Category: Financiación Bancaria

Todo lo relacionado con la financiación bancaria: cuando es necesaria, qué productos hay, tips para startups y financiación bancaria…

Préstamos para jóvenes emprendedores

Cada vez se habla más de los jóvenes emprendedores; estos jóvenes que, una vez acabados sus estudios y salen al mercado laboral, deciden emprender y crear un proyecto innovador (y con un alto componente tecnológico, por ejemplo). Por ello, el mercado pone a su disposición varios préstamos para jóvenes emprendedores.

Hace una semana hablábamos con Nacho Rivera, cofundador de Blue Banana Brand, sobre su experiencia emprendiendo mientras estudiaba (puedes escuchar el podcast aquí). Él y Juan, su socio, han construido una gran empresa antes de los 25, cómo también lo hicieron Óscar Pierre (cofundador de Glovo) o Inés Arroyo, fundadora de la marca Laagam.

Debido a los perfiles muy jóvenes con apenas experiencia laboral, las entidades financieras tradicionales son reacias a financiar este tipo de proyectos dado el gran riesgo que conllevan. Y, en el caso de que accedan a ceder el dinero, siempre va a costa de garantías personales para respaldar que se cumpla la obligación de devolver el pago.

Aún así, también es cierto que en el mercado hay cada vez más opciones. Por eso, te presentamos algunas opciones a las que pueden optar los jóvenes emprendedores:

LÍNEA ENISA PARA JÓVENES EMPRENDEDORES

ENISA tiene una línea de financiación con el objetivo de aportar a empresas o startups de recién constitución creadas por jóvenes para abordar las inversiones que necesita para crecer. Está orientada a su fase inicial.

Esta línea de financiación se orienta empresas recién constituidas (con menos de 2 años) y con la condición de que sus fundadores no superen los 40 años. De la misma manera, los importes de esta línea pueden oscilar entre los 25.000€ y los 75.000€.

ENISA ofrece unas condiciones muy favorables con respecto a cualquier préstamo obtenido por los organismos clásicos, pero para que te concedan esta línea has de tener un modelo de negocio innovador con claras ventajas competitivas. Además, el sector inmobiliario y financiero están excluidos.

PRÉSTAMOS PARA MUJERES EMPRENDEDORAS

En el caso de los equipos que estén formados en su mayoría por mujeres, se puede acudir al Instituto de la Mujer, que pertenece al Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igual. Cuentan con diferentes líneas de financiación con condiciones especiales para tal fin, y a través de su plataforma web se puede obtener más información acerca de estas ayudas.

PRÉSTAMOS INJUVE

El INJUVE o el Instituto de la Juventud de España es un organismo autónomo español que, desde el año 20211, está adscrito al Ministerio de Sanidad y se ocupa de promover actuaciones en favor de los jóvenes.

Este organismo tiene tres objetivos muy claros. En primer lugar, promover la igualdad de oportunidades entre los jóvenes; en segundo lugar, impulsar la colaboración con el resto de departamentos ministeriales y administraciones públicas; y finalmente, facilitar la participación eficaz y libre de la juventud en el desarrollo.

Dentro de la plataforma podemos encontrar diferentes becas y ayudas al emprendimiento, como las Ayudas al emprendimiento femenino y creación de empresas por mujeres ofrecido por la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España. Tiene dos líneas:

  1. Nueva actividad empresarial con alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o en la mutualidad del colegio profesional correspondiente y en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) de mujeres desempleadas.
  2. Financiación de los gastos directos necesarios para la puesta en marcha de la nueva actividad empresarial.

El presupuesto total de la convocatoria es de 200.000€, con una cuantía de 600€ por solicitud en el caso de la línea 1, y un máximo de 2.000€ en el caso de la línea 2.

Estas son algunas de los préstamos para jóvenes emprendedores que el mercado y el Estado español pone a su disposición.

Microcréditos para empresas

Mireia Canut
Directora adjunta del CEO

Los microcréditos son una modalidad de financiación que se caracteriza para prestar cantidades reducidas para impulsar proyectos a corto y medio plazo. Asimismo, están enfocados a emprendedores que carecen del capital necesario o a solucionar imprevistos de las economías familiares.

Esta manera de financiarse es bastante utilizado en perfiles con un bajo nivel de recursos, ya que no pueden cumplir con los requisitos que la banca tradicional les puede llegar a exigir.

Si estás dudando entre diferentes maneras de financiar tu startup, te dejamos el post sobre todas las opciones que tienes para empezar.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

Este mecanismo de financiación tiene un máximo de 25.000€ y suele ser atractiva ya que no requiere ninguna garantía personal. Ahora bien, esto es porqué los proyectos a financiar han de ser de calidad y con una alta viabilidad. Por ello, se hará un estudio del perfil de los solicitantes y de su relación con el sector de actividad del proyecto.

Además, la amortización del capital depende de cada proyecto, y puede ser tanto a corto como a medio plazo. También, la tasa de interés máxima no es la misma que la créditos de consumo.

CONSIGUE UN MICROCRÉDITO

Cualquiera que cumpla las características puede solicitar esta versión de microcrédito, desde autónomos, emprendedores con poca capacidad económica, pequeños empresarios y hasta personas en situación de desempleo.

Tan solo hay que ir a las entidades que ofrezcan este servicio, siendo la mayoría de entidades financieras y bancarias una opción. Además, también hay entidades públicas (como el ICO) que ofrecen este tipo de línea.

VENTAJAS

Los microcréditos han conseguido dinamizar ciertos sectores económicos gracias a permitir el desarrollo de proyectos, que sin este de financiación no sería posible. Éstos son una operación financiera distinta que hace tener ciertas ventajas:

  • Puedes acceder a ellos sin contar con un historial crediticio. Dependiendo de la entidad, algunas pueden asignarte un microcrédito sin haber tenido experiencia previa en el sector financiero.
  • Ausencia de garantías: Esta característica hace que un mayor número de propuestas puedan solicitar esta operación.
  • Garantiza el acceso en condiciones de igualdad (independientemente de la escala social): Esto provoca que os microcréditos suelen ser solicitados por perfiles con reducido nivel de recursos económicos, ya no tienen garantías suficientes para acceder al sistema bancario tradicional.
  • Plazos de carencia: Es habitual que los microcréditos tengas períodos de carencia (en la que sólo se amortizan intereses). De esta manera, se facilita la puesta en marcha del negocio.

Sin embargo, queremos recordar que, aunque tenga unas condiciones especiales y favorables, sigue siendo un crédito, es decir, tiene unas exigencias. En otras palabras, el dinero tendrá que ser devuelto a un tipo de interés y un plazo determinado.

Si quieres conocer qué tipo de financiación te pueden ofrecer las entidades bancarias, te dejamos aquí un post sobre el préstamo bancario.

Conoce todo sobre las líneas ICO

A la hora de financiar tu empresa, es vital que tengas claro que necesidad estás cubriendo. Por eso, cuando necesitas liquidez, una de las opciones que recomendamos son las líneas de crédito ICO.

Este tipo de líneas están a nivel nacional y, aunque sean de procedencia pública, se han de tramitar por las entidades bancarias adscritas al Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Por eso las entidades bancarias son las se encargan de la tramitación, la concesión y análisis, por lo que, si se quiere solicitar esta línea, se ha de acudir a una sucursal bancaria que figure en el listado de su página web.

Si bien es cierto que no es una opción fácil de conseguir debido a que su aprobación ha de pasar por un comité de riesgos al igual que cualquier operación financiera, las líneas ICO son una gran opción para financiar tu necesidad de circulante.

LÍNEAS DE FINANCIACIÓN

A día de hoy existen siete líneas de financiación ICO: cuatro nacionales, es decir, para financiar inversión y actividades relacionados con la actividad en España; y la internacional, para financiar la internacionalización de tu empresa o financiar la actividad exportadora.

LÍNEAS NACIONALES

ICO Empresas y Emprendedores

Dirigida a entidades públicas y privadas y también a autónomos que presenten proyectos de inversión dentro del territorio nacional, independientemente de si son residentes en España o en el extranjero, para cubrir necesidades de liquidez o gastos.

También pueden acceder particulares y comunidades de propietarios que deseen rehabilitar su vivienda o edificio.

Tiene un importe máximo por cliente de 12,5 millones (en una o varias operaciones), con un plazo de amortización de 1 a 20 años con hasta 3 años de carencia.

ICO Garantía SGR/SAECA

Este también va dirigida a autónomos, emprendedores y todo tipo de empresas que quieran hacer una inversión o financiar una actividad tanto dentro como fuera del territorio nacional, pero con la particularidad de que necesitan un aval de la Sociedad de Garantía Reciproca (SGR) o de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA).

ICO Crédito Comercial

Esta línea va dirigida, de nuevo, a autónomos, emprendedores y empresas con domicilio social que deseen obtener liquidez mediante el anticipo de facturas, o cubrir los costes de producción de un producto que se venda en España.

ICO Red.es Acelera

En este caso, va orientado a los beneficiarios de ayudas de las convocatorias por Red.es, y te financia hasta el 100% del importe máximo a financiar que figure en la resolución de ayudas de Red.es.

LÍNEAS INTERNACIONALES

ICO Internacional

Consta de dos tramos:

Tramo I de Inversión: dirigido a empresas y entidades públicas y privadas españolas, con domicilio nacional o extranjero (pero deben contar con una mayoría de capital español)

Tramo II Exportadores Medio y Largo Plazo: dirigido a concesión de crédito, suministrador, comprador y financiación complementaria a empresas.

ICO Exportadores

Es parecida a la línea de crédito comercial: va dirigida a autónomos, emprendedores y empresas con domicilio social en España que deseen obtener liquidez mediante el anticipo de facturas procedentes de su actividad exportadora; o cubrir costes a causa de una exportación.

ICO Canal Internacional

Cuenta con dos tramos:

Para inversión y liquidez: Autónomos y empresas tanto privadas como públicas, sin importar si no están domiciliadas en España (han de tener mínimo un 30% de capital de empresa española) y quieran financiar tu actividad o inversión en el extranjero.

Exportación a Medio y Largo Plazo: Empresas con domicilio social en España o fuera de España “con interés español” que vendan o adquieran bienes o servicios con aplazamiento de pago y necesiten solicitar un crédito suministrados, comprador o financiación complementaria a empresa. Este se puede solicitar a través de una entidad financiera internacional o local con la que ICO tenga un acuerdo.

Si quieres saber más sobre las diferentes opciones de financiación no dilusiva para financiar tu crecimiento, puedes encontrarlos aquí.

financiación bancaria
Préstamos rápidos

Francisca Muñoz
Account Manager

Quizás has oído hablar de los préstamos rápidos como opción a financiar tu circulante, y así conseguir liquidez. En los últimos años han ganado visibilidad, no solo por el auge de las nuevas tecnologías e internet, sino por las exigencias que requerían los bancos.

Si estás dudando entre las diferentes opciones que tienes para financiar los inicios de tu startup, te dejamos aquí un post en el que explicamos las diferentes opciones que tienes.

¿Qué son los préstamos rápidos?

Estos préstamos son un tipo de financiación que solicitan tanto particulares como empresas a través de plataformas online. Se le llaman rápidos ya que, al ser todo online, tanto la tramitación como el tiempo de respuesta es inmediata. Esta es una de las grandes diferencias con las entidades bancarias tradicionales: al eliminar las barreras burocráticas, la respuesta de concisión es en apenas unos minutos y hace que solicitar un préstamo sea a tiempo real.

VENTAJAS

Esta liquidez de las empresas tiene diferentes ventajas, a parte de la velocidad de respuesta

POCA BUROCRACIA

Para poder solicitar un préstamo rápido, tan solo hay que subir la documentación necesaria y enviarla digitalmente. Por lo tanto, todo el proceso burocrático que siguen las entidades bancarias se hace en apenas unos minutos.

PERSONALIZACIÓN

Otra ventaja de este tipo de préstamos es la flexibilidad que estos ofrecen. Es decir, en función de los datos y las causas que facilite quienes solicitan el préstamo, se ofrecen unas condiciones de devolución.

ESCOGER AL MEJOR POSTOR

Esta es otra ventaja que te ofrece el hecho de que sea online. A raíz del aumento de la popularidad de este tipo de empresas, se han creado plataformas para comparar qué empresas ofrecen las mejores condiciones. De esta manera, el usuario tiene mucho poder de decisión sobre cuál se adapta mejor a sus necesidades y qué servicio le compensa más contratar.

CUOTAS BAJAS

Por lo general, los préstamos rápidos son de un importe reducido, con lo que las cuotas a pagar no suelen ser demasiado altas. De esta manera, afrontar el pago es algo mucho más sencillo que puede hacer que sea extraño que haya complicaciones.

Aun así, aunque hay que tener en cuenta las desventajas.

DESVENTAJAS

IMPORTES PEQUEÑOS

A tratarse de cantidades que se han de devolver en un período de tiempo corto, no suelen ser cantidades grandes. Por lo tanto, es más para cubrir una necesidad puntual de circulante, no para financiar tu crecimiento.

OJO CON LOS INTERESES

Si bien es cierto que son más ágiles que las entidades bancarias, tienen unos intereses mucho más elevados que las que éstas ofrecen. En algunos casos incluso pueden duplicar o triplicar esta cantidad. De la misma manera, si se produce algún impago, las comisiones que se te cargan suelen ser muy elevadas. Asimismo, tampoco son flexibles a la hora de renegociar si hay alguna falta de pago, pues ya les interesa cobrar las comisiones.

Además, también te pueden cargar por terminar con el préstamo antes de tiempo, por lo que siempre es recomendable leer muy bien la letra pequeña.

PRESIÓN DE IMPAGOS

Si no pagas alguno de los préstamos rápidos solicitados, suelen llevarte rápidamente a un listado de morosos, que luego resulta muy difícil asumir la deuda y hacer los trámites para salir de él.

Es indudable el auge de estas plataformas como alternativa a la concesión de los préstamos bancarios, pero se ha de ser consciente de las limitaciones que pueden suponer. En cualquier caso, hay muchas alternativas para financiar tu necesidad de circulante más rentables a largo plazo, por lo que es adecuado buscar todas las posibilidades.

Préstamo bancario: Lo que debes saber

El préstamo bancario es una de las opciones que pueden tener los emprendedores cuando tienen un proyecto más avanzado, ya que al inicio existem mejores opciones (puedes encontrar un post sobre todos los tipos de financiación aquí). Por ese motivo, explicaremos qué es y cuándo acceder a este tipo de financiación.

¿QUÉ ES UN PRÉSTAMO BANCARIO?

Un préstamo bancario es aquella operación financiera en la que participan dos partes: el prestamista (quién da el dinero) y el prestatario (persona física o jurídica que lo recibe). Las condiciones de esta operación, es decir, la cantidad de dinero a prestar y el tipo de interés aplicado, serán establecidos desde el primer momento con un compromiso de devolución, normalmente ante un notario, en un tiempo determinado.

Si quieres conocer los diferentes tipos de préstamos que existen, te dejamos un listado aquí.

QUÉ FINALIDAD TIENE

Normalmente este dinero va destinado a comprar algún bien o servicio concreto. En el caso de las empresas, siempre recomendamos que este dinero se utilice para cubrir algún gasto extraordinario relacionado con el circulante o para cubrir períodos de falta de liquidez.

Aún así, también se puede solicitar para inversión. Esto va relacionado con el corto y largo plazo. Deberás solicitar un préstamos a corto plazo para algo extraordinario (como hemos comentado), pero también podemos solicitar un préstamos para invertir en capital en la compra de algún bien/servicio que me va a dar un retorno futro.

En el caso de las empresas, puede haber varios motivos por los que se quiera solicitar financiación bancaria, tales como:

  • Compra de maquinaria.
  • Compra de elementos de transporte.
  • Reparaciones y rehabilitaciones de espacios de trabajo.
  • Compra de equipos informáticos.
  • Contratación de servicios especializados con la actividad ordinaria.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA

Antes de solicitar un crédito, es importante que se tengan en cuenta las siguientes claves:

Tipo de interés a pagar

El tipo de interés es el precio que cobrará la entidad por conceder la operación. A la hora de solicitar el préstamo, se debe presentar especial atención a la TAE, no solo al tipo de interés.

¿Qué es la TAE?

La TAE (Tasa Anual Equivalente) es un cálculo que incluye el interés nominal junto a todas aquellas comisiones que se vayan a aplicar al préstamo. Por eso nos hemos de fijar porque, aunque una operación tenga el interés nominal bajo, esta puede ir cargada de comisiones, haciendo que el préstamo no salga rentable.

Así que un préstamo con un interés nominal del 3% no siempre es mejor que otro del 5%, ya que el primero puede estar lleno de comisiones.

Garantías y avales

Dependiendo del tipo de préstamo, te pedirán unas garantías del cobro u otras. Por ejemplo, el aval que te exige un préstamo hipotecario, es el bien real que se hipoteca. Por lo tanto, si no se cumple la obligación de pago, el bien pasará a ser propiedad de la entidad bancaria.

Los avales de préstamos personales o al consumo se basan en los bienes presentes y futuros que tenga el solicitante. Esto no solo implica un mayor riesgo para el solicitante, sino que también para la entidad bancaria; y por eso, estos préstamos suelen tener tipos de interés más altos que los hipotecarios y tiempos de amortización más cortos.

PROCESO DE SOLICITUD

Para poder solicitar estos préstamos, las entidades realizan un estudio de viabilidad sobre el riesgo de la operación, con el objetivo de decidir si se concede o no el préstamo.

Para ello, hay que entregar toda la documentación asociada: DNI, IRPF, Declaración de la renta, declaración del IVA, presupuesto que muestre los costes del bien o servicios a adquirir, histórico de otros préstamos, Cuentas Anuales presentadas al Registro Mercantil, entre otros.

Cuando la entidad bancaria concede la operación, se le entrega al prestatario de una oferta vinculante en la que se concretan todas las condiciones aplicables a la misma. En cuanto al plazo de devolución, en el caso adquirir bienes, es clave que la duración de la operación no supere la vida útil del bien que se compra.

Mireia Canut

Directora Adjunta CEO

Confirming: qué es y cómo funciona

El confirming es un sistema de gestión de pagos a proveedores; es decir, permite adelantar el pago de tus facturas antes de llegar a la fecha de vencimiento pactada. Esta herramienta bancaria nos permitirá financiar nuestro circulante, y autofinanciarnos con nuestro ciclo de caja.

Por ejemplo, si eres una empresa de producto que tiene numerosos pagos a proveedores día a día, el confirming es una solución para conseguir mayor fluidez de caja, además de permitirte permite ahorrar los gastos administrativos de los pagos.

CÓMO FUNCIONA

El proceso es sencillo: el cliente contrata el servicio de confirming con una entidad financiera para pagar a la empresa proveedora. La entidad adelanta el dinero a cambio de unos intereses y comisiones de gestión.

Partes implicadas

 Estos tres actores que intervienen en la cooperación son:

  • Empresa que emite el confirming (el cliente del servicio), es decir, el solicitante de los servicios de la entidad financiera en donde existe una necesidad de optimizar el pago de sus proveedores. 
  • La entidad de crédito que ofrece el servicio para gestionar el pago de los recibos de la empresa que necesita disponer del sistema de pago de confirming.
  • Proveedores que reciben el pago de la empresa, el cual se beneficia del confirming adelantando el pago para disponer de mayor liquidez.

Proceso

El proceso es el siguiente: 

  1. Una empresa recibe una factura de su proveedor.
  1. La empresa le comunica a la entidad de crédito que le ofrece este servicio los datos de la factura y la aprobación de pago.
  1. El proveedor recibe un aviso de parte de la entidad financiera, en el que se le comunica que puede aceptar el cobro de la factura anticipadamente o esperar hasta el vencimiento de ésta.

Si el proveedor acepta el anticipo:

  1.  Una entidad de crédito pacta con la empresa que ha contratado el confirming el tipo de interés.
  1. La entidad financiera hace llegar un contrato al proveedor para que este decida qué cobro de facturas desea anticipar. 
  1. Esta empresa puede realizar el pago de este adelanto tanto en efectivo, en cheque o por transferencia. 

Si el proveedor decide esperar hasta el vencimiento:

     4.  El proveedor recibe el cobro de la factura en la fecha de vencimiento a su domicilio.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Cliente (empresa que contrata este servicio)

Esta forma de pago-cobro tiene ventajas para el cliente de este servicio. Como hemos comentado antes, permite ahorrar gastos de administración de pagos. Además, el cliente gana capacidad de negociación con los proveedores, ya que éstos saben que tendrán financiación garantizada. No sólo se pueden beneficiarse de descuentos por pronto pago, sino que mejorará su reputación ante los proveedores.

Asimismo, también es una manera de asegurar que los proveedores tengan mejor salud financiera. Eso significará para nosotros que nuestra cadena de producción no parará por falta de solvencia de nuestros proveedores. Además, estos intereses y comisiones son gastos financieros deducibles en el impuesto de sociedades, con lo que nos da más liquidez.

De la misma manera, supone unos inconvenientes para el cliente que debe asumir, como el compromiso derivado de las compras cuando se quiera recurrir a este método. Asimismo, el confirming hace renunciar al cliente otros métodos de pago. 

Proveedor

Las ventajas para el proveedor, en cambio, son más evidentes. Les permite aumentar su liquidez y anticipar el cobro, facilitando la gestión de tesorería. También le da la posibilidad de decidir la opción de pago. A causa de tener esta liquidez, el proveedor tiene una mayor capacidad de endeudamiento. 

En cambio, también existen inconvenientes para los proveedores. Este sistema suele suponer una comisión elevada: sólo las empresas que operen en la zona euro pueden aceptar estas operaciones y, además, suele suponer una costumbre en la cual el cliente es el que notifica el pago, en lugar del proveedor.

Entidad financiera

Por último, las ventajas para la entidad financiera son numerosas. Primero, al ser contratada para ofrecer este servicio por una empresa, la entidad de crédito se puede dar a conocer a través de los proveedores. Además, al ofrecer este servicio de crédito haciendo de intermediario, incrementa su cuenta de resultados. Al tratarse de un cobro casi asegurado, la entidad proporciona una sensación de tranquilidad que después puede utilizar para contactar con los proveedores a nivel comercial.

Por otra parte, también dispone de desventajas para la entidad de crédito. Entre ellas, tienen la dificultad de la comunicación para informar del pago ya que deben hacerse por carta postal. También debemos sumar el coste financiero que supone este anticipo de pago para la entidad, ya que puede suponer un riesgo de impago. 

TIPOS DE CONFIRMING

Para terminar de saber todo sobre un confirming, debemos profundizar un poco más en sus dos tipos de contrato. Se diferencian en función del riesgo de impago de las facturas y de quién lo asuma.

Tenemos el confirming con recurso. En este caso, el proveedor asume parte de las responsabilidades de un impago. En cambio, el confirming sin recurso; el riesgo de impago se traslada 100% a la entidad financiera, por lo que el proveedor no asume ningún riesgo.

Por lo tanto, el confirming es un servicio que nos dota de liquidez y de prevención de situaciones de impagos. Por lo tanto, nos permite financiar nuestro circulante, ya que mantenemos caja.

Diferencia entre crédito y préstamo

Los términos préstamo y crédito son muy utilizados de forma habitual en cualquier ámbito financiero. Sin embargo, se utilizan indistintamente como si su significado fuera el mismo. Aunque se refieran a una deuda con una entidad. Esto es porqué la finalidad y estructura de éstos son distintas.

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN?

De una manera general, podemos decir que cualquiera de las dos operaciones implica una obligación de pago al beneficiario. Que este tendrá que devolver dicho dinero en un período de tiempo determinado.

También coincide en que la cantidad prestada, las comisiones y los tipos de interés se pactan antes de la firma. Asimismo, ambas operaciones son formalizadas ante la presencia de un fedatario público, como un notario.

DIFERENCIAS ENTRE UN PRÉSTAMO Y UN CRÉDITO

Ahora bien: ¿Qué les diferencia?. Principalmente el objeto de la financiación y la estructura de la operación.

Operaciones de préstamo

Un préstamo consiste en un acuerdo entre uno o más beneficiarios y una entidad financiera después de que ésta haya hecho un estudio de viabilidad. Se le concede una cantidad de dinero determinada para un objetivo concreto. Su devolución es a través de cuotas del mismo importe con periodicidad mensual o trimestral. Además, estas cuotas incluirán una parte de amortización de capital. Otra de intereses que serán calculados sobre el total del préstamo.

La finalidad de los préstamos suele ser para adquirir algún bien inmobiliario o mobiliario (un coche, una casa, un local, terrenos…). La ventaja de este instrumento es que podemos saber de antemano el precio de coste. Ya que el importe del préstamo se ajustará a esto.

Cuenta de crédito

Por otro lado, las cuentas de créditos suelen ir a financiar las operaciones de circulante y gastos imprevistos. De esta manera la empresa puede seguir con su actividad. Esta es la razón por la que las empresas suelan solicitarlo más que los particulares.

Su funcionamiento es distinto. La entidad pone a la disposición del solicitante una cantidad de dinero previamente acordado durante un período de tiempo establecido (que suele ser de un año). Es parecido a una cuenta corriente, ya que este dinero siempre está disponible para el beneficiario.

Una de las principales ventajas que tienen las cuentas de créditos es que solo pagas intereses por el dinero que utilizas y no por el concedido. Además, se trata de una sucesión de reintegros e ingresos. Así que lo mejor es que cuando la empresa disponga de liquidez, reponga el saldo retirado. De esta manera, siempre tendrá la totalidad del dinero disponible en caso de necesitarlo.

Otra ventaja es que es un instrumento que depende mucho de la relación entre el banco y la empresa, con lo que, si la relación ha sido buena y sin incidencias, la entidad puede renovar y ampliar el límite de la póliza un año más.

Si bien es cierto que sólo se pagan intereses por la cantidad utilizada, existe una comisión de no disponibilidad que cubre el gasto de la entidad bancaria por poner los fondos a libre disposición del beneficiario.

¿CUÁL ME CONVIENE?

Por lo tanto, para diferenciar entre préstamo y crédito, todo dependerá de qué quieres financiar, durante cuánto tiempo y de cuántos costes estas dispuesto a asumir

Es decir, si necesitamos los fondos para la compra de un bien, es recomendable escoger el préstamo. Mientras que, si queremos circulante, la cuenta de crédito es la mejor opción.

De la misma manera, los préstamos suelen tener mayor tiempo que una operación de crédito (ya que esta última, como hemos mencionado, tiene una duración de un año).

Y, finalmente, pese a que ambas supongan un coste, el beneficiario ha de evaluar si se quiere ir restituyendo el capital en el caso de la cuenta de crédito, o si se van pagando cuotas periódicas con sus intereses.

Conseguir financiación sin aval

Una duda frecuente entre los emprendedores cuando ven la necesidad de liquidez es cómo conseguir financiación sin aval. Cuando necesitamos este dinero para empezar, desarrollar o consolidar nuestro negocio, no sabemos bien por empezar.

Como bien es sabido, las entidades bancarias suelen exigir unas condiciones bastante rígidas a la hora de conceder algún crédito. Una de estas, suele ser que te pidan garantías; es decir, un aval para garantizar que se cumpla con la obligación del crédito. Por este motivo, muchas operaciones acaban sin hacerse.

Aun así, hay muchas alternativas con menos requisitos y con mayor flexibilidad; existen más opciones de acceder a una operación de crédito sin la necesidad de ninguna garantía adicional.

MICROCRÉDITOS

Esta alternativa nos la ofrecen diferentes entidades: tanto las bancarias como financieras, así como también algunos organismos oficiales. Estos tipos de microcréditos tienen condiciones especiales como la ausencia de comisiones, flexibilidad en los plazos, tipos de interés reducidos…

Para acceder a ellos, hay que fijarse en las condiciones, requisitos y perfil de proyecto que exigen. Esto es porqué la entidad quién estudiará nuestra viabilidad y capacidad de devolución.

Si bien es cierto que en los últimos años se han reducido este tipo de operaciones, la clave está en ofrecer un buen plan de negocio que demuestre la viabilidad y el potencial del proyecto.

AYUDAS Y SUBVENCIONES ESTATALES

Esta opción cubre todos los programas tanto a nivel nacional como de nuestra Comunidad Autónoma. Éstas ofrecen ayudas y facilidades para financiar el crecimiento de nuestro proyecto.  Este tipo de créditos suelen tener buenas condiciones y ausencia de avales; razón por la que muchos emprendedores buscan este tipo de financiación.

Como siempre recomendamos, si optamos por esta opción, que nos informemos acerca de las ayudas y de las subvenciones para ver si encajan con nuestro proyecto.

CROWDFUNDING

Otra alternativa son las plataformas web de Crowdfunding. Este tipo de plataformas te permite gestionar una campaña de captación de fondos para nuestros productos. Por ejemplo, Kickstarter ayuda a financiar diferentes proyectos antes de lanzarlos al mercado.

La misma web te permite gestionar todo: los objetivos del proyecto, los principios, la cantidad que buscas para conseguirlo y ofrecer recompensas a quienes decidan apoyar.

Lo bueno de este sector es el crecimiento internacional que está experimentando y la especialización en los diferentes sectores que hay; ya que se pueden encontrar todo tipo de proyectos creativos.

Siempre decimos que es importante valorar cuál es la mejor manera de conseguir financiación sin aval. Encontrar la mejor manera para solventar eficientemente la necesidad que se tiene es esencial para tu salud financiera.

Qué condiciones mínimas requieren los productos bancarios

Después de conocer qué posibilidades tenemos y cómo podemos cubrir nuestras necesidades, es importante cumplir las condiciones mínimas que requieren los productos bancarios.

Debemos tener en cuenta que no todos los proyectos invertibles son financiables, y viceversa. El hecho que nuestra startup haya levantado una ronda de inversión, no significa que el banco nos dará dinero de inmediato, ya que primero tendremos que demostrar una serie de requisitos, empezando por definir nuestra necesidad financiera.

Si tenemos clara nuestra necesidad, podremos entender qué tipo de producto se adapta mejor a nuestro momento de caja, sin tener que recurrir a las garantías personales, un recurso muy común que utilizan los bancos para disminuir el riesgo con startups.

HABLAD EL MISMO IDIOMA

En primer lugar, y como ya hemos comentado, es importante hablar el mismo idioma que el banco. Eso significa ofrecerles una información clara y estructurada para que vean que hay coherencia en la financiación solicitada.

Teniendo en cuenta que una startups no tiene un gran histórico, el banco no puede obtener información en base a los ejercicios anteriores. También son conscientes que la mayoría de las startups presentan muy poca o nula facturación y pérdidas. Por ese motivo, para el análisis de una startup se centrará en evaluar el futuro del proyecto.  

En concreto, nos evaluaran todo lo relacionado con el proyecto; y eso incluye el equipo emprendedor, el modelo de ingreso, el producto, los clientes y el objetivo general de la empresa; entre otros factores. Esto es debido a que necesitan ver algo más que los 3.000€ de fondos propios. Ya nos lo decía Elena García, BStartup Advisor del Banco Sabadell, “Las ideas no se financian, los proyectos sí”.

Como emprendedores, debemos ser transparentes y explicar la realidad de la empresa. Es preferible comentarlo desde el principio, que no que lo encuentren con los mecanismos de rating internos.

También, debe haber una coherencia entre la financiación que se está pidiendo y la inversión que se ha realizado en la empresa. Es decir, entre los fondos propios actuales y la facturación actual o futura.

REQUISITOS MÍNIMOS

FONDOS PROPIOS NEGATIVOS

Siempre analizan caso por caso. Pero la principal barrera para acceder a esta financiación bancaria es tener los fondos propios negativos.

Aunque el balance muestra una foto financiera puntual y fija, un banco no podrá financiar nunca a una empresa con fondos propios negativos. Esto es debido a que, desde un punto de vista contable, esta empresa se encuentra en quiebra técnica.

Al final saben que son las pérdidas acumuladas que se han comido el capital puesto. Pero para el banco es necesario empezar con una nueva ronda. O situar a la empresa con otra foto.

Si el proyecto es consistente, no es necesaria la aportación de garantías personales. Sin embargo, hay momentos muy iniciales donde es inevitable que pidan garantías para avalar un préstamo a largo plazo. Con un alto riesgo para el banco.

LA CONFIANZA SE GANA

“Las prisas no gustan y menos si no conoces.”

También recomendamos no esperar a tener una necesidad de liquidez para llamar a la puerta de los bancos. Ya que la relación con estos se basa en la confianza generada. Como ya hemos comentado, ésta se construye gracias al trato personal con el gestor y con las cifras que presenta la empresa a través de los movimientos diarios.

Además, que una empresa no tenga riesgo con un banco no significa que sea cliente para el banco. Muchas startups han empezado a tener financiación bancaria ahora durante la pandemia, debido a que las rondas de financiación se han visto afectadas. Por eso, los bancos quieren acompañar a las empresas ya conocen y están tratando el día a día. Están dispuestos a apoyar a aquellas que están creciendo y necesitan más financiación.

Si ya conocemos qué condiciones mínimas requieren, solo falta planificar y estructurar tu foto financiera en coherencia con el producto financiero que cubrirá nuestra necesidad financiera.

Prestamo bancario
Control de finanzas
Qué producto bancario escoger

Una vez que ya sabemos que la financiación bancaria puede ser para las startups, hemos de analizar nuestras necesidades y momento de caja para saber qué producto bancario escoger para ayudarnos a resolver nuestras necesidades.

¿QUÉ BUSCAS?

En este punto, hay que diferenciar entre inversión y financiación. Pese a que los dos conceptos suponen un recurso financiero para la empresa, el objetivo de cada uno es diferente. No es lo mismo el capital que entra en forma de equity, con un inversor detrás con vistas a recuperar su dinero a largo plazo con un multiplicador. Que el dinero que presta un banco, cuyo objetivo principal es que este sea devuelto con un interés. Mientras que el inversor se centra en el multiplicador, el banco se centra en la devolución del dinero.

Una vez sepas que buscas, podrás seleccionar que productos te pueden ir mejor para ti. Desde Upbizor, nos centramos en financiar el crecimiento. Es decir, siempre recomendamos ir al banco a buscar financiación no dilutiva.

CONÓCETE

Otro concepto clave para entender cuándo puede entrar un banco a ayudarme en mis finanzas y con qué producto, es entendiendo en qué momento de caja se encuentra la startup.

Desde la curva inicial del ciclo de caja (conocida como el “valle de la muerte”) entenderemos que el inicio debe ser financiado por las FFF (Family, Friends, Fools). Complementadas por una cuarta: los Founders. El banco necesita unos mínimos para acceder a darte la financiación.

Dependiendo del destino de la financiación, la forma de devolución y el conocimiento, deberemos tomar un producto bancario y otro.

 “Los bancos quieren entender de donde viene la startup y hacia dónde va.”

Como bien comentamos, no supone el mismo riesgo para el banco un producto a largo plazo, relacionado con una inversión que va a generar un retorno en un tiempo. Que un producto a corto plazo, que ayudará a mejorar las necesidades de liquidez que pueda tener la startup en su día a día.

 Es simple: gracias a que el banco puede seguir las operaciones de la empresa, el riesgo es menor.

QUÉ PRODUCTO BANCARIO ESCOGER

Dicho esto, es importante conocer los diferentes productos financieros que nos pueden ofrecer los bancos.

Operativa de la empresa

Para financiar el día a día de la empresa, existen las siguientes líneas:

  • Tarjeta de crédito: La cuenta de crédito nos permite solucionar los problemas de liquidez más inmediatas. Se recomienda utilizarlo para solucionar necesidades puntuales y específicas. Pero no para financiar bien material o mobiliario. Como comprar un vehículo o local comercial. Existen otras alternativas de financiación más adecuadas.
  • Líneas de crédito: Es una de las cuentas de crédito más utilizada. Son unas líneas de circulante que autorizan una cantidad de dinero para que se pueda usar para el gap entre cobro y pago que tenga una empresa o para pagar gastos comunes, como los pagos de nóminas o proveedores, entre otros

Proyecto de inversión

  • Préstamo a largo plazo: Este instrumento es un tipo de crédito que ha de devolverse en más de un año y, dependiendo de las características, se suele requerir un aval. Hay algunas líneas que están avaladas por instituciones públicas, como la línea ICO Inversión. Por ese motivo, son líneas que  solemos recomendar ya que son de gran ayuda para las startups. Si queréis más información, la podéis encontrar aquí.
  • Factoring: Es un instrumento del corto plazo, y va dirigido a cualquier empresa. Este instrumento te permite adelantar el efectivo de tus facturas, y así obtener liquidez. Es decir, tú contratas este instrumento con la empresa factor, y ellos te adelantan la deuda de tu cliente. A partir de entonces, la empresa factor gestiona toda la operación de cobro. El contrato entre el cedente y la compañía factor se realiza gracias a una evaluación, que determinará el límite máximo de crédito y el precio del servicio.
  • Confirming: Es la misma función que el factoring, pero para proveedores. Esta financiación a corto plazo está basado en la gestión de los pagos de una empresa cliente a sus proveedores. Es decir, esta herramienta permite al proveedor la posibilidad de cobrar facturas de manera anticipada.
  • Leasing: Es un contrato mediante el cual una empresa le cede a otra el uso de un bien mueble o inmueble durante un período de tiempo determinado a cambio de unas cuotas periódicas. Al final del contrato, hay la opción de compra del bien en cuestión.
  • Renting: Es un contrato de alquiler a largo plazo sin la posibilidad de adquirir ese bien al final del contrato. A cambio de unas cuotas mensuales, puedes utilizar un bien (como vehículos o equipos informáticos) además de una serie de servicios. Si eres autónomo, te podrás deducir hasta el 100% de estos importen en tu declaración del IRPF.
  • Internacional: También se ha de valorar las condiciones de las transferencias internacionales que surgen gracias a la importación o exportación de la empresa. Los bancos permiten que sean rápidas, seguras y a un interés bajo.
  • Pasarelas de pagos (o TPV Virtual, es decir, Terminal Punto de Venta Virtual): Es la forma de pago que implementan todos los comercios digitales, es decir, proporciona el servicio de pago telemático al cliente a través de internet. Por lo tanto, las pasarelas de pago es el dispositivo y tecnología que ayudan en la gestión de las ventas de un comercio.

Si te has quedado con alguna duda, puedes contactar con alguno de nuestro asesores para saber qué producto bancario escoger. Es clave tener una buena planificación financiera para ser lo más eficiente posible; y de esta manera llegar a la cima con la mínima dilución posible.