan importante es el poder llegar al mercado a tiempo como el no adelantarnos al mismo.
  1. Capital propio. Aportar capital propio demuestra el compromiso de los emprendedores con el proyecto porque apuestan a financiar las primeras etapas del proyecto con su propio dinero. Este capital ayuda a crear y construir un tejido de industria avanzada, por ese motivo, es fundamental tener suficiente caja para aguantar todo el proceso.  
  1. Retornos aceptables para el inversor. Uno de los objetivos últimos del inversor consiste en obtener una rentabilidad, y esta rentabilidad debe estar alineada con el riesgo que se asume, que en una startup será más elevado que en otros proyectos más consolidados. Estos retornos deben de estar ligados y demostrados en el plan financiero, para que el inversor tenga visibilidad de los números.

Conclusión

En el momento de encontrar a los inversores, la startup deberá mostrar niveles muy altos de pasión e involucración en el proyecto. Esto le permitirá transmitir el negocio y no solo el producto y explicar por qué la compañía será capaz de generar un crecimiento exponencial y cuáles son sus planes para conseguirlo. En fases muy tempranas, el 80% del valor de una startup está en el equipo y su capacidad de hacer posible la visión que sus miembros tienen en mente. Por ese motivo, el equipo deberá también evidenciar por qué es el mejor para ejecutar el plan. Compromiso, resiliencia, flexibilidad, ejecución y visión son los valores más importantes que ha de tener una startup según un inversor.

Podemos concluir que un proyecto se considerará bueno cuando este sea invertible, factible y viable. Un buen proyecto ha de tener un mercado claro, un equipo diverso formado por personas que no tengan un único perfil, debe de encontrarse en el momento adecuado y finalmente, este ha de ser escalable.

Nueva llamada a la acción

¿Qué porcentaje de mi startup debo ceder?

Jonatán Lara
CFO

Uno de los debates habituales con las startups que están preparando una ronda de financiación es qué porcentaje tienen que ceder a los inversores, es decir, cuánto diluirse en la ronda.

Es bastante común que el inversor no coincida con el porcentaje que el emprendedor tiene en mente. Si hay planeación previa, entonces es seguro que los argumentos del emprendedor serán sólidos pero no imbatibles. Es crucial hacer una valoración de la startup ya que es una realidad donde la estimación conlleva una buena cantidad de supuestos y por lo tanto encierra incertidumbres.

Valoración de la Startup

Saber cuánto vale la startup antes de la ronda de financiación es clave para fortalecer la relación entre el emprendedor y el inversor. Por ejemplo, si nos encontramos con una startup de menos de cinco años los métodos tradicionales de valoración no son confiables o no se pueden aplicar. Por lo tanto hay dos opciones viables: aplicar los descuentos de flujo de caja proyectando los resultados de los próximos años y estableciendo un valor presente, o por comparación con otras empresas similares.

Esta comparación se basa en un análisis exhaustivo, con características más cualitativas que cuantitativas, que permite inferir que “mi empresa” se parece a otra empresa ya existente de la cual se conoce información reportada en fuentes de consulta públicas de confianza.

Independientemente de la decisión del método de valoración a seguir, el emprendedor tiene que ser consciente de que el valor en moneda de la empresa está determinado por el porcentaje que esté dispuesto a ceder a los inversionistas, dinero con el cual la empresa tiene que crecer lo suficiente para lograr el objetivo trazado. 

En ocasiones se necesitan de siguientes rondas, y si el emprendedor no asegura el “combustible” para llegar a su próximo hito entonces simplemente no podrá convencer a ningún inversionista. Es interesante conocer el impacto de las rondas de financiación en el valor económico de la startup. Estos análisis permitirán ver escenarios de la dilución de los fundadores versus el aumento del valor de la empresa. 

Para hacer este análisis, habrá dos herramientas clave que ayudarán al respecto: el Cap Table o accionariado y el Road Map de rondas de inversión.

Nueva llamada a la acción

¿Qué porcentaje debo ceder?

Durante la fase Seed (Business Angels, Micro VC, VC), los expertos recomiendan ceder entre un 10% y 20% del valor de la empresa. El objetivo principal, es no perder el control de la startup.

Sin embargo, ceder un porcentaje superior al 20% (usualmente, fase Growth) bajo unos compromisos de recuperación de participación por cumplimiento de hitos es otra manera de encarar al inversionista. El inversionista sabe muy bien que el corazón del proyecto está en sus fundadores y que es precisamente esto lo que lo motivó a asumir riesgos en conjunto.

Una de las claves del asunto, es tomar las decisiones con un modelo de negocio claro, con unos criterios financieros sensatos y con conocimientos amplios del mercado. Tomes la decisión que tomes, es importante tener en cuenta que el verdadero juez es la ley de la oferta y demanda. No hay que perder de vista que lo bueno para el capital de la empresa no siempre es bueno para el negocio.

Paul Graham: <The Equity Equation>

Según un post de Paul Graham llamado «The Equity Equation» existe un método de valoración de la Startup para dar entrada a los inversores, empleados o advisors, en función del valor que aporten a la compañía. Este método no da el valor absoluto de la Startup en euros o dólares, sino el porcentaje que se le otorgará al tercero.

Este método considera la N como la fracción de la empresa que se le está cediendo al inversionista. Entonces, el “acuerdo” será genial si el emprendedor considera que con la intervención del inversionista los resultados de la empresa serán iguales o superiores al factor 1 / (1 – N).

Conclusión

La mejor respuesta del emprendedor es no encerrarse en una sola posición. Hay que escuchar al inversor, ya que tiene un punto de vista que aportar y que puede ser interesante para el empresario. Por ese motivo, es imprescindible conocer y comprender mucho mejor acerca de las distintas rondas de financiación que existen. 

Nueva llamada a la acción

Qué objetivos tener en cada ronda de inversión

Claudia Londoño
Desarrollo de negocio

Cuando nos planteamos hacer una ronda de financiación, como CEOs hemos de hacernos dos preguntas esenciales a la hora de levantar una ronda de inversión:

  1. ¿Para qué necesito el dinero? Es decir, qué objetivos pretendemos conseguir.
  2. ¿En qué se va a gastar este dinero? Es importante cuantificar la necesidad de financiación de la empresa, de manera que no tengamos que diluirnos excesivamente. 

Hoy nos vamos a centrar en los objetivos que ha de tener una startup dependiendo de la ronda de inversión en la que está.

RONDA DE INVERSIÓN 3F (FFF): Fase temprana

En la fase anterior al product/market fit la Startup estará centrada en determinar si existe un problema lo suficientemente importante como para que merezca la pena proponer una solución, en concreto, la suya. 

Por lo tanto el objetivo sería conseguir el producto/market fit:

  1. Desarrollar un producto mínimo viable 
  2. Realizar todos los test para validar la propuesta de valor
  3. Validar la segmentación de clientes
  4. Validar el problema/solución

La startup en este momento ha de desarrollar un producto mínimo viable (MVP), y realizar todos los test para validar sus hipótesis de propuesta de valor, de segmentación de clientes y la del problema/solución. 

Por eso, la continuidad de la startup dependerá de encontrar rápidamente el product/market fit, es decir, nuestra solución es tan buena que hace que nuestros clientes estén dispuestos a pagar por ella.

En esta fase es difícil levantar una ronda, e incluso conseguir que algún Business Angel invierta. Por lo tanto, la manera de captar inversión privada son las 3F (Family, Friends, and Fools)

Por lo tanto, el objetivo principal de las 3F en esta ronda es claro: encontrar el product/market fit de su servicio para, entonces, levantar una segunda ronda. 

Hay ciertas situaciones que son excepcionales, como la que con una 3F ya sea suficiente. Eso puede ocurrir porqué el emprendedor tiene dinero para autofinanciarse o porqué ha conseguido un product/market fit pronto, con un alto valor añadido que le ha permitido monetizar muy rápido con apenas estructura, permitiéndole escalar sin más dinero que el procedente de una ronda 3F o escalar financiandose a través de sus clientes o sus ventas. 

RONDA DE INVERSIÓN SEED

Cuando llegamos a este momento, la startup ya tiene un equipo de founders con roles equilibrados, ha encontrado un problema que vale la pena solucionar y una solución que el mercado está dispuesto a pagar. 

Por lo tanto, a partir de ahí, los objetivos de esta fase son:

  1. Validar los canales de captación
  2. Consolidar el equipo
  3. Desarrollar el producto

Todos estos objetivos son los pasos previos a conseguir el break even. Es decir, aún tenemos poca tracción, pero ya tenemos el modelo validado y estamos preparados para remontar el valle de la muerte. En este momento, los business angels entran en juego, y, si el proyecto es atractivo, se puede llegar a cerrar una ronda de 75k a 150k. 

El mayor reto en esta ronda es conseguir el break even. Pese a que hemos comentado anteriormente que hay excepciones, no suele ser habitual que los fundadores tengan la capacidad de reforzar el apoyo financiero de la empresa. Por ese motivo, los fundadores o la 3F solamente cubren parte de esta fase seed, y es necesario que los business angels complementen esta inversión.

Nueva llamada a la acción

SERIE A

En este punto hemos agotado cada casi toda la caja y ya hemos validado los canales de captación de clientes, así como desarrollado el producto en una buena dirección y complementado el equipo con perfiles planteados en la fase seed. Esto hace que las métricas de tracción crezcan adecuadamente y ya podemos empezar a buscar una serie A.

El perfil de inversor en esta parte de la curva de financiación son los VC (fondos de Venture Capital), los Super Angels o la co-inversión liderada.

Por lo tanto, los objetivos que nos hemos de plantear son los siguientes:

  1. Acelerar el crecimiento y escalar
  2. Conseguir el break even
  3. Y, consecuentemente, preparar la siguiente ronda, Serie B y sucesivas.

En esta fase pueden haber objetivos como la internacionalización, la compra de competidores o el desarrollo de otro producto o línea de negocio; aunque los objetivos más realistas y atractivos son los que hemos planteado.

¿Y DESPUÉS DE LA SERIE A?

Una vez ya hemos consolidado el equipo, validado el modelo de negocio y el desarrollo de producto, y en el mejor de los casos, escalado. Por eso, podemos aspirar a objetivos superiores:

  • Internacionalizar:
  • Nuevas líneas de negocio:
  • Intensificar el crecimiento orgánico
  • Y, en algunos sectores poco ágiles en la innovación, crecer de manera inorgánica adquiriendo competidores para ganar cuota de mercado.

También es cierto que en esta fase ya poco tendrán que ver con una startup: ya son empresas que han encontrado su modelo de negocio.

NO CUMPLIR OBJETIVOS EN LA RONDA: ¿QUÉ PASA?

No es tan relevante no cumplir los objetivos, sino la razón por la que se ha incumplido y que exista un plan de acción para cumplirlos. 

Si este plan de acción implica mayor inversión, es recomendable que se hable en primer lugar con los inversores actuales. Esto es porqué, en primer lugar, son los que han confiado en nosotros y porqué, en segundo lugar, les permites proteger su inversión.

Una vez ya has ofrecido la inversión a tus actuales socios, hay que abrir nuevos leads vinculando su perfil con los objetivos y fase de la startup en la que nos encontramos (3F, BA O VC). En este momento, se ha de defender todo lo que se ha logrado y construido hasta el momento, y el aprendizaje de los objetivos incumplidos. No es serio salir de ronda transmitiendo que has incumplido algunos (o todos) los objetivos y que quieres más dinero. Es serio contextualizarlo con lo positivo que has creado y las razones que hacen tu startup invertible. En este caso, el CEO demuestra resiliencia.

Tener todos estos puntos en consideración es importante para obtener una idea clara sobre la planificación de la ronda, la cual no debe ocupar menos del 50% del tiempo que implica el trabajo de levantar fondos en su conjunto.

Nueva llamada a la acción

Construye tu cap table: 5 tipos de inversores

Jordi Altimira
CEO y Partner

A lo largo de los años de haber invertido, hemos podido ir viendo diferentes tipos de inversores que forman parte del gobierno de algunas de nuestras participadas. Es especialmente importante a la hora de dejar entrar a un inversor en tu empresa saber qué tipo es y cómo gestionar a cada uno de ellos.

Por ello, cuando buscamos financiación privada es importante tener en cuenta qué carácter y qué valores tiene el inversor. Esto es porqué entrará en el proyecto a lo largo de todo el proyecto y formará parte de nuestro cap table (y con ello tendrá poder de decisión sobre nuestra empresa).

TIPOS DE INVERSORES

  1. Inversor vende-humo: Nos hemos encontrado a algunos clientes quiénes tienen inversores que justifican que a cambio de su mentoría, exige más equity. No es recomendable ceder equity (o más de la que ya has cedido) en una empresa por “consejos”. El dinero se inventó por no hacer trueques innecesarios.
  2. Inversor intervencionista: Este tipo de inversor suelen ser ejecutivos o grandes profesionales de multinacionales que deciden invertir en startups. Y, como en su trabajo, están acostumbrados a dirigir y dar órdenes. El trabajo de un inversor es estar allí, y guiar si hay dudas, no dirigir una empresa; ¡Por eso invertimos en una empresa y su equipo! Porqué creemos en su criterio.
  3. Inversor independiente: Este inversor te aporta capital y apoyo, pero no interfiere para nada en tu actividad. Aunque sea más distante, es importante mantener una relación cordial. Te da visión de métricas y aporta visión financiera.
  4. Inversor con recursos: Este tipo de inversor es tiene la capacidad de hacer follow-on en las siguientes rondas. Suele tener buena relación con todo el equipo y cree en la empresa y en el proyecto, y está dispuesto a ayudar a sacar el proyecto cuando está en dificultades.
  5. Inversor inteligente: También conocido como “Smart Money”; es un inversor que aporta más que dinero. Suele ser un perfil experto en alguna área de tu modelo de negocio o alguien que está muy posicionado en el mercado. Este inversor aporta “know-how”, contactos valiosos, experiencia y reputación (sobre todo para las siguientes rondas de inversión).

Nueva llamada a la acción

Este ejercicio es una simplificación de la realidad, y puede ser que tengáis (o os encontréis) un inversor que cumpla varias de estas características. Sea como sea, es importante estar atento a qué tipo de inversor va a entrar en tu empresa, ya que nos permitirá decidir si que nos interesa avanzar en el proceso de inversión o dejarlo.

Asimismo, es importante saber gestionar los tratos con los diferentes tipos de inversores, ya que puede ser relativamente fácil centrarnos en la relación con uno y deteriorar otras que puede interesarnos mucho mantener.

Si quieres saber qué más has de tener en cuenta en relación a la financiación privada, te dejamos aquí un artículo sobre las principales consideraciones a tener.

Nueva llamada a la acción

La situación del Venture Capital en Latinoamérica

Esta semana nos hemos reunido con Daniel Blandón, co-founder y managing partner de Simma Capital (Colombia); Sebastian Gonzalez, head del Venture Partnership Hispam de Wayra Capital (Chile); José García Herz, de Winnipeg Capital (Perú); y finalmente con Daniel Salvucci, partner en Draper Cygnus VC Fund en Argentina. En este webinar hemos aclarado la situación actual del Venture capital y las tendencias que tiene.

Hace 10 o 15 años el ecosistema inversor en Latinoamérica se centraba en PYMES y en hacerlas crecer, pero sin buscar el crecimiento explosivo de la escalabilidad de las startups tecnológicas.

Todos se muestran optimistas ante la situación y la evolución que está teniendo el ecosistema en los últimos años. Aun así, coinciden que pese al crecimiento que ha experimentado estos últimos años, aún queda trabajo por hacer. Como indicaba Daniel Blandon, la tendencia es muy similar en Latam. “Para ejemplificar la magnitud de la diferencia de la que partimos: en Colombia, del 2011 al 2016, en Venture Capital se invirtió el mismo promedio de lo que se invierte en EEUU en 2 horas”. Coinciden que el avance es mucho y se hace rápidamente, y que hay buenas oportunidades.

“Estamos en un momento muy interesante. Tenemos el reto y la responsabilidad de subir un poco el nivel. Hay aprendizajes, y hay cosas que no podemos hacer más: tanto de parte de los emprendedores como de los inversores.” Comentaba Daniel Salvucci. Sebastian Gonzalez agregaba que “se necesita educar y profesionalizar más a las personas que se van a incorporar al ecosistema”.

EL PRINCIPAL RETO

Latam está desarrollándose, con los retos que esto implica. A pesar de que el ecosistema va creciendo en inversores y recursos, la velocidad de crecimiento no es igual en los inversores que en los emprendedores.

Apuntan a que los fondos se han de profesionalizar, e intentar llegar a cubrir estadios más avanzados en la curva de financiación. Sebastian Gonzales indicaba que “es una industria que ha ido creciendo, pero todavía hay muchos estadios de financiación que no llegamos: hay gaps de series B para adelante. Esto hace que muchas startups no lleguen a convertirse en scaleups”. Añade que, dado este gap, las empresas han de internacionalizarse de manera rápida.

TODOS LOS JUGADORES APORTAN

En el ecosistema cuentan con Venture Capital corporativos, que están invirtiendo fuerte. Sebastián González destacaba su papel, ya que “estos pueden ayudar a dar la vuelta a la balanza, ya que invierten de manera directa y pueden participar con tickets mucho más grandes sin necesidad de estructurar un fondo o una tesis de inversión, porque el balance sheet lo permite”.

Además, también entra en la ecuación otros players como Europa o EEUU. Ambos están tomando muchas oportunidades y cada vez están invirtiendo más. “Ya no solo se quedan en una serie A, y esto hace desarrollar un efecto positivo: un eco en la industria” comenta Daniel Blandon. “Pero vemos un reto: esa oportunidad de ir a un fondo extranjero genera muchas veces una desigualdad dentro del ecosistema. Por un lado, están los emprendedores que tienen las conexiones de llegar fuera. Pero, por otro lado, está el emprendedor local  que puede ser igual de bueno o mejor, pero al no tener esas conexiones, se quedan fuera de la capacidad de levantar recursos y desarrollar su ecosistema.”

Nueva llamada a la acción

UNA VENTANA AL MUNDO

Asimismo, coinciden que, a pesar de que la industria complementa una visión de tecnología global con la intención de resolver problemas locales, estas soluciones pueden ser a nivel global. “Tenemos a nuestro emprendimiento mirando solucionar problemas locales, pero estos son muy parecidos a los de India, Tailandia o Indonesia. Ahí hay un potencial muy grande: es una parte del mundo en el que no estamos integrados. Ese es un reto que creo que nos falta como sistema en general.”

Daniel Salvucci añade que España puede ser un buen punto de pivote para que las startups españolas y latinoamericanas se acerquen un poco a esas regiones. Asimismo, Sebastián González aclara que es importante “entender el juego del Venture Capital como un juego global, no local. La pregunta real no es si estamos creciendo bien, sino cómo podemos crecer más rápido en volúmenes de transacciones y en la cantidad de estas”.

También añade que, para acercarse a nivel global, aún hay que trabajar mucho en educar a los family office, corporativos y otras instituciones de cashflow “que pueden ser interesantes, pero tienen un mindset tradicional en términos de inversión. Hemos de romper barreras culturales”.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Todos los fondos comparten los criterios de buscar proyectos rentables, factibles y escalables, con un gran foco en el equipo. “Aunque suene cliché, el 80% de la decisión está en el equipo emprendedor” comentaba Daniel Salvucci. “Buscamos líderes, y valoramos que tengan tracción de talento: que tengan la capacidad atraer talento”.

Él mismo aclaraba que era importante (y relacionándolo con la educación del sector) saber si tu proyecto es para Venture Capital a la hora de ir a pedirles financiación. “Vemos en muchas primeras conversaciones o cold emails, la gran mayoría de proyectos no son para el Venture Capital. Diría que, como sugerencia, nosotros pensamos en términos de oportunidades: tiene que haber un mercado realmente grade: ¡Enorme! Nosotros esperamos potencialmente (con poca probabilidad) multiplicar por 100 el valor de la valoración.”

Por otro lado, Daniel Blandon explica que ellos valoran mucho que los emprendedores hayan hecho una Due Dilligence de el fondo: “Ves que el emprendedor sabe perfectamente con quién está hablando porque te ha estudiado: no te ha enviado un email masivo”. También valoran el valor que puede aportar al proyecto y que aspiraciones de futuro tiene el equipo.

LOS PROYECTOS DE VENTURE CAPITAL

Coinciden que el tipo de empresa lo marca un poco el ecosistema. Al no haber tanto dinero disponible, no es tan fácil andar de ronda en ronda. Daniel Blandon añadía en esa línea que “Por nuestra propia cultura, también nos lleva a que seamos un poquito más conservadores en ese sentido y no busquemos escalar, crecer, probar y equivocarnos más. Creo que es algo que tenemos que ir aprendiendo de los otros ecosistemas para llegar a esos tamaños y potenciales”.

Asimismo, aclaraba que el inversor latinoamericano también ha de cambiar el mindset: “Vemos que es más nervioso cuando ve que el burnrate empieza a ser muy alto y el runway muy corto. Digamos que no tiene esa paciencia. El ecosistema ha de aprender a que ha de tomar esos riesgos y perder dinero. Hay inversores que dejan de invertir tras perder dos veces y perdemos un  inversionista ángel potencialmente muy bueno”.

Daniel Salvucci agrega que “es una industria que no mira el downside, y solo el upside. No importa lo que pierdas, importa que ganas por mucho. Es un cambio mental muy complejo para generaciones.”

Sebastián enlazaba este concepto con la época de transición actual que está viviendo el continente ahora. “Es muy difícil, pero hemos de intentar identificar el mindset del emprendedor. A mi juicio, estamos ante un unicor mindset o un pymecorn mindset: y es clave para que las aspiraciones de las empresas se cumplan”.

“Hemos de hacer entender que ajustar el Venture capital, porqué hay muy pocas compañías y emprendedores para el Venture Capital” aclaraba Daniel Salvucci de nuevo. “Una buena startup es como los Chicago Bulls de los años 80 y 90 con Michael Jordan, Dennis Rodman, Scottie Pippen y el coach Phil: toda esa combinación. Nosotros seguimos impulsando este tipo de proyectos.”

Para concluir, todos creen que hay un potencial tremendo en el continente. Hay muchas oportunidades y problemas para solucionar, y creen que España puede hacer de puente entre Hispanoamérica y Europa.

Y como último consejo para startups españolas que quieran ir a Latam: “La puerta de entrada es clave para tu éxito. Has de escoger el mejor mercado para ti, ya sea Argentina, Perú o Colombia.” Nos decía Daniel Blandon. “Yo no me atrevo a decir cuál es el mejor lugar” finalizaba.

Lo que es indudable es el crecimiento y potencial que tiene el ecosistema de Venture Capital en Latinoamérica. “Es un reto en sí, pero eso es lo que permite esa oportunidad hoy, y siempre”.

Nueva llamada a la acción

Dilución: Qué es y cómo me puede afectar como inversor

Jose Muñoz
Analista financiero

Cuando una startup amplia capital, el concepto de dilución le sigue muy de cerca. Este término hace referencia a la disminución del porcentaje de “ownership” o acciones de los socios de una empresa a causa de la ampliación de capital.

Para analizar en qué consiste, primero aclarar dos conceptos fundamentales cuando hablamos de rondas de financiación: la valoración premoney y la valoración postmoney. La valoración premoney es simplemente la valoración previa de la startup a la ampliación de capital. En cambio, la valoración postmoney consiste en la suma de la valoración premoney y la cantidad que han aportado los inversores.

¿CÓMO SE CALCULA?

Para calcular la dilución en sí, basta con recalcular los porcentajes de acciones que posee cada uno teniendo en cuenta ambas valoraciones, es decir, el postmoney y el valor que entra.

Pongamos un ejemplo: hay 4 socios con un premoney de 400.000€ y hay una ampliación de 100.000€, haciendo una valoración postmoney de 500.000€. Por lo tanto, al inicio cada socio poseía el 25% de las acciones, pero ahora el inversor ha conseguido captar un 20% del valor de la empresa.

¿Qué pasa con los porcentajes de los socios? Hay un 20% de las acciones que ya no les pertenecen: se han diluido. Para ser más precisos, realmente tienen el mismo número de participaciones, pero al haber más acciones emitidas el porcentaje es menor. Cada socio ha visto como su propiedad se ha visto reducida proporcionalmente, perdiendo un 5% cada uno. Ahora cada uno tiene una propiedad o “ownership” del 20%.

¿ES BUENA LA DILUCIÓN?

Ahora bien, aunque sea lo que todo fundador tema, ¿Es mala la dilución? Y la respuesta es: depende. Cómo todo: Si el beneficio de diluirte es mucho mayor que la pérdida de la propiedad es buena.

Aun así, hay que poner estrategia. Sabemos que la media de empresas tecnológicas europeas se venden, cómo máximo, por 50 millones de euros (puedes ver todas las conclusiones que resumimos sobre el State of European Tech).

Al inicio, se recomienda que no haya demasiados socios fundadores (con 2 o 3 es más que suficiente) y, cuando vamos a buscar financiación a los FFF (y no, no es nuestro podcast Finanzas Frente a Frente; nos referimos a los Family, Friends and Fools) intentar no ceder demasiadas participaciones.

Nueva llamada a la acción

UTILIDAD

La dilución, por tanto, forma parte de la evolución natural de la empresa, ya que, para que el proyecto salga adelante, es muy probable que necesite alguna ronda alguna vez en el caso de que quieras un crecimiento muy rápido. En el caso de negocios rentables con CFO>0 (cashflow operativo positivo), se pueden autofinanciar el crecimiento de manera orgánica con la caja que generan.

Dependiendo de la fase en la que se encuentra la startup tendrá una dilución u otra, pues cada empresa crece en tamaño de una forma proporcional al valor que es capaz de aportar al mercado. Esto se ve reflejado en el cab table, que es el documento que refleja la estructura de capital de la compañía.

Al inicio, es habitual que el equipo fundador tenga entorno el 80-90% de acciones. A media que la empresa va avanzando y demuestre que es capaz de escalar, la situación óptima es algo más del 60-70%, con su correcta distribución.

Por ello, se recomienda ceder en cada ronda entre un 10 o 15%, aunque puede variar dependiendo de la industria.

La pérdida de control sobre la startup, es un debate todavía existente, pues el carácter positivo o negativo que genera es, en muchas ocasiones, ambiguo.

En primer lugar, la empresa ve incrementado su valor. Si bien, como hemos mencionado antes, los fundadores pierden poder en la empresa, suele ocurrir que sus participaciones tienen más valor que antes, ya que la valoración postmoney es mayor.

Y lo mismo para los inversores: el hecho de la ampliación de capital (en el caso de que no quieran aportar más capital) hará que, pese a verse reducidas (no se reducen de manera absoluta, pero si de manera relativa al haber más) , sus participaciones sean más valiosas, y consecuentemente, el dinero que no se utilice para mantener ese porcentaje de “ownership” puede invertirse en otras empresas.  De esta manera, pueden diversificar el riesgo.

La gran desventaja suele ser que el equipo fundador, al ver su poder de decisión tan reducido, pierdan la motivación al no tener incentivos. Es interesante mantener al equipo fundador hasta  el final, al igual que es importante que los intereses de los inversores y el equipo fundador estén alineados. La manera de que se mantengan en el puesto es que el coste de oportunidad sea menor al valor de su “ownership”.

PACTO ANTI-DILUCIÓN

Hay algunos fundadores que en el pacto de socios incluyen una cláusula anti-dilución. Esta cláusula sirve para evitar que la startup haga una ampliación de capital a una valoración menor, incentivando la creación de valor a los fundadores ya que así la valoración augmente también. Los VC se quieren protegerse ante el riesgo de que la empresa levante más rondas cuando esté mal. De esta manera, evitan que se diluyan enormemente y la pérdida de control sobre la empresa, aunque hay muchos profesionales que no lo encuentran lo más recomendable.

Por lo tanto, la dilución es una parte lógica y natural del crecimiento de las startups y, si se hace adecuadamente, la principal consecuencia es que aumente la valoración de la startup. De esta manera, las participaciones de los inversores y fundadores también se verán beneficiadas.

Nueva llamada a la acción

Cómo escoger a tu inversor: 8 claves a tener en cuenta

Mireia Canut
Directora Adjunta del CEO

Cuando empiezan, muchos emprendedores valoran la posibilidad de financiarse con capital privado. Suelen buscar en ambientes más familiares, como los FFF, es decir, se suelen encontrar inversores nada o poco profesionales. Es importante que saber cómo escoger a tu inversor, ya que puede marcar la diferencia.

Esto hace que, a no ser que la startup esté empezando en entornos de aceleración o incubación profesionales, hay algunos conocimientos acerca de la inversión que pueden desconocer. Y esto puede dar paso a aceptar inversores que pueden perjudicar el crecimiento de la empresa.

Siempre decimos que es importante escoger tanto el equipo como cómo cubrir tu necesidad de financiación para sacar el máximo beneficio; y eso incluye de quién te vas a rodear en este viaje. Por lo tanto, has de aprender a decir “no” a inversores para poder tener un cap table que te ayude a tirar la Startup adelante, más que dificultar su crecimiento.

Falta de química

El viaje de emprender es uno complicado, y el inversor te acompañará a lo largo de éste. Si no hay afinidad entre vosotros, es mejor no hacerlo. Es importante guiarte por el instinto y buscar ese entendimiento a la hora de escoger a tu inversor.

Cobrar por los consejos

El inversor, cuando invierte, tiene un objetivo claro. Y para defender a la startup, este va a aportar propuestas sobre desarrollo de producto, finanzas, comercialización o marketing. Es decir, forma parte de su trabajo implícito en la inversión. Por lo tanto, no tiene sentido que un inversor cobre por ello: tu ya estás pagando con equity.

El día a día

Cuando un inversor quiere coger un rol específico en la gestión del día a día, no debéis aceptar su participación. No recomendamos esto, ya que cuando un inversor invierte, lo hace al modelo de negocio y al equipo. Si se quiere implicar en la gestión, es porque no confía en el equipo, así que es el propio inversor quién no debería invertir.

Pacto de socios: La letra pequeña

Se ha de prestar mucha atención a cláusulas como la liquidación precedente, la antidilución o el vesting. Si no hay más remedio, lo tendréis que aceptar, pero procurad buscar fortalezas en la negociación para evitar este tipo de pactos.

Más adelante comentaremos en otro post qué condiciones son abusivas y cuales has de procurar evitar.

Nueva llamada a la acción

Experiencia

Como hemos comentado, escoger inversor es casi tan importante como escoger equipo. Por eso, has de investigar al inversor a fondo: su experiencia en el mundo de las startups (tipos de compañías, exits, track record…), experiencia profesional (laboral, empresarial, sectorial, …) e incluso experiencia personal (ver qué tipo de persona es, preguntar a vuestro entorno). Es muy relevante saber qué persona le vais a dar la oportunidad de participar y saber si es la persona adecuada.

Salidas

Cuando un inversor decide invertir, es porque éste ve clara su salida (precisamente ese es el criterio de decisión entre invertir o no). Esto se suele traducir en cláusulas como la de derecho de arrastre (drag along) y derecho de acompañamiento (tag along) en los pactos de socios. Pero no recomendamos que el emprendedor se comprometa a dar liquidez al inversor en un hipotético plazo y con una rentabilidad determinada para facilitar la salida. La inversión en Startups es una inversión de riesgo y como tal, el inversor debe asumirlo. Si pide esta cláusula de protección, está garantizando una inversión de forma alejada del propio espíritu inversión: eso significa que o no tiene experiencia en invertir en startups o tiene mala fe. En ambos casos, son motivos suficientes para no aceptar la inversión.

Prioriza el “Smart Money”

Si se da la situación, es preferible aceptar a inversores que te aporten más que dinero: da acceso a talento, contactos, experiencia sectorial, networking clave… Para los emprendedores, es interesante contar con este tipo de conocimiento y apoyo. No significa que se diga “no” a quién no aporte, pero ayuda más al éxito del proyecto y al cierre de otras rondas si el dinero que entra es “Smart Money”.

Valoraciones demasiado bajas

Cuando un inversor valora muy por debajo la startup en fases muy tempranas, los emprendedores pueden llegarse a diluir en porcentajes superiores al 20%-25%. Esto está poniendo en riesgo mantener la mayoría en las siguientes rondas y esto afectará al desarrollo del proyecto, ya que, como hemos comentado muchas veces antes, el equipo fundados puede desmotivarse.

Cualquiera de estas razones es suficientemente buena para rechazar la entrada de un inversor. Estas situaciones pueden llegar a perjudicar la continuidad del proyecto, aunque aporten dinero; ya que pueden perjudicar el Cap Table.

Ten en cuenta estas condiciones a la hora de escoger a tu inversor: puede marcar la diferencia.

Nueva llamada a la acción

Las tendencias de inversión europea en Startups según Crane Venture Partners, Creandum y Breega

“El martes 8 de septiembre se reunieron los fondos de inversión europeos Crane Venture Partners, Breega y Creandum para comparar y mirar las tendencias de inversión europea entre los diferentes países”.

Según el diario Expansión, el capital riesgo en España sigue más activo que nunca. Todo gracias a que el sector cuenta con una liquidez en máximos históricos, con más de 1.000 millones para invertir. Estas cifras hacen que haya un optimismo generalizado dentro del ecosistema; con perspectivas de que los buenos proyectos sigan captando capital con cierta normalidad.

El martes 8 de septiembre se reunieron varios fondos europeos para valorar las sensaciones a nivel de inversión dentro de Europa y de España. Organizado por Upbizor, participaron Megan Reynolds, inversora en Crane Venture Partners; Ben Marrel, Founder & Managing partner en Breega; y finalmente, Peter Specht, director de Creandum.

PRIMERAS SENSACIONES

Las diferentes reacciones del Venture Capital a lo largo de Europa varían dependiendo del país y la situación. Peter Specht resumía la situación: “Al inicio, al haber un grado tan alto de incertidumbre, quizás vimos alguna ronda que no se hizo; pero desde entonces se ha normalizado la situación bastante rápido.”

Aún así, las compañías que han estado negativamente afectadas por la pandemia no pueden mostrar unas métricas normales. Peter intuye que “habrá menos rondas este año y menos empresas fundadas. En Alemania y en Suecia no será muy distinta la situación.”

Megan Reynolds, al estar en un mercado muy específico, comentó la subida interés en los softwares de empresa. Debido a la digitalización que ha habido, comentaba Megan, ha visto una subida de interés en el mercado de los softwares de empresa consecuentemente, una subida de capital invertido.

Por otro lado, Ben Marrel con un porfolio más internacional, ha visto un comportamiento muy distinto entre el ecosistema francés y el ecosistema inglés. Esto es debido a las diferentes políticas fiscales. Por ejemplo, el gobierno francés al invertir mucho capital en las startups, ha hecho que estén menos diluidas y “bastante baratas”. “Si ahora es un buen momento, ¿Por qué esperar a septiembre?”. Aún así opina que uno de los países que más está sufriendo es España, ya que el “dealflow” no ha cambiado mucho a lo largo de los meses. Aún así, asegura que los Venture capital invertirán España, sobre todo si eres parte de la solución. Y concreta: “Una de las grandes diferencias entre las crisis anteriores es que la tecnología puede ser parte de la solución”.

Comenta que, a nivel global, la inversión europea está lejos de los países tech como Israel y EEUU. Por lo tanto, a largo plazo no hay razones para creer que el nivel de inversión en tecnología se verá reducido.

ESPAÑA EN EL PUNTO DE MIRA

El ecosistema emprendedor español está llegando a un nivel de madurez nivelándose con los otros países europeos. Se está viendo más dinero en las fases iniciales y la mayoría de las ciudades relevantes han tenido al menos una oleada de grandes empresas y algunos exits bastante buenos. “Invertiremos seguro” nos reconocía Megan. “De hecho, cerramos nuestra segunda inversión en España justo cuando el COVID empezó. Cada vez veremos una distribución del talento mayor a lo largo de España. Estamos atentos a cualquier movimiento de España.”

Por otro lado, destacaban los hubs que hay en este país que mejoran la calidad del sector. Coinciden que cuantos más exits y cuantas más rondas sucedan, avivarán el sector. Aún así Peter observaba: “España aún esta madurando, pero se está poniendo al día: los elementos fundamentales están en su lugar.”

Lo que está claro es que, pese a las dificultades evidentes, todos están atentos y mirando activamente en invertir. Ben lleva ya varios años invirtiendo en España y nos decía que “no hay ninguna razón por la que cambiar eso. Tenemos ganas de volver y ver qué oportunidades hay. Estamos muy contentos de apoyar a los fundadores y ayudarles a crecer.”

CON GANAS DE FUTURO

Pese a las dificultades del momento, los tres inversores ven con optimismo los futuros meses en el ecosistema español. Ben comentaba que ellos quieren quedarse más en España e invertir en las primeras fases, y añadía: “Emprendedores, solo queda arremangarse y hacer que suceda”.

De la misma manera, Peter reconocía que el ecosistema español era de los que más había prosperado en los últimos años en Europa, y que esta tendencia se iba a mantener a lo largo del tiempo. “Tenemos muchas ganas de pasar más tiempo en España, no solo por el tiempo, sino por las fantásticos emprendedores que hay. Estamos deseando verlo”.

Finalmente, Megan acababa el webinar con la reflexión sobre la inversión europea: “Creo que vamos a ver esta búsqueda de compañías globales siendo creadas a lo largo de Europa. Y dónde antes había campeones locales, ahora estamos viendo ganadores globales”.

Nueva llamada a la acción