Tag: Consultoria pymes

Construye tu cap table: 5 tipos de inversores

Jordi Altimira
CEO y Partner

A lo largo de los años de haber invertido, hemos podido ir viendo diferentes tipos de inversores que forman parte del gobierno de algunas de nuestras participadas. Es especialmente importante a la hora de dejar entrar a un inversor en tu empresa saber qué tipo es y cómo gestionar a cada uno de ellos.

Por ello, cuando buscamos financiación privada es importante tener en cuenta qué carácter y qué valores tiene el inversor. Esto es porqué entrará en el proyecto a lo largo de todo el proyecto y formará parte de nuestro cap table (y con ello tendrá poder de decisión sobre nuestra empresa).

TIPOS DE INVERSORES

  1. Inversor vende-humo: Nos hemos encontrado a algunos clientes quiénes tienen inversores que justifican que a cambio de su mentoría, exige más equity. No es recomendable ceder equity (o más de la que ya has cedido) en una empresa por “consejos”. El dinero se inventó por no hacer trueques innecesarios.
  2. Inversor intervencionista: Este tipo de inversor suelen ser ejecutivos o grandes profesionales de multinacionales que deciden invertir en startups. Y, como en su trabajo, están acostumbrados a dirigir y dar órdenes. El trabajo de un inversor es estar allí, y guiar si hay dudas, no dirigir una empresa; ¡Por eso invertimos en una empresa y su equipo! Porqué creemos en su criterio.
  3. Inversor independiente: Este inversor te aporta capital y apoyo, pero no interfiere para nada en tu actividad. Aunque sea más distante, es importante mantener una relación cordial. Te da visión de métricas y aporta visión financiera.
  4. Inversor con recursos: Este tipo de inversor es tiene la capacidad de hacer follow-on en las siguientes rondas. Suele tener buena relación con todo el equipo y cree en la empresa y en el proyecto, y está dispuesto a ayudar a sacar el proyecto cuando está en dificultades.
  5. Inversor inteligente: También conocido como “Smart Money”; es un inversor que aporta más que dinero. Suele ser un perfil experto en alguna área de tu modelo de negocio o alguien que está muy posicionado en el mercado. Este inversor aporta “know-how”, contactos valiosos, experiencia y reputación (sobre todo para las siguientes rondas de inversión).

Nueva llamada a la acción

Este ejercicio es una simplificación de la realidad, y puede ser que tengáis (o os encontréis) un inversor que cumpla varias de estas características. Sea como sea, es importante estar atento a qué tipo de inversor va a entrar en tu empresa, ya que nos permitirá decidir si que nos interesa avanzar en el proceso de inversión o dejarlo.

Asimismo, es importante saber gestionar los tratos con los diferentes tipos de inversores, ya que puede ser relativamente fácil centrarnos en la relación con uno y deteriorar otras que puede interesarnos mucho mantener.

Si quieres saber qué más has de tener en cuenta en relación a la financiación privada, te dejamos aquí un artículo sobre las principales consideraciones a tener.

Nueva llamada a la acción

La situación del Venture Capital en Latinoamérica

Esta semana nos hemos reunido con Daniel Blandón, co-founder y managing partner de Simma Capital (Colombia); Sebastian Gonzalez, head del Venture Partnership Hispam de Wayra Capital (Chile); José García Herz, de Winnipeg Capital (Perú); y finalmente con Daniel Salvucci, partner en Draper Cygnus VC Fund en Argentina. En este webinar hemos aclarado la situación actual del Venture capital y las tendencias que tiene.

Hace 10 o 15 años el ecosistema inversor en Latinoamérica se centraba en PYMES y en hacerlas crecer, pero sin buscar el crecimiento explosivo de la escalabilidad de las startups tecnológicas.

Todos se muestran optimistas ante la situación y la evolución que está teniendo el ecosistema en los últimos años. Aun así, coinciden que pese al crecimiento que ha experimentado estos últimos años, aún queda trabajo por hacer. Como indicaba Daniel Blandon, la tendencia es muy similar en Latam. “Para ejemplificar la magnitud de la diferencia de la que partimos: en Colombia, del 2011 al 2016, en Venture Capital se invirtió el mismo promedio de lo que se invierte en EEUU en 2 horas”. Coinciden que el avance es mucho y se hace rápidamente, y que hay buenas oportunidades.

“Estamos en un momento muy interesante. Tenemos el reto y la responsabilidad de subir un poco el nivel. Hay aprendizajes, y hay cosas que no podemos hacer más: tanto de parte de los emprendedores como de los inversores.” Comentaba Daniel Salvucci. Sebastian Gonzalez agregaba que “se necesita educar y profesionalizar más a las personas que se van a incorporar al ecosistema”.

EL PRINCIPAL RETO

Latam está desarrollándose, con los retos que esto implica. A pesar de que el ecosistema va creciendo en inversores y recursos, la velocidad de crecimiento no es igual en los inversores que en los emprendedores.

Apuntan a que los fondos se han de profesionalizar, e intentar llegar a cubrir estadios más avanzados en la curva de financiación. Sebastian Gonzales indicaba que “es una industria que ha ido creciendo, pero todavía hay muchos estadios de financiación que no llegamos: hay gaps de series B para adelante. Esto hace que muchas startups no lleguen a convertirse en scaleups”. Añade que, dado este gap, las empresas han de internacionalizarse de manera rápida.

TODOS LOS JUGADORES APORTAN

En el ecosistema cuentan con Venture Capital corporativos, que están invirtiendo fuerte. Sebastián González destacaba su papel, ya que “estos pueden ayudar a dar la vuelta a la balanza, ya que invierten de manera directa y pueden participar con tickets mucho más grandes sin necesidad de estructurar un fondo o una tesis de inversión, porque el balance sheet lo permite”.

Además, también entra en la ecuación otros players como Europa o EEUU. Ambos están tomando muchas oportunidades y cada vez están invirtiendo más. “Ya no solo se quedan en una serie A, y esto hace desarrollar un efecto positivo: un eco en la industria” comenta Daniel Blandon. “Pero vemos un reto: esa oportunidad de ir a un fondo extranjero genera muchas veces una desigualdad dentro del ecosistema. Por un lado, están los emprendedores que tienen las conexiones de llegar fuera. Pero, por otro lado, está el emprendedor local  que puede ser igual de bueno o mejor, pero al no tener esas conexiones, se quedan fuera de la capacidad de levantar recursos y desarrollar su ecosistema.”

Nueva llamada a la acción

UNA VENTANA AL MUNDO

Asimismo, coinciden que, a pesar de que la industria complementa una visión de tecnología global con la intención de resolver problemas locales, estas soluciones pueden ser a nivel global. “Tenemos a nuestro emprendimiento mirando solucionar problemas locales, pero estos son muy parecidos a los de India, Tailandia o Indonesia. Ahí hay un potencial muy grande: es una parte del mundo en el que no estamos integrados. Ese es un reto que creo que nos falta como sistema en general.”

Daniel Salvucci añade que España puede ser un buen punto de pivote para que las startups españolas y latinoamericanas se acerquen un poco a esas regiones. Asimismo, Sebastián González aclara que es importante “entender el juego del Venture Capital como un juego global, no local. La pregunta real no es si estamos creciendo bien, sino cómo podemos crecer más rápido en volúmenes de transacciones y en la cantidad de estas”.

También añade que, para acercarse a nivel global, aún hay que trabajar mucho en educar a los family office, corporativos y otras instituciones de cashflow “que pueden ser interesantes, pero tienen un mindset tradicional en términos de inversión. Hemos de romper barreras culturales”.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Todos los fondos comparten los criterios de buscar proyectos rentables, factibles y escalables, con un gran foco en el equipo. “Aunque suene cliché, el 80% de la decisión está en el equipo emprendedor” comentaba Daniel Salvucci. “Buscamos líderes, y valoramos que tengan tracción de talento: que tengan la capacidad atraer talento”.

Él mismo aclaraba que era importante (y relacionándolo con la educación del sector) saber si tu proyecto es para Venture Capital a la hora de ir a pedirles financiación. “Vemos en muchas primeras conversaciones o cold emails, la gran mayoría de proyectos no son para el Venture Capital. Diría que, como sugerencia, nosotros pensamos en términos de oportunidades: tiene que haber un mercado realmente grade: ¡Enorme! Nosotros esperamos potencialmente (con poca probabilidad) multiplicar por 100 el valor de la valoración.”

Por otro lado, Daniel Blandon explica que ellos valoran mucho que los emprendedores hayan hecho una Due Dilligence de el fondo: “Ves que el emprendedor sabe perfectamente con quién está hablando porque te ha estudiado: no te ha enviado un email masivo”. También valoran el valor que puede aportar al proyecto y que aspiraciones de futuro tiene el equipo.

LOS PROYECTOS DE VENTURE CAPITAL

Coinciden que el tipo de empresa lo marca un poco el ecosistema. Al no haber tanto dinero disponible, no es tan fácil andar de ronda en ronda. Daniel Blandon añadía en esa línea que “Por nuestra propia cultura, también nos lleva a que seamos un poquito más conservadores en ese sentido y no busquemos escalar, crecer, probar y equivocarnos más. Creo que es algo que tenemos que ir aprendiendo de los otros ecosistemas para llegar a esos tamaños y potenciales”.

Asimismo, aclaraba que el inversor latinoamericano también ha de cambiar el mindset: “Vemos que es más nervioso cuando ve que el burnrate empieza a ser muy alto y el runway muy corto. Digamos que no tiene esa paciencia. El ecosistema ha de aprender a que ha de tomar esos riesgos y perder dinero. Hay inversores que dejan de invertir tras perder dos veces y perdemos un  inversionista ángel potencialmente muy bueno”.

Daniel Salvucci agrega que “es una industria que no mira el downside, y solo el upside. No importa lo que pierdas, importa que ganas por mucho. Es un cambio mental muy complejo para generaciones.”

Sebastián enlazaba este concepto con la época de transición actual que está viviendo el continente ahora. “Es muy difícil, pero hemos de intentar identificar el mindset del emprendedor. A mi juicio, estamos ante un unicor mindset o un pymecorn mindset: y es clave para que las aspiraciones de las empresas se cumplan”.

“Hemos de hacer entender que ajustar el Venture capital, porqué hay muy pocas compañías y emprendedores para el Venture Capital” aclaraba Daniel Salvucci de nuevo. “Una buena startup es como los Chicago Bulls de los años 80 y 90 con Michael Jordan, Dennis Rodman, Scottie Pippen y el coach Phil: toda esa combinación. Nosotros seguimos impulsando este tipo de proyectos.”

Para concluir, todos creen que hay un potencial tremendo en el continente. Hay muchas oportunidades y problemas para solucionar, y creen que España puede hacer de puente entre Hispanoamérica y Europa.

Y como último consejo para startups españolas que quieran ir a Latam: “La puerta de entrada es clave para tu éxito. Has de escoger el mejor mercado para ti, ya sea Argentina, Perú o Colombia.” Nos decía Daniel Blandon. “Yo no me atrevo a decir cuál es el mejor lugar” finalizaba.

Lo que es indudable es el crecimiento y potencial que tiene el ecosistema de Venture Capital en Latinoamérica. “Es un reto en sí, pero eso es lo que permite esa oportunidad hoy, y siempre”.

Nueva llamada a la acción

7 errores financieros que todo emprendedor ha de evitar

Jonatán Lara
CFO

Cuando un proyecto empieza, es habitual que el equipo fundador, indiferentemente de su background, lleve todas las finanzas del proyecto. Esto provoca que en muchos casos se cometan errores financieros o “novatadas” que pueden afectar al rendimiento de la empresa. ¡Aquí te dejamos algunos de ellos!

1. Tomar decisiones sólo con la caja

Muchos emprendedores sólo tienen en mente de cuánta caja disponen. Con estos datos acaban tomando decisiones que pueden acabar perjudicándoles a corto plazo. Para tomar decisiones, se ha de tener en cuenta las proyecciones de la caja para que ese gasto no afecte de manera negativa a la empresa al cabo de los meses. Es decir, se ha de contemplar una caja de seguridad en caso de que surjan imprevistos.

2. No reducir pérdidas

Cuando se trata de del P&L, muchas empresas no son conscientes que pueden activar gasto. Al hacerlo, reduciremos nuestro resultado antes de impuestos, por lo que, consecuentemente, pagaremos menos impuestos.
Este pequeño ahorro nos puede ayudar a ser más eficientes en capital y nos permitirá tener una estructura más eficiente.

3. Prima de emisión: un elemento necesario

Recordamos que los fondos propios de una empresa se componen del capital, reservas, la prima de emisión y el resultado del ejercicio, entre otras principalmente. Pero ahora nos queremos centrar en la prima de emisión. Este es uno de los errores financieros que se dan cuando una startup decide hacer una ampliación de capital.

Pero antes de nada, explicar que la prima de emisión es el sobreprecio que se paga por una acción respecto a su valor nominal. Es decir, es la diferencia entre el valor de la emisión y el valor nominar de esa acción. Para poner un ejemplo, los primeros accionistas compraron participaciones por valor de 10€. Al pasar el tiempo, la empresa va ganando valor, y las acciones ya no se emiten por 10€, sino por 30€. Esta diferencia es la prima de emisión.

Cuando abres una empresa empiezas con un capital mínimo de 3.000€. En las ampliaciones de capital nos interesa redirigir lo máximo posible de ese dinero a la prima de emisión, para hacer así que el capital social aumente lo mínimo posible.

Esto es porqué, si los fondos propios bajan y pasan a ser menores del 50% del capital que tenemos, entramos en concurso de acreedores. Si tienes un año malo, y se producen muchas pérdidas, se reducirán muchísimo los fondos propios. Pero, si mantenemos una prima de emisión alta, proteges los fondos propios manteniéndolos altos. O que es lo mismo, te proteges del concurso manteniendo el capital bajo y aumentando los fondos propios.

Nueva llamada a la acción

4. No proyectar gastos

Cuando empiezas, un error muy común (a veces por falta de tiempo, otras por falta de conocimiento) es no proyectar los gastos. Si no lo proyectamos, no podremos prever el comportamiento de la caja y, consecuentemente, no podremos tomar decisiones para hacer el modelo de negocio más eficiente. Por ejemplo, si tenemos proyectados los gastos, podremos decidir cambiar nuestro modelo de subscripción: podremos flexibilizar los cobros sin que te afecte demasiado a la caja. De esta manera, planificaremos cómo cobrar y cómo pagar.

5. No tener un plan financiero

Otro problema importante que suelen tener los proyectos que apenas empiezan es la falta de un plan financiero, a pesar de que es uno de los documentos más importantes de la empresa (si quieres saber cómo hacer un plan financiero invertible, puedes leerlo aquí).

Si no lo tienes, no sabrás si lo estás cumpliendo o si te estás desviando de él, es decir, si estás creciendo de manera adecuada. Tener una leve percepción no es suficiente: necesitas un control de los flujos de caja y las proyecciones para poder tomar decisiones.

Un CFO no es importante sólo para pronosticar el futuro y plasmar un plan financiero, es velar por que esto se cumpla y entender el por qué de las desviaciones que se vayan produciendo. Te evitará errores financieros y te ayudará a saber las causas para tomar medidas correctivas a tiempo para amortiguar el impacto tanto a corto como a largo plazo.

6. Pagos de impuestos


Otra novatada es no estimar los impuestos que debes pagar cada mes o trimestre. Este pago puede producir un desajuste en la caja que no se preveía. Es importante que el/la emprendedor/a conozca y sepa que algunos impuestos pueden aplazarse, y de esta manera proteger la caja.

7. No conocer las distintas oportunidades de apalancamiento a las que puedas optar.

Finalmente, este es un problema muy frecuente que nos encontramos. Muchos emprendedores al empezar no saben qué instrumentos existen para poder financiar sus necesidades. Se pueden contemplar, no solo financiación privada, sino la pública, la bancaria o incluso los incentivos fiscales. Si quieres conocer todas las opciones, puedes encontrarlas aquí.

Estos son algunos de los errores financieros que más vemos desde Upbizor. Y, aunque algunos no son graves, es importantes tenerlos en cuenta para poder tomar las decisiones correctas y crecer adecuadamente. Si quieres saber más sobre qué vigilar, te dejamos un post sobre cómo financiar tu empresa eficientemente.

Nueva llamada a la acción

Controla los riesgos de financiación

Angélica Barreno
COO

Cuando estamos identificando cómo resolver nuestra necesidad de capital, es necesario conocer los riesgos de financiación asociados. Estos surgen ya que la financiación depende de terceros, y controlar estos riesgos es esencial para poder proyectar la financiación de la empresa. Esta es una de las razones por lo que es importante hacer un buen plan financiero: no sólo para controlar las desviaciones, sino para tomar medidas correctivas a tiempo.

En todos los casos, siempre tendremos que tener en cuenta un Plan B para afrontar nuestra situación de caja. Ya sea porqué ha entrado menos dinero de lo esperado, o más tarde, es importante tener unos niveles mínimos para que no nos afecte negativamente.                                                         

Podemos encontrar 3 tipos de riesgo

NO CONSEGUIR LA CANTIDAD NECESARIA

Cuando hemos identificado la necesidad que queremos financiar, y hemos escogido el tipo de financiación más adecuado, siempre tenemos un riesgo de no lograrla. Eso es, como hemos dicho, porqué no depende de nosotros conseguirla, ya sea si la pedimos a entidades públicas, bancarias o a inversores privados.

Si nos referimos a entidades públicas (como ENISA o CDTI), hay varios aspectos a tener en cuenta. En primer lugar, no sólo depende de nuestro proyecto, sino también de los presentados. Al haber un presupuesto limitado, la institución valora qué proyecto es el más financiable y decide, no sólo si da dinero, sino cuánto de lo propuesto.

Por parte de los inversores privados, es posible que no se consiga todo el capital esperado, y se haya de dividir la ronda. Es recomendable hacer eso antes que someter la presión de seguir avanzando (aunque eso suponga un aumento de costes administrativos). Si marcamos los niveles mínimos necesarios, nos permitirá sobrevivir hasta la siguiente fase (y tiempo para valorar las opciones).

Nueva llamada a la acción

RETRASO DEL COBRO

Otro factor que no depende de nosotros es cuando se va a efectuar el cobro de dicha financiación. Y es frecuente que se produzcan retrasos, ya sea si la financiación viene de una entidad pública o de inversores privados.

El tiempo en una ronda es un instrumento de negociación, por lo que antes de empezar cualquier ronda, hemos de tener suficiente runway para aguantar todo el proceso. Por lo tanto, hemos de tener en cuenta este riesgo de retrasos a la hora de planificar las rondas. Por eso recomendamos en nuestro post de ser eficiente en capital, que cuanto más planificas tus finanzas, más eficiente eres.

De la misma manera, si queremos solicitar financiación pública, hemos de tener en cuenta que aproximadamente tardan entre 6 y 7 meses desde que haces la solicitud hasta que cobras las ayudas. Y, si encima se producen retrasos, puede hacer peligrar tu caja.

CAMBIO DE HIPÓTESIS

En este punto nos referimos a todos los costes que vienen de un cambio de hipótesis. Pese a que no son los prioritarios (antes que nada, hemos de tener tanto el tiempo como la cantidad cubierta y controlada), hemos de tenerlos en cuenta.

Principalmente existen diferentes riesgos dependiendo de la financiación que pidas:

Financiación pública

  • Que te pidan avales o garantías personales, o una ampliación de capital extraordinaria.
  • Intereses: Aunque son bastante explícitos, siempre hay que tener en cuenta las condiciones a las que nos estamos sometiendo.

Rondas de financiación

  • Menos valoración de la prevista, y, consecuentemente, mayor dilución de los socios fundadores y socios anteriores.
  • Contraprestaciones en el pacto de socios: Nos referimos a todas esas cláusulas que son de mercado, es decir, que los inversores experimentados en Startups las suelen pedir, y que éstas suelen aceptarse, pero hay que llegar a un adecuado y razonable equilibrio entre lo que se pide y lo que se aporta. Siempre recomendamos que abogados especializados participen en la construcción del Pacto de Socios, para así evitar firmar cláusulas que más tarde te acaban perjudicando.

Por todas estas razones respaldan que, para crecer de una manera eficiente, es necesario que se planifique y se ponga estrategia en el roadmap de financiación. Gestionar la caja teniendo en cuenta los riesgos de financiación, nos permitirá escoger la forma que más se adecue a nosotros.

Nueva llamada a la acción

Conoce todo sobre las líneas ICO

A la hora de financiar tu empresa, es vital que tengas claro que necesidad estás cubriendo. Por eso, cuando necesitas liquidez, una de las opciones que recomendamos son las líneas de crédito ICO.

Este tipo de líneas están a nivel nacional y, aunque sean de procedencia pública, se han de tramitar por las entidades bancarias adscritas al Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Por eso las entidades bancarias son las se encargan de la tramitación, la concesión y análisis, por lo que, si se quiere solicitar esta línea, se ha de acudir a una sucursal bancaria que figure en el listado de su página web.

Si bien es cierto que no es una opción fácil de conseguir debido a que su aprobación ha de pasar por un comité de riesgos al igual que cualquier operación financiera, las líneas ICO son una gran opción para financiar tu necesidad de circulante.

LÍNEAS DE FINANCIACIÓN

A día de hoy existen siete líneas de financiación ICO: cuatro nacionales, es decir, para financiar inversión y actividades relacionados con la actividad en España; y la internacional, para financiar la internacionalización de tu empresa o financiar la actividad exportadora.

LÍNEAS NACIONALES

ICO Empresas y Emprendedores

Dirigida a entidades públicas y privadas y también a autónomos que presenten proyectos de inversión dentro del territorio nacional, independientemente de si son residentes en España o en el extranjero, para cubrir necesidades de liquidez o gastos.

También pueden acceder particulares y comunidades de propietarios que deseen rehabilitar su vivienda o edificio.

Tiene un importe máximo por cliente de 12,5 millones (en una o varias operaciones), con un plazo de amortización de 1 a 20 años con hasta 3 años de carencia.

ICO Garantía SGR/SAECA

Este también va dirigida a autónomos, emprendedores y todo tipo de empresas que quieran hacer una inversión o financiar una actividad tanto dentro como fuera del territorio nacional, pero con la particularidad de que necesitan un aval de la Sociedad de Garantía Reciproca (SGR) o de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA).

ICO Crédito Comercial

Esta línea va dirigida, de nuevo, a autónomos, emprendedores y empresas con domicilio social que deseen obtener liquidez mediante el anticipo de facturas, o cubrir los costes de producción de un producto que se venda en España.

ICO Red.es Acelera

En este caso, va orientado a los beneficiarios de ayudas de las convocatorias por Red.es, y te financia hasta el 100% del importe máximo a financiar que figure en la resolución de ayudas de Red.es.

Nueva llamada a la acción

LÍNEAS INTERNACIONALES

ICO Internacional

Consta de dos tramos:

Tramo I de Inversión: dirigido a empresas y entidades públicas y privadas españolas, con domicilio nacional o extranjero (pero deben contar con una mayoría de capital español)

Tramo II Exportadores Medio y Largo Plazo: dirigido a concesión de crédito, suministrador, comprador y financiación complementaria a empresas.

ICO Exportadores

Es parecida a la línea de crédito comercial: va dirigida a autónomos, emprendedores y empresas con domicilio social en España que deseen obtener liquidez mediante el anticipo de facturas procedentes de su actividad exportadora; o cubrir costes a causa de una exportación.

ICO Canal Internacional

Cuenta con dos tramos:

Para inversión y liquidez: Autónomos y empresas tanto privadas como públicas, sin importar si no están domiciliadas en España (han de tener mínimo un 30% de capital de empresa española) y quieran financiar tu actividad o inversión en el extranjero.

Exportación a Medio y Largo Plazo: Empresas con domicilio social en España o fuera de España “con interés español” que vendan o adquieran bienes o servicios con aplazamiento de pago y necesiten solicitar un crédito suministrados, comprador o financiación complementaria a empresa. Este se puede solicitar a través de una entidad financiera internacional o local con la que ICO tenga un acuerdo.

Si quieres saber más sobre las diferentes opciones de financiación no dilusiva para financiar tu crecimiento, puedes encontrarlos aquí.

Nueva llamada a la acción

Cómo tener una gestoría eficiente para startups

Jonatán Lara
CFO

Cuando los emprendedores deciden empezar algún proyecto, la contabilidad es siempre vista como un mal necesario. Por ello, tener una gestoría eficiente para startups es, si quieres crecer sin diluirte, esencial para controlar tus flujos de caja.

De la misma manera, al empezar, no se mira especialmente que gestor contratar: se suele tener la percepción que, con cumplir con las obligaciones legales y llevar las cuentas se es suficiente. Y ese es el problema: como hemos comentado previamente, controlar los gastos y la caja de la empresa es esencial, pero no se escoge un gestor acorde con esa importancia.

Esta falta de criterio lo hemos comprobado de primera mano, ya que vemos gestorías tradicionales asesorandos de manera ineficiente a las startups. Aun así, el problema es bidireccional: ni los emprendedores marcan unos objetivos a las gestorías, ni éstas saben las diferentes necesidades que las startups necesitan.

Tener una gestoría que entienda a las startups y las pueda asesorar, puede ser un gran aliado a la hora de optimizar los recursos.

CÉNTRATE EN TUS OBJETIVOS (¡Y NECESIDADES!)

La contabilidad es vital para una startup para tomar decisiones, ya que te permite saber cómo estas financieramente y qué avances puedes hacer. Por eso, tu gestor ha de estar alineado con esa visión. Por ello, tu gestor ha de entender ciertos puntos para darte un servicio lo más útil y eficiente posible:

HAZLE ENTENDER TU ADN

Las startups tienen unas necesidades y una fiscalidad diferente ya que se comportan de manera diferente a una empresa tradicional. Busca un gestor que entienda las diferentes características de tu negocio: qué gastos sueles tener, qué formas de financiación utilizas o, por ejemplo, si tienes un negocio internacional.

Nueva llamada a la acción

MARCA TUS TIEMPOS

Este es uno de los aspectos claves para las startups. Muchas de ellas viven casi mensualmente, y necesitan estar constantemente informados de su cash Flow. La gestora ha de estar acorde a los tiempos de la empresa, por lo que es recomendable tener cierres mensuales más que tener un cierre trimestral a causa de la presentación de impuestos.

BUSCA CRITERIO

Es habitual que los gestores se limiten a cumplir los requisitos legales, pero para una startup es importante contar con un servicio que añada criterio. Esto es porque, por ejemplo, si somos una empresa con un alto componente de I+D, nos podemos beneficiar de ciertas ventajas fiscales que nos permiten financiarnos indirectamente (tienes un post con todas las opciones que tienes aquí). En este caso, tener un gestor que conozca estas ventajas fiscales te puede aportar valor, más allá que la activación de costes.

Asimismo, tanto si cuentas inversores privados o quieres acceder a financiación pública, tienes la obligación de hacer un reporting. Por eso, es importante que tu gestor sea capaz de reportar unas cuentas anuales de calidad.

ADAPTA TU ESTRUCTURA DE CUENTAS

Los fundadores necesitan una contabilidad clara para hacer seguimiento de sus gastos y poder hacer previsiones realistas. Por lo que, es vital que las gestorías adapten la estructura del plan de cuentas a las características de las startups: los gastos se han de desglosar y clasificar adecuadamente. De esta manera, podremos ver cual es el runway que nos queda y el burn rate que tenemos.

Es vital para una empresa llevar una contabilidad de una manera optimizada. No solo para poder tomar decisiones, (ya que necesitamos tener una visión financiera de la empresa); sino para poder crecer sin perder equity. Por ello, es vital contratar una gestoría eficiente para startups: será un gran aliado para optimizar tus recursos y tomar decisiones.

Nueva llamada a la acción

Qué es el plan financiero; y cómo hacer que sea creíble

El plan financiero es un documento que contiene la información financiera y de negocio histórica y proyectada de una compañía. Dicha información tiene 3 partes:

  1. Hipótesis de proyección de las principales magnitudes financieras y de negocio
  2. Estados financieros históricos y proyectados (Balance de situación, P&L, y Cash Flow)
  3. Análisis de sensibilidad ante variaciones en las principales hipótesis.

UTILIDAD EN UN DOCUMENTO

El plan financiero suele desarrollarse en una hoja de cálculo. Asimismo, es muy útil y tiene muchas funcionalidades. Ayuda a:

  • Planificar las rondas de inversión.
  • Identificar cuándo se alcanza el punto de equilibrio.
  • Saber si nuestro modelo será rentable en el futuro, con las hipótesis planeadas.
  • Planificar cuándo se deben producir todos los gastos. Por ejemplo, las incorporaciones de equipo y qué sueldo podemos permitirnos pagar.
  • Determinar las fuentes de financiación de las operaciones (el negocio) y las inversiones.
  • Facilitar y sustentar la toma de decisiones estratégicas.
  • Analizar impactos ante cambios en las variables del negocio.hell
  • Discutir con números con los inversores sobre la oportunidad de la inversión.
  • Incluye el Runway y Burnrate de la empresa. Si quieres saber la importancia de estos indicadores, puedes leerlo aquí.
  • Análisis de ratios de endeudamiento, liquidez, rentabilidad.
Nueva llamada a la acción

CONTRADICCIONES QUE SURGEN

Como se ve, el plan financiero nos puede ayudar mucho, ya que nos proporciona la información necesaria para tomar decisiones estratégicas. Pero, este documento también abre una serie de debates que hay que saber gestionar muy bien:

  1. En primer lugar, en el caso de una Startup, la información histórica es corta, pobre y en todos los casos, irrelevante en relación a la información proyectada. Esto suele invalidar las técnicas de valoración basadas en proyecciones financieras: la debilidad de los datos históricos y la realidad de que casi todo el plan financiero se construye sobre expectativas.
  2. Las hipótesis de proyección no siempre se soportan mediante fuentes independientes y válidas.
  3. El CEO que prepara el plan financiero tiene sesgo hacia el éxito aún cuando haya planteado “unas hipótesis muy prudentes”
  4. Las previsiones de incorporaciones al equipo en los próximos 3 años son difíciles de planificar en fases muy iniciales.
  5. La financiación pública suele figurar en los planes financieros como parte del mix de financiación, como si fuera cierta.
  6. Mucha gente cuadra el balance mediante la tesorería. Es decir, estimas la tesorería por la diferencia que se produce entre el activo y el pasivo antes de considerar la propia tesorería, y esto puede ser una vía para que se nos escapen graves errores de construcción del plan financiero.

Y estas son algunas de las razones por las que los planes financieros nunca se cumplen, y por lo que nadie se cree un plan financiero de una startup.

PERO… ¿POR QUÉ SE HACE?

Sin embargo, es impensable que un CFO tenga un buen plan con el que analizar la performance de su compañía y pueda explicarlo a un inversor. Es esencial para una buena gestión de la startup y para encontrar financiación.

Por eso que existe lo que le llamamos la paradoja del plan financiero: Aunque sabemos los beneficios que tiene tener un buen plan financiero, los “peros” hacen que nadie se crea el plan financiero de la startup. Es decir, la importancia del plan financiero es directamente proporcional a la poca confianza que depositan en el mismo los inversores.

Entonces, ¿Qué solución existe? Hemos de hacer creer a los inversores que se va a cumplir, es decir, hemos de generar confianza. Y, para poder hacerlo, hemos de tener una coherencia interna para que sea creíble. Por eso, recomendamos que:

  • El plan financiero cuadre, y tenga coherencia financiera y de negocio.
  • Es lógico que una startup tengo 2 o 3 años de pérdidas y necesiten varias rondas de inversión.
  • Las hipótesis se contrastan con información de terceros o comparables válidos.
  • Se van incluyendo todas las variables importantes para el negocio.
  • Vamos actualizando los datos reales y vamos actualizando las hipótesis si es necesario.
  • El plan financiero se ha realizado de forma independiente a la gestión de la empresa; es decir, no lo ha hecho el CEO.
  • Plantear escenarios que permiten simular variaciones, ya sea para bien o para mal. Y que, además, te permitan visualizar el impacto de las desviaciones en el plan.

Si seguimos estos puntos, el plan financiero de startups irá ganando solidez y generará seguridad a los inversores, además de todos los beneficios que nos supone tener un plan financiero coherente y operativo.

Si quieres saber más sobre qué hacer para financiar tu empresa de manera eficiente, te dejamos aquí un post para resolver tus dudas.

Nueva llamada a la acción
Cómo conseguir financiación: utiliza la financiación indirecta

Cuando se trata de financiar tu crecimiento, es importante utilizar financiación no dilusiva para conservar al máximo tu propiedad. Más allá de los instrumentos que existen para financiar tu pasivo circulante (instrumentos bancarios) y para financiar el pasivo no circulante (como ENISA, CDTI o el ICF) está la financiación indirecta.

¿A QUÉ NOS REFERIMOS CUÁNDO HABLAMOS DE FINANCIACIÓN INDIRECTA?

Cuando hablamos de financiación indirecta, nos referimos a todos los beneficios fiscales que podemos aplicar y que nos permiten aumentar el beneficio. (O por lo menos, no se reduzca tanto).

¿Y POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Como hemos dicho, la financiación indirecta permite que el beneficio aumente. Eso hará que tengamos más fondos propios. Así tenemos un balance más estructurado y sólido. Haciendo que, si queremos solicitar financiación, nos podrá ayudar a conseguir más recursos.

Además, al aumentar el beneficio, no solo se refuerza el Patrimonio Neto en el balance. Sino que va directamente al Cash Flow operativo. Por lo tanto, como tendré más Cash Flow, no tendré una necesidad tan alta de financiación. Consecuentemente, tampoco tendré que pedir tanta.

Nueva llamada a la acción

CÓMO CONSEGUIR FINANCIACIÓN ¿QUÉ OPCIONES TENGO?

REDUCCIÓN DEL IMPUESTO DE SOCIEDADES

Si eres una empresa de recién creación, en el impuesto de sociedades, tienes la ventaja fiscal de que, en los dos primeros ejercicios en que la startup tiene un resultado positivo, el tipo de gravamen del impuesto de sociedades se ve reducido de un 25% al 15%.

Si quieres más detalles sobre las ventajas fiscales en el impuesto de sociedades, puedes leer nuestro artículo sobre el impuesto de sociedades en startups.

DEDUCCIONES

Por otro lado, existen deducciones por actividades I+D. Es habitual que al inicio de la actividad de una startup, implique algún tipo de I+D, por lo que es importante tener en cuenta la existencia de esta.

Este tipo de ventaja se utiliza para incentivar la innovación tecnológica. Las empresas tienen la posibilidad de ahorrar parte de los gastos que producen las actividades de I+D+i, como los gastos de salarios, materiales, de equipo, entre otros.

El ahorro puede subir hasta el 59% del gasto incurrido en proyectos de I+D y un 12% en proyectos de IT.

Las actividades que son susceptibles de generar deducción son:

  • Mejoras significativas de procesos internos.
  • Desarrollo de nuevos productos y mejora de productos existentes.
  • Incorporación de tecnologías ya existentes que supongan una novedad subjetiva de la empresa.

BONIFICACIONES EN LA SEGURIDAD SOCIAL

Por otro lado, existe un beneficio aplicable a las empresas que tengan en nómina personal dedicado al menos un 85% de su tiempo a actividades de investigación, I+D o desarrollo tecnológico.

Las bonificaciones en la seguridad social te permiten ahorrar hasta un 40% de las aportaciones empresariales a las cuotas de la seguridad social del personal.  Además, es un incentivo no tributario que constituye reducción inmediata en los gastos empresariales.

Es importante tener en cuenta la financiación indirecta para que te ayude a financiar tu inversión en innovación. De esta manera, no solo tendremos un balance más sólido, sino una mayor disponibilidad de cash flow.

Nueva llamada a la acción

Ten salud financiera: Pon orden a tu empresa

El primer paso para poder tomar una decisión es saber y entender qué necesidades y caminos quiere tomar una empresa. Por eso, para tener una buena salud financiera es importante tener un CFO para que ponga orden a la empresa. Y, aunque no te puedas permitir el fichaje de un CFO interno, siempre puedes externalizar el servicio.

Si se entienden de antemano las necesidades que se tendrán, los negocios pueden cubrir sus riesgos y evitar que ni el crecimiento de la empresa ni su supervivencia se vean afectados.

Nueva llamada a la acción

Cash is king

No nos cansaremos de insistir en la importancia de llevar las cuentas al día. Tener la caja perfectamente conciliada y proyectada al menos a 18 meses vista en base a varios escenarios es vital. Es relativamente fácil que al inicio las startups tengan los costes altos y los ingresos más bien bajos y acaben gastando todo el capital inicial antes de que se establezcan en el mercado. De ahí la importancia de gestionar bien el Cash Flow.

Por eso siempre hay la gran pregunta: ¿Cuánta caja he de tener? No es recomendable disponer de más de la caja suficiente, ni tampoco que la empresa se encuentre con tensiones de tesorería. Por este motivo, el equilibrio de una caja perfectamente conciliada es delicado.

El CFO gestiona estos gastos y la caja, y se asegura que la compañía es solvente en los primeros años. No es ningún secreto: tu proyecto existirá si dispone de suficiente gasolina

Ten salud financiera: pon orden y planifica tus finanzas

La estrategia financiera de una empresa jamás puede venir gobernada por las urgencias de su caja. Por eso, para poder tener una salud financiera sana, pon orden a tus finanzas mediante una planificación adecuada. 

Contrata un CFO externo para que te ayude a organizar el futuro crecimiento de la empresa; y de esta manera asegura disponer del tiempo suficiente para planificar la financiación de tu proyecto.

Contratar a esta figura puede ser una solución eficiente: aporta valor y experiencia; te ayuda a gestionar la aceleración y las operaciones; y te ayuda a escalar el negocio a los cambios que necesita. De ahí la gran importancia de poner orden a tus finanzas: Puede ser una pieza diferencial para el desarrollo adecuado de tu empresa.

Nueva llamada a la acción

Qué es el cashflow y por qué lo necesitas

Uno de los principales problemas de hacer un análisis contable es sincronizarlo con tu realidad financiera. Por eso, es importante que un emprendedor sepa qué tiene en la caja para poder tomar decisiones en el día a día. Quizás has oído que la herramienta para poder qué es el cashflow o flujo de caja. En este post te explicaremos qué es, cómo calcularlo y te dejamos una plantilla para que tú puedas calcularlo.

El cashflow es el indicador financiero básico de la liquidez de la empresa. Éste nos permite saber su estado real en un momento determinado del tiempo. Se mide a través de las entradas y salidas de efectivo que ocurren dentro de un periodo; y por eso podemos ver y analizar en detalle de la operativa de la misma.

Esta herramienta es esencial para poder tomar decisiones en la empresa. El cashflow muestra con claridad si hay algún problema con la liquidez o con la viabilidad del proyecto a corto plazo. Si el cashflow es negativo, la empresa no puede hacer frente a sus pagos. Por eso, tener controlado el flujo de caja es saber los meses que tenemos circulante disponible para afrontar la operativa de la empresa. Es decir, es vital para articular planes de financiación externa cuando haga falta y garantizar de esta manera la supervivencia del proyecto.

¿CÓMO SE CALCULA?

El cashflow tiene un cálculo muy sencillo: es el resultado de la suma de los ingresos y, a estos, se le restan todos los gastos. El poder de este cálculo reside en los puntos de vista que te puede llegar a dar. Aquí abajo desglosamos cada una de ellas para entender que nos dicen.

TIPOS DE CASH FLOWS

El cashflow lo puedes separar en 3 vistas diferentes. Así entendemos que ingresos y qué gastos de la empresa son producto de la operativa, de la inversión y de la financiación respectivamente.

FLUJO DE CAJA OPERACIONAL

En el flujo de caja operacional (o de explotación) vienen los ingresos ordinarios relacionados con la actividad directa de la empresa. Es decir, del día a día, principalmente de ventas, que son las que generan importantes flujos de efectivo. Este flujo de caja nos permite identificar los ingresos y costes que están asociados a la actividad económica de la empresa. Así, en un primer vistazo, determinamos si la empresa es rentable y si sobrevive gracias a su propia actividad.

FLUJO DE CAJA DE INVERSIÓN

El flujo de caja de inversión guarda relación con las entradas y salidas de dinero que tienen como objetivo el desarrollo de la empresa en términos de crecimiento, excluyendo de ello la operación regular. Sobre todo está relacionado con ingresos de inversión. Por ejemplo, si entra una ronda de financiación es calculado como caja de inversión. Es importante distinguir esto; ya que puedes ver comportamientos y entender, si un mes puntual hay un exceso de gastos, responden a la inversión.

FLUJO DE CAJA DE FINANCIAMIENTO

Finalmente, el flujo de caja de financiamiento proviene de las actividades que cambian el capital propio del negocio y las deudas asumidas. Es decir, de la diferencia entre las entradas y salidas de efectivo relacionadas con la financiación de la compañía.

Todos los tipos de cashflow se han de tener en cuenta ya todos afectan al estado de la empresa. Si bien es verdad que el de explotación o operación es el que mejor muestra el estado diario, es importante vigilar tanto la de inversión como de financiación. La sumatoria de los 3 cashflows al final del período es el cashflow real de la empresa.

PORQUÉ LO NECESITAS

Tener controlado el cashflow es una necesidad, ya que es una herramienta financiera básica. En primer lugar, vemos la salud financiera de la empresa. Podremos saber si somos capaces de cumplir con nuestros pagos, con nuestros proveedores o si tendremos exceso de caja.

Esto nos da margen para prever cualquier problema de liquidez y de revisarlo con el tiempo suficiente. Le da a la empresa la posibilidad de, con un tiempo prudente, buscar los caminos que sean más apropiados según su tipología para financiarse. Detectar estos problemas de manera temprana nos puede ayudar a solucionarlos antes de que suceda.

De la misma manera, nos sirve para analizar la viabilidad de inversiones y nos ayuda a entender de qué manera está creciendo el negocio.

En definitiva, el cashflow es un indicador la salud de una empresa, más allá de los resultados aparentes. Por eso es una herramienta esencial para anticiparse a los posibles problemas de liquidez y, consecuentemente, de viabilidad.

Si quieres saber en qué estado se encuentra tu empresa, te dejamos aquí abajo una plantilla para que tú puedas calcular tu cashflow.

Nueva llamada a la acción