Tag: emprender

Si eres una start-up, debes saber lo que FFF significa

A la hora de montar una start-up es necesario encontrar financiación para poder empezar a dar vida a tu negocio. Conseguirla mediante préstamos bancarios o inversión privada no suele ser opción en una fase de vida tan inicial.

En capital riesgo (o venture capital), quizás has leído que el primer recurso que tiene el emprendedor para abrirse camino y lanzar su start-up es la fase de financiación FFF.

Estas siglas hacen referencia a las palabras inglesas Family, Friends and Fools, es decir, familia, amigos y “tontos o locos”. Aunque este último, dependiendo del proyecto, no tiene porqué ser una mala decisión. Es decir, hace referencia al círculo más cercano que da dinero al emprendedor para poder empezar el proyecto.

COSAS QUE HAS DE TENER EN CUENTA

Se ha de tener mucho cuidado ya que el riesgo de perder el dinero es muy alto, ya que nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida. Por este motivo, es recomendable informar muy bien de esto y pedir sólo dinero que no necesiten.

A los inversores profesionales no les gusta eso, ya que puede provocar que la compañía esté demasiado repartida. Por eso, lo mejor es que todos estos socios minoritarios se sindicalicen y tengan un solo representante. De esta manera, de cara a estos inversores, sólo aparecerá un inversor minoritario. Por el otro lado y a nivel privado, ya se pacta cuantas participaciones tiene cada uno.

El emprendedor tiene la obligación de que este dinero sea gestionado de una manera adecuada y eficiente. El objetivo es sobrevivir, con lo que es necesario una planificar este dinero para validar el modelo de negocio.

De la misma manera, es importante que el emprendedor sea transparente con los inversores, y les vaya comunicando que avances se van produciendo y el estado de la empresa.

También es interesante puntualizar que es importante saber escoger a quién pedir dinero. Habrá inversores que te ayudarán y guiarán a lo largo del proyecto; otros que querrán ser activos en la gestión. Siempre es interesante tener un inversor con conocimiento de la industria o uno que ya ha invertido previamente en otra start-up.

Este tipo de financiación, además de estas implicaciones, tiene pros y contras.

BENEFICIOS

Uno de los principales beneficios de la fase de financiación FFF de la start-up es que:

  • No existen plazos ni intereses: Estas aportaciones que hacen el círculo más cercano no busca obtener un beneficio económico de su aportación, por lo que no solicitarán intereses ni plazos rígidos. Es más, ya aportan el capital sabiendo que muy probablemente sea a fondo perdido.
  • Fácil de convencer: Como hemos mencionado antes, es bastante fácil de conseguir ya que el vínculo emocional es la principal razón que lleva estos inversores a aportar a la nueva empresa, a pesar de todo el riesgo que conlleva. Es decir, no suele haber una valoración excesivamente exhaustiva.
  • Suelen ser independientes: Como no buscan beneficio económico, suelen ser independientes a la toma de decisiones. Otros inversores se involucran, pero como los FFF solo quieren ayudarte, no querrán tener control sobre la empresa.
CONTRAS
  • Fracaso Empresarial: Como bien hemos dicho antes, nueve de cada diez startups fracasan en los primeros 3 años. Esa falta de juicio a la hora de invertir puede hacernos invertir en un proyecto que no va a prosperar.
  • Obstáculos en la toma de decisiones: Aunque no suele ocurrir, algunos inversores pueden tener la intención de ayudar. Este puede intentar colaborar en la toma de decisiones dificultando esta misma.
  • Inversiones pequeñas: Quizás es un capital fácil de acceder, pero las cantidades que recibimos son de pequeñas cuantías. Eso significa que nos permitirá empezar, no no avanzar mucho más.
  • Perder la relación: Hay un riesgo de poner fin a la relación entre la persona de confianza y el emprendedor. Desgraciadamente, mezclar amistad y negocios puede tener consecuencias irreparables, siendo probable que esta relación se termine. Por eso es importante mantener una comunicación abierta y transparente con nuestros inversores para evitar estas situaciones.

Si quieres más información sobre la actualidad de Venture Capital, no pierdas nuestro post sobre qué has de tener en cuenta para invertir durante el COVID-19.

Financiación pública para empresas en Galicia: IGAPE

El instituto Gallego de promoción económica (IGAPE), es la agencia adscrita al ministerio de economía, empleo e industria para el desarrollo de Galicia, y tiene como misión apoyar todas las actividades que contribuyen a mejorar el sistema productivo gallego, facilitando los procesos de creación consolidación y crecimiento empresarial.
El IGAPE junto con XesGalicia y Gain han consolidado el fondo de iniciativas emprendedoras (FGIE) para contribuir a la promoción del espíritu empresarial y al apoyo financiero para iniciativas empresariales. El propósito es apoyar proyectos para la creación de pequeñas y medianas empresas por parte de nuevos empresarios, así como proyectos de inversión para expansión de pequeñas y medianas empresas ya creadas.
El FGIE tiene como finalidad apoyar financieramente a Pymes promovidas por empresarios a través de préstamos a tasas reducidas, para facilitar la puesta en marcha del negocio en Galicia.

¿Quién puede acceder a esta financiación?

Pequeñas, medianas o microempresas que cumplen con los siguientes requisitos:
a) Llevar a cabo una iniciativa empresarial en un centro de trabajo que es el objeto del proyecto de inversión, ubicado en la Comunidad Autónoma de Galicia.
b) Prever para el proyecto de inversión una contribución financiera mínima del 25% del proyecto, sin ningún tipo de apoyo público.
c) La participación en el capital de la empresa de personas físicas o jurídicas, que desarrollan otras actividades económicas en la fecha de solicitud, no podrán exceder el 49% conjuntamente. Al menos uno de los socios debe estar dedicado a tiempo completo a la empresa.
Todos los sectores económicos aplican dentro de esta convocatoria.

Requisitos que debe cumplir el proyecto empresarial para aplicar a esta financiación:

El costo financiable del proyecto debe ser igual o mayor a 100.000 euros, el proyecto a financiar se debe basar en un plan de negocios y debe consistir en la creación de un nuevo establecimiento o la mejora de la competitividad de uno existente, se debe acreditar financiación bancaria complementaria: Por lo menos el 25% del coste total del proyecto deberá ser financiado préstamos bancarios.

Gastos financiables:

Adquisición de activos fijos materiales necesarios para llevar a cabo el proyecto, tales como terrenos, obras civiles, adquisición de bienes inmuebles, equipos, muebles.
Activos intangibles: Software y adquisición de propiedad intelectual, incluidas licencias de fabricación y patentes, el gasto en I+D y otros activos intangibles relacionados con los proyectos de innovación tecnológica.
Capital circulante, siempre que se cuantifique la necesidad de su financiamiento en el plan de negocios y su monto no supere el 50% del total del proyecto.

Cuantía de las ayudas:

El importe mínimo financiable será de 50.000 euros y el importe máximo será de 200.000 euros, y en ningún caso podrá exceder el 50% del costo del proyecto.

Modalidad del préstamo

Plazo y carencia: Hay dos modalidades de devolución del préstamo: una a 10 años y la otra a 8 años, ambas con dos años de carencia.
Tasa de interés: Euribor + 3%
Garantías: Sin garantías personales, más que el mismo proyecto empresarial
Fuente: IFAPE