claudia@upbizor.com +34 93 832 87 77
Tendencias que se imponen como modelos de éxito en las organizaciones

Tendencias que se imponen como modelos de éxito en las organizaciones

Los modelos de organización robusta y vertical en las empresas están mandados a recoger, sobre todo para empresas en fases de desarrollo, esto debido a la ineficiencia de costos de gestión y en la atención al cliente. Por ello las empresas tienden a migrar a la utilización de ciertas estrategias que permiten una gestión más eficiente de los recursos. A continuación presentamos algunas tendencias en los cambios de modelos empresariales:

La generalización de la nube, el Software libre y la movilidad, conciben modelos de organizaciones que carecen de base física, en donde los trabajadores pueden desarrollar su labor desde cualquier parte del planeta a través de una conexión a Internet. Lo que permite cada vez más estructuras mucho más abiertas, flexibles y horizontales.

En la línea de la des-localización y liberación de los trabajadores, hay una tendencia a migrar el pago de sueldos fijos, al pago por el cumplimiento de objetivos. Lo que genera un cambio en el modelo de sueldos y lo convierte en modelos de relaciones mercantiles, en donde las empresas contratan a profesionales muy cualificados y externalizan los servicios profesionales a estas personas, lo que representa una gran expansión en la figura del autónomo económicamente dependiente.

Como consecuencia de la migración a entornos digitales, se ve el surgimiento de nuevas profesiones vinculadas específicamente al mundo online, como lo son los community managers y los directores de marketing online. También se desarrolla con fuerza la tendencia de reclutamiento y selección de personal mediante el uso de redes sociales.
La competitividad y estancamiento del consumo obligan a la implementación de modelos “fremium” que consisten en establecer precios básicos que van incrementándose en función de los extras que se apliquen, de manera que se personalizan los productos y servicios orientados a satisfacer las necesidades de cada cliente.
El proceso tradicional de ventas sigue un modelo de atención, interés, deseo y acción; la tendencia en los modelos actuales de ventas consiste en invertir a una primera fase del proceso a captar la atención y despertar el interés del cliente, para disminuir esfuerzos en la fuerza de ventas, de manera que sea el propio comprador el que compre y no el vendedor quien impulse la acción.
La transparencia se impone como valor definitivo de diferenciación, pues ya no se trata solo de que la marca interactúe con los consumidores haciéndoles partícipes de las iniciativas y escuchando sus opiniones, ahora es necesario demostrarles a los clientes que se siguen códigos éticos detrás del funcionamiento de las empresas y debe hacerlo, dejando claro con sus acciones que se está alineado con los valores que tanto se proclaman, una de las consecuencias más claras de esta tendencia es la desaparición de la letra pequeña en los contratos.
Se prevé que aumente el auge de lo social media, si bien las redes sociales no son un espacio de compra si no un espacio de socialización; hay una fuerte tendencia en el desarrollo de aplicaciones que permiten conocer de manera instantánea, si el producto o servicio que estamos buscando ha sido utilizado por alguna persona de nuestra red de contactos y si lo recomiendan positiva o negativamente. Esta tendencia en la recomendación del uso de productos o servicios por personas conocidas o que de cierta manera ejercen una influencia sobre nosotros, es una tendencia que se va a extender a todos los modelos de negocio.
La tendencia “cash less”, donde está más cerca cada vez el uso del móvil como medio de pago debido a que cada vez son más las empresas que le apuestan a desarrollar tecnologías que permitan hacer pagos por el móvil. Se prevé que alrededor de 3 años, las tarjetas de plástico empezarán a desaparecer. Empresas como Google, Apple, MasterCard y PayPal han empezado a colaborar en el desarrollo de fondos de tecnología, que permitan la aplicación de estas tecnologías.
Cada vez las empresas se enfrentan a consumidores más inteligentes, pues están incluso más informados de las bondades de los productos que los mismos vendedores, lo que hace que cada vez, lo clientes sean más exigentes y comprometidos con las exigencias éticas hacia las marcas y a las conductas empresariales.
Se ha vuelto a los tiempos del trueque, y hay una tendencia extendida en todos los niveles, incluso en los artículos de lujo. Gracias al uso masivo del internet, el trueque ha llegado incluso a los oficios, de manera que se presta un servicio a cambio de otro como manera de intercambiar y renovar mercancía ahorrando costes, lo que también se llaman en la actualidad modelos colaborativos.
Close Menu