Tag: financiación emprendedores

Financiación para startups: Cómo empezar.
Mariale Vivas
Account Manager

Cuando se decide emprender una idea y empezar un negocio, todo se vuelve muy idealizado. Se empieza a construir todo con mucha ilusión, pero cuando nos damos cuenta de todo el dinero que necesita para traccionar, empiezan los rompecabezas. Por eso, te dejamos una lista de fuentes de financiación para startups que te pueden ser útiles.

En Upbizor siempre decimos que lo más sagrado que tiene un emprendedor es la propiedad, por lo que levantar una ronda lo podemos proponer como opción, pero nos plantea el problema de la dilución.

Por lo tanto, ahora partiremos de la premisa que queremos construir nuestro negocio perdiendo el mínimo capital posible. Además, se suele pasar por alto que no todas las empresas han necesitado ceder capital para obtener inversión y crecer. En cambio, han logrado autofinanciarse de manera “BOOTSTRAP”, algo tan sencillo (¡y tan complicado!) como financiarse con sus propios recursos: los clientes y las ventas. 

Facturas

Para conseguir que esto funcione, primero debemos tener en cuenta lo principal: cobrar lo producido o lo ofrecido. Muchas veces nos encontraremos (sobre todo al comenzar un negocio, porque es como un periodo de prueba), que hay clientes que retrasan el pago hasta tal punto que nunca llegan a ser cobradas las facturas. Porque facturar y cobrar son dos cosas muy distintas, y nuestro objetivo como empresario o empresaria es llegar a tener flujo de liquidez.

Cuanto antes consigamos el cobro mejor, ya que tener el ciclo de caja a favor hará que nos podemos autofinanciar con esta liquidez.

Proveedores

Otra solución para suplir esta necesidad de financiación es por medio de tus proveedores, de forma que estos te ofrezcan crédito. Esto es, intentando pagar lo más tarde posible a cualquiera de nuestros proveedores. Por ejemplo, pagando las suscripciones de la nube cada mes en lugar de anualmente, ya que estas ganando 30 días hasta hacer el pago. De la misma manera, si tienes solvencia y buena relación con tus proveedores más directos, siempre puedes tratar de pedir crédito de 30 a 60 días. 

Si consigues cobrar temprano y tener plazos de pago de 30 a 60 días, conseguiremos tener el NFO negativo y tener el ciclo de caja a favor. Con estos dos elementos construimos un proyecto eficiente en capital.

Financiación indirecta

Los incentivos fiscales son otra manera de conseguir financiación inmediata y no dilusiva. Dentro de estos beneficios tenemos múltiples opciones, desde una reducción en el Impuesto de Sociedades hasta bonificaciones en la Seguridad Social. Si quieres saber todas las opciones que tienes como startup, puedes leer nuestro artículo sobre la financiación indirecta.

Financiación bancaria

Otra forma de conseguir financiación es a través de los bancos. Además, con el golpe de la pandemia, han salido a rescatar más que nunca. Están ofreciendo préstamos con intereses muy bajos y, hasta sin la necesidad de un aval. El único inconveniente con la financiación bancaria es que suelen pedir garantías para reducir el riesgo de impago por medio de las cuentas de la empresa y sus fondos propios. 

Si tienes dudas sobre qué producto bancario escoger, puedes encontrar la respuesta en nuestro artículo aquí.

Financiación pública

ENISA, CDTI, RED.ES y muchas más herramientas de financiación pública, son las fuentes que recomendamos desde Upbizor como mejor opción de financiación para startups. Lo interesante de estas líneas es que la mayoría o no piden garantías o sus costes financieros son mínimos o… ¡son a fondo perdido! 

En esta última deben estar justificados los gastos que se realizarán de manera clara y planificada, ya que es una financiación que parte de la base de pagar unos gastos que ya se han realizado. 

Estas líneas tienen sentido sobre todo si se cumple con ciertas condiciones concretas como ser un proyecto tecnológico con alto nivel de innovación. Para este caso, el CDTI y RED.ES sería una buena solución. Por otra parte, la opción del ENISA necesita de un modelo de negocio bien estructurado y desarrollado, pero sobre todo, que esté bien capitalizado. 

Inversión privada

Por último, tenemos la opción de conseguir financiación de forma privada con inversores y business angels. Aunque parezca la opción más fácil y segura, la verdad es que según el tipo de inversor, puede parecer que le estás regalando hasta tu alma. Por no hablar de las participaciones, ese porcentaje de tu empresa que se quedan siempre por ofrecer una cantidad de dinero en un momento dado. 

De todas formas, queremos aclarar que, a pesar de nuestras preferencias, creemos que es necesario un mix entre todas estas opciones de financiación para startups. Escogeremos una fuente de financiación u otra dependiendo de dónde está la empresa en la curva de financiación, del capital y la finalidad de la empresa. Es por eso que te recomendamos hacer una consulta con un CFO, ya que será capaz de tener esta visión del roadmap de financiación de cada empresa. 

Por qué la escalabilidad te hace invertible

Gabriela Serrano
Trade marketing & ventas

El Venture Capital es una manera de financiar startups que tienen potencial de negocio y que necesitan financiación para crecer más rápido. Pero, para que el inversor acceda a invertir, ha de observar que el proyecto tiene escalabilidad.

Las 3 claves para invertir en una startup

Hay tres aspectos que toda startup ha de cumplir para que un inversor decida aportar su capital:

  1. Ser viable: Es decir, que tenga un mercado y una clara ventaja competitiva; ya que es necesario para mantenerse a lo largo del tiempo y sobrevivir.  Este mercado ha de ser claro, definido y accesible, para así demostrar que la empresa ya ha alcanzado el “producto market fit”.
  2. Ser factible: Una idea puede tener una oportunidad de mercado, pero el quién y el cuándo es determinante para que el proyecto tenga éxito. Dicho de otra manera, el proyecto será factible cuando tiene un buen equipo de trabajo y un entorno adecuado. Es decir, un equipo preparado y diversificado que pueda cubrir todas las “patas” principales de la empresa: operaciones, ventas, marketing y finanzas; y un entorno adecuado es que el “timing” sea el correcto, y que permita a la startup desarrollarse: el mercado ha de estar preparado para el producto o servicio.
  3. Ser invertible: Para que un proyecto sea invertible, el inversor tendrá que evaluar que sea escalable y que haya posibilidades de realizar un exit, es decir, ver cómo va a recuperar el dinero con cierto beneficio.

Si quieres saber más sobre las claves de inversión, Lánzame Capital tiene un artículo en su Medium que lo resume.

Pero ¿Qué es exactamente la escalabilidad?

Cuando nos referimos a que un proyecto es escalable, tiene dos factores claves que cumplir. En primer lugar, ha de tener la posibilidad de crecer rápido en un período de tiempo reducido. Y, en segundo lugar, el inversor ha de ver cómo y cuándo vamos a realizar el exit. Idealmente, se busca poder multiplicar por diez la inversión que ha hecho el inversor en de 5 años, idealmente.

CÓMO SE CONSIGUE

La escalabilidad en una compañía se consigue cuando el crecimiento de los ingresos no es proporcional al de los gastos; es decir, para aumentar los ingresos no necesitamos acompañarlo de más inversión.

Llega un punto después del breakeven en el que los ingresos crecen de forma exponencial, mientas que los gastos crecen de forma lineal. Es decir, no importa cuales sean los ingresos, los gastos crecerán a un menor ritmo. En ese momento, los ingresos se desacoplan de los gastos y, tanto los resultados como la creación de valor, crece en conjunto de manera exponencial.

La escalabilidad va asociada a las economías de escala. Éstas se generan cuando una empresa genera una unidad de ingreso adicional sin necesidad de aumentar proporcionalmente los costes e inversiones. Por ejemplo, en el caso de los SaaS, con cada venta adicional del software, sus costes apenas aumentan (solamente el alojamiento de datos y atención al cliente).

Conseguir financiación

Ahora bien, ¿Qué es el crecimiento?

Pese a que todos podáis responder esta pregunta, es importante definirla bien para contrastarla con la idea de escalabilidad. Un proyecto puede tener un crecimiento de dos cifras, pero no tener un modelo de negocio escalable.

Es decir, el crecimiento es la capacidad de incrementar la facturación de una compañía. En esta situación, también hay un crecimiento superior a los ingresos respecto al crecimiento de los gastos. La diferencia es que no se produce en ningún momento este crecimiento desproporcionado de los ingresos del modelo escalable. En una compañía sana, los gastos crecerán proporcionalmente con las ventas por el componente de los costes variables. Pero no crecerán tanto como los beneficios, a causa de los costes fijos.

PORQUÉ SER INVERTIBLE ES SER ESCALABLE

Al final, un inversor tiene que ver que hay un equilibrio entre el valor actual de la startup y sus ventajas con las perspectivas de futuro de esta misma, para decidir si podrá sacar un rendimiento o no.

Si comparamos ambos modelos, los beneficios acumulados son mucho más grandes en el modelo de la escalabilidad. Es decir, durante el mismo período de tiempo y con una estructura de costes parecida, el modelo de escalabilidad genera mucho más valor que cualquier modelo de crecimiento.

Esta es la razón por la que los inversores exigen que el modelo de negocio sea escalable, ya que de esta manera significará que la creación de valor se produzca rápidamente, lo más temprano posible y de manera exagerada.

Otra ventaja del modelo de escalabilidad es que probablemente tenga un proceso de internacionalización más fácil, ya que no necesitará estructuras adicionales importantes a las que ya tiene en el mercado doméstico.

Por lo tanto, al final es el emprendedor que decide el modelo quiere aplicar a su empresa: hay proyectos rentables con un alto crecimiento. Pero, si tu proyecto necesita inversión, la tendrá más accesible si tiene un modelo de negocio escalable, sin mencionar el alto potencial de crecimiento.

El gobierno anuncia el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

No es ningún secreto que la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha cambiado por completo el escenario económico de nuestro país y a nivel global. Por ese motivo, el gobierno ha presentado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para recuperar el crecimiento económico.

Dicho plan se quiere centrar, no solo en la creación de empleo y fomentar el crecimiento, sino en modernizar la economía española. Se pretende superar la crisis de la COVID y responder a los retos de la próxima década. Por lo tanto, es un proyecto de reformas para apoyar el tejido productivo a una pronta recuperación.

UN GRAN VOLUMEN DE INVERSIÓN

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia cuenta con grandes volúmenes de inversión pública y privada en los próximos años, y se espera que esta inversión se realice entre 2021 y 2026.

Este Plan se financiará con los fondos del Plan europeo Next Generation EU. Este es un instrumento excepcional de recuperación temporal conocido con un importe de 750.000 millones de euros.

Estos fondos pueden utilizarse para conceder préstamos reembolsables por una cantidad de 360.000 millones de euros y transferencias no reembolsables por una cantidad de 390.000 millones de euros.  Esto permitirá a España obtener una financiación de hasta 140.000 millones; de los cuales alrededor de 72.000 millones se desembolsarán en forma de transferencias y el resto a través de préstamos.

NEXT GENERATION EU

El fondo de recuperación europeo cuenta con dos instrumentos principales:

Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia

El Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia (MRR) es el núcleo del fondo, y tiene como finalidad apoyar la inversión y las reformas de los Estados Miembros. Pretende lograr una recuperación sostenible a la vez que se promueven propiedades ecológicas y digitales de la Unión.

Según los indicadores que se usarán, España recibirá un total de 60.000 millones de euros en transferencias no reembolsables y podría acceder a un volumen máximo de 80.000 millones de euros en préstamos.

REACT-EU

Por otra parte, el REACT EU está dotado con 47.500 millones de euros. Este fondo opera como fondos estructurales, pero con mayor flexibilidad y agilidad de ejecución. Pretende promover la recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía.

El Gobierno se centrará en movilizar estos 72.000 millones en trasferencias en los primeros tres años, es decir, entre 2021 y 2023. De esta manera, se pretende una reconstrucción rápida de la economía y complementar la financiación de los proyectos en marcha.

Aun así, dada su urgencia, estos recursos se empezarán a invertir este 2020, aunque la mayoría de las acciones (un 70% aproximadamente) se desplegaran en 2021 a través de proyectos y programas de financiación comunitarios.

CON LOS OBJETIVOS CLAROS

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia quiere aumentar el crecimiento del país a medio y largo plazo, así que han priorizado 10 políticas palanca para lograr este crecimiento sostenible que se quiere alcanzar. Irá muy orientado en potenciar la digitalización y la descarbonización de la economía.

Aun así, girará en torno a cuatro ejes transversales que son los siguientes: transición ecológica, transformación digital, la igualdad de género y la cohesión social y territorial. Cabe mencionar que para el sector de las startups, el eje transversal que mayor interés puede representar es la transformación digital. En este, está la modernización y digitalización del tejido industrial de la pyme, así como el apoyo al emprendimiento.

Se quiere dar impulso a España como una nación emprendedora. Y lo pretenden hacer mediante un Plan de Apoyo al Ecosistema de Startups para impulsar las empresas innovadoras de base tecnológicas. En ese sentido, se van a financiar principalmente inversiones que supongan un cambio estructural y que tengan un impacto duradero sobre la economía global, la sostenibilidad, la competitividad a largo plazo y el empleo.

Del total del Plan de Recuperación, se invertirá el 17% en la modernización y digitalización de la economía y las pymes; es decir, invertirán 12.240 millones de euros. Por lo tanto, las instituciones que gestionan habitualmente los fondos contarán con más recursos.

Apoyo al emprendimiento

Según establece el Plan de Recuperación, quieren aplicar una nueva política industrial para mejorar el clima de negocios, y así favorecer la inversión e impulsar la creación y crecimiento empresarial. También quieren seguir apostando por las startups tecnológicas y consolidarse como un lugar de referencia en el apoyo al emprendimiento.

El Plan de Recuperación emitirá fondos desde el Estado como ente centralizador, pero también lo hará desde sus comunidades autónomas y proyectos regionales. Así, se dotará a todos los ministerios con presupuesto para ayudar a esta recuperación.

Este Plan es bastante prometedor. Además, se espera que la aprobación de los presupuestos se dé antes de cerrar 2020, con lo cual, tendremos presupuestos para las empresas durante el primer trimestre de 2021. Esta es una buena noticia para el ecosistema empresarial español, ya que, según parece, todo apunta a que el año que viene tengamos más disponibilidad de fondos. Desde Upbizor, seguiremos informando sobre recursos y convocatorias específicas.

Fuente: Plan de Recuperación y Transformación y Resiliencia

Cómo ha sido la inversión en startups este 2020

Todos hemos podido comprobar en nuestra propia piel, con más o menos barreras, lo difícil y extraño que ha sido este año. Hemos tenido que adaptarnos a una nueva normalidad que, traducida al nivel empresarial, ha supuesto muchos retos relacionados con la flexibilidad y agilidad de la compañía y su equipo.

CON LA TENDENCIA AL ALZA

Para el ecosistema emprendedor, en cambio, han habido cambios más prometedores. La inversión en startups total conseguida en España, que ha prosperado positivamente en los últimos años, vuelve a sorprendernos con una subida de un 5,6% más que en el 2019. Esto supone más de mil millones de euros invertidos en startups en 304 operaciones diferentes, de forma que no solo se ha aumentado la cantidad invertida, si no también el reparto de estas inversiones. 

Cabe destacar el incremento de la participación de las corporaciones para la adquisición de startups (+63,2%) debido a la rapidez de respuesta que han presentado ante cambios bruscos sociales, como ha podido ser la pandemia. También se ha visto un mayor movimiento de operaciones gracias a la entrada de fondos extranjeros, siendo unos 120 millones de euros en el último cuatrimestre del año y representando 47,4% de las operaciones en total.

CAMBIOS DE PARADIGMA

En cuanto a tendencia del sector en el que se invierte, a parte de los que ya encabezaban la lista el año anterior, como la Logística y Movilidad o las Fintech, se ha notado un incremento de otros sectores. Estos son los que se han visto beneficiados debido a esta situación, como la ciberseguridad, la salud, el gaming o la educación. Por tendencia de tamaño, exceptuando casos puntuales, las operaciones de inversión siguen realizándose en fases Pre-seed o Seed.

Por otro lado, aunque Barcelona y Madrid siguen siendo de las primeras ciudades europeas con más proyección de futuro, han notado un descenso de un 12,5% y un 6,1% respectivamente. Pero no todo son malas noticias, este decrecimiento se ha visto compensado con el gran volumen de operaciones que se han realizado en la Comunidad Valenciana con un 55,1% más que el año anterior y en el resto del país, con un aumento del 158%. 

Desde Upbizor, nos sentimos muy orgullosos de contar con una cartera de clientes que han sido partícipes de estas inversiones y con los que hemos podido crecer juntos. Enhorabuena a todo el equipo de bnc10 (1,4M€), Prestalo (500K€), Picker (1,3M€), Naru Intelligence (1M€), Internxt (700K€), United Gamers (150K€), Kasaz (1,1M€), Baia Food (650K€), Kibus Petcare (350K€), SIARQ (246,5K€), Streamloots (4,73M€), APlanet (1,7M€), Nemuru (2,6M€), IOMED (2M€), Bnext (11M€), Yego (7M€), Payflow (1,6M€), MrNoow (150K€), Catevering (500K€), Genial.ly (4,4,M€), EthicHub (37K€), Aortyx (650K€), Factorial (15M€); y destacando la mayor inversión de este 2020 con Paack (44,64M€).

Recomendamos a las startups entender bien el proyecto que quieren llevar a cabo para conocer sus necesidades financieras en cada momento. La clave para ser eficiente en capital (y de la inversión en startups) es saber para qué se está buscando la financiación. En Upbizor ofrecemos un servicio de consultoría externa con la idea de optimizar estos procesos para evitar la dilución.

Datos proporcionados por Startup Program de la Fundación Bankinter y por ElReferente.

Cómo autofinanciarte con el ciclo de caja

Hay muchas opciones para poder cubrir la necesidad de subvencionar tu proyecto, pero hay ciertas medidas que puedes tomar para autofinanciarte con el ciclo de caja y, de esta manera, no ceder propiedad. Una de las claves es acortarlo. Si lo controlas, no sólo serás más eficiente, sino que reducirás tu necesidad de financiación y preverás mejor tu crecimiento.

Más allá de cobrar tarde y pagar pronto, hay otros elementos que nos obligan a necesitar financiación. El éxito está en evitar tener grandes cantidades de stock, tener proceso productivo muy lento, o tener tu ciclo de venta muy largo.

ACORTA EL PROCESO PRODUCTIVO Y EL CICLO DE VENTA

El ciclo de caja nos permite medir cuanto tiempo tardan tus inversiones en convertirse en ventas e ingresos. Dentro de este tiempo incluye el mover inventario, cobrar y pagar deudas. Por eso, saber el ciclo de caja nos permite medir objetivamente la calidad y efectividad de las operaciones y la gestión.

Has de intentar ser más eficiente y acortar el proceso productivo y el ciclo de venta. De esta manera, no solo tendrás más capital disponible para autofinanciarte, sino reducirás costes y podrás aumentar los márgenes de ganancia.

AUTOFINANCIARTE CON EL CICLO DE CAJA

Una de las situaciones que se puede dar (y no excepcionalmente) es que la empresa A no pague en el momento. Esto nos obliga a que nosotros tengamos que asumir esta falta de recursos para los gastos corrientes. Es decir, cuantos menos días tardes en recuperar el dinero invertido, mayor será tu capital disponible en el corto plazo.

Por este motivo, es importante que ajustes el ciclo de caja e intentes cobrar lo antes posible y pagar más tarde. Así, tienes margen para cubrir cualquier gasto que pueda ocurrir. Insistimos en la importancia de acortarlo ya que nos permite saber cuánto capital tengo para utilizarlo para crecer. Es decir, cuanta más disponibilidad de dinero tenga, podré invertir este en mi crecimiento.

Por eso es importante saber cómo autofinanciarte con el ciclo de caja. No sólo controlas un indicador del desarrollo futuro y operaciones eficientes; sino que mejoras tu proceso productivo, y tienes caja para poderlo invertir en tu desarrollo.

7 cosas a tener en cuenta en la financiación FFF

A la hora de montar una start-up es necesario encontrar financiación para poder empezar a dar vida a tu negocio. Conseguirla mediante préstamos bancarios o inversión privada no suele ser opción en una fase de vida tan inicial. Por ello, la mayoría de startups recurren a la financiación FFF.

En capital riesgo (o Venture Capital), quizás has leído que el primer recurso que tiene el emprendedor para abrirse camino y lanzar su start-up es la fase de financiación FFF.

Estas siglas hacen referencia a las palabras inglesas Family, Friends and Fools, es decir, familia, amigos y “tontos o locos”. Aunque este último, dependiendo del proyecto, no tiene porqué ser una mala decisión. Es decir, hace referencia al círculo más cercano que da dinero al emprendedor para poder empezar el proyecto.

COSAS QUE HAS DE TENER EN CUENTA

Se ha de tener mucho cuidado ya que el riesgo de perder el dinero es muy alto, ya que nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida. Por este motivo, es recomendable informar muy bien de esto y pedir sólo dinero que no necesiten.

A los inversores profesionales no les gusta eso, ya que puede provocar que la compañía esté demasiado repartida. Por eso, lo mejor es que todos estos socios minoritarios se sindicalicen y tengan un solo representante. De esta manera, de cara a estos inversores, sólo aparecerá un inversor minoritario. Por el otro lado y a nivel privado, ya se pacta cuantas participaciones tiene cada uno.

El emprendedor tiene la obligación de que este dinero sea gestionado de una manera adecuada y eficiente. El objetivo es sobrevivir, con lo que es necesario una planificar este dinero para validar el modelo de negocio.

De la misma manera, es importante que el emprendedor sea transparente con los inversores, y les vaya comunicando que avances se van produciendo y el estado de la empresa.

También, es interesante puntualizar que es importante saber escoger a quién pedir dinero. Habrá inversores que te ayudarán y guiarán a lo largo del proyecto; otros que querrán ser activos en la gestión. Siempre es interesante tener un inversor con conocimiento de la industria o uno que ya ha invertido previamente en otra start-up.

BENEFICIOS

Uno de los principales beneficios de la fase de financiación FFF de la start-up es que:

  • No existen plazos ni intereses: Estas aportaciones que hacen el círculo más cercano no busca obtener un beneficio económico de su aportación, por lo que no solicitarán intereses ni plazos rígidos. Es más, ya aportan el capital sabiendo que muy probablemente sea a fondo perdido.
  • Fácil de convencer: Como hemos mencionado antes, es bastante fácil de conseguir ya que el vínculo emocional es la principal razón que lleva estos inversores a aportar a la nueva empresa, a pesar de todo el riesgo que conlleva. Es decir, no suele haber una valoración excesivamente exhaustiva.
  • Suelen ser independientes: Como no buscan beneficio económico, suelen ser independientes a la toma de decisiones. Otros inversores se involucran, pero como los que forman la financiación FFF solo quieren ayudarte, no querrán tener control sobre la empresa.

CONTRAS

  • Fracaso Empresarial: Como bien hemos dicho antes, nueve de cada diez startups fracasan en los primeros 3 años. Esa falta de juicio a la hora de invertir puede hacernos invertir en un proyecto que no va a prosperar.
  • Obstáculos en la toma de decisiones: Aunque no suele ocurrir, algunos inversores pueden tener la intención de ayudar. Este puede intentar colaborar en la toma de decisiones dificultando esta misma.
  • Inversiones pequeñas: Quizás es un capital fácil de acceder, pero las cantidades que recibimos son de pequeñas cuantías. Eso significa que nos permitirá empezar, no no avanzar mucho más.
  • Perder la relación: Hay un riesgo de poner fin a la relación entre la persona de confianza y el emprendedor. Desgraciadamente, mezclar amistad y negocios puede tener consecuencias irreparables, siendo probable que esta relación se termine. Por eso es importante mantener una comunicación abierta y transparente con nuestros inversores para evitar estas situaciones.

Por lo tanto, la financiación FFF es necesaria para arrancar en la mayoría de casos, pero hay que ser conscientes de los riesgos que tienen.

Si quieres más información sobre la actualidad de Venture Capital, no pierdas nuestro post sobre qué has de tener en cuenta para invertir durante el COVID-19.

CALENDARIO FISCAL: Qué ventajas fiscales tienen las startups.

En enero del 2015 entraron en rigor ciertos incentivos fiscales orientados a las sociedades mercantiles de nueva creación. En este post vamos a aclarar la definición de esta y qué ventajas fiscales tienen las startups.

Como apunte, hay un régimen transitorio para las entidades de nueva creación constituidas entre el 1-1-2013 y el 31-12-2014, que realizan actividades económicas. Estas tributan según la escala reducida y los requisitos previstos en la normativa vigente en períodos impositivos iniciados antes del 1-1-2015.

SOCIEDADES DE NUEVA CREACIÓN

Hay que distinguir entre las sociedades de nueva creación y de dimensión reducida, ya que variaran en ciertas ventajas fiscales para startups.

Para que una sociedad sea de nueva creación implica que ha de ser de nueva actividad, es decir, han de cumplir estos requisitos:

  1. Constitución. Es necesario que la entidad se haya constituido a partir del 1-1-2015. No obstante, no tiene la consideración de entidad de nueva creación aquella que forme parte de un grupo mercantil, con independencia de la residencia y de la obligación de formular cuentas anuales consolidadas.
  2. Actividad económica. La entidad debe iniciar el desarrollo de actividades económicas, es decir, es necesario la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios. Si la actividad es el arrendamiento de bienes inmuebles la existencia de actividad económica requiere que la entidad disponga de los medios personales mínimos exigidos.

No se entiende iniciada una nueva actividad económica y, por tanto, no es aplicable el tipo reducido de las entidades de nueva creación, cuando: (se entiende que existe una nueva actividad si se cumplen las siguientes condiciones):

  1. Que la actividad desarrollada fuera llevada a cabo por otras personas o sociedades y que fuera transmitida a la sociedad de nueva creación.
  2. Que uno de los socios de la empresa hubiera ejercido actividad económica en el periodo anterior a la creación de la entidad, contando la persona física en cuestión con una participación superior al 50%, de forma directa o indirecta.

Una vez aclarada el concepto de nueva creación, vemos que aquellas entidades de nueva creación cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 10 millones de euros en cómputo anual, también podrán aplicar los incentivos fiscales para entidades de reducida dimensión, a excepción de la reserva de nivelación. En empresas con impositivos más corto hay que hacer regla de tres.

  1. Duración inferior al año o la actividad se haya desarrollado durante un plazo inferior al año, el importe neto de la cifra de negocios se eleva al año. Como, por ejemplo, las pistas de esquí.
  2. En las empresas de nueva creación, el importe de la cifra de negocios se refiere al primer período impositivo en que se desarrolle efectivamente la actividad. Si este es inferior al año, el importe neto de la cifra de negocios debe igualmente elevarse al año.

Los incentivos fiscales de las empresas de reducida dimensión no se aplican a aquellas entidades que tengan la consideración de entidades patrimoniales

Para que hacienda considere que eres de reducida dimensión ha de pasar un ejercicio fiscal completo en la empresa. Cuando esto se cumple, puedes tener ciertos incentivos fiscales que explicaremos en el futuro.

VENTAJAS

En los dos primeros ejercicios en el que la startup obtiene un resultado positivo, el tipo de gravamen del impuesto de sociedades se ve reducido de un 25% al 15%.

DEDUCCIONES

En cuanto a deducciones podemos destacar las deducciones por actividades I+D. Es habitual que al inicio de la actividad de una startup implique I+D, por lo que es importante tener en cuenta la existencia de esta.

Este tipo de ventaja se utiliza para incentivar la innovación tecnológica. Las empresas tienen la posibilidad de ahorrar parte de los gastos que producen las actividades de I+D+i, como los gastos de salarios, materiales, de equipo, entre otros.

Si quieres más información puedes encontrar más información en nuestra página web.

OBLIGACIONES

Aún así, hay ciertas obligaciones ficales que las startups han de cumplir. Se deberá tener para cumplimentar los trámites:

  • Firma electrónica.
  • Alta en la Seguridad Social.
  • Alta en el Registro de Actividades Económicas.
  • Realizar la declaración trimestral de IVA.
  • Presentación de las cuentas anuales.

Te dejamos aquí abajo el descargable con todos los incentivos fiscales para empresas de reducida dimensión para que veas cómo optimizar tu impuesto de sociedades. En los siguientes posts comentaremos las bonificaciones y las deducciones fiscales que hay para startups.

Si tienes alguna duda sobre las ventajas fiscales de las startups, pregúntanos sin compromiso; nuestro equipo de accounting estará encantado de atenderte.

Programa de incentivos para el desarrollo industrial y la transformación digital en Andalucía

La Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) es la agencia de desarrollo regional del Gobierno andaluz. Además de un instrumento especializado fundamentalmente en el fomento de la innovación en la sociedad andaluza, tienen 3 líneas de actuación principales: financiación y desarrollo empresarial, espacios de innovación y sectores estratégicos, y captación de inversores y servicios avanzados.

En su línea de actuación “financiación y desarrollo empresarial” cuenta con un seriado de ayudas y préstamos de acuerdo a la actividad de las empresas.

La transformación digital de la pyme es otro de los objetivos de esta nueva orden, apoyando proyectos en las pymes orientados a la incorporación de soluciones tecnológicas y a la adopción de servicios y aplicaciones TIC que puedan ejercer de palanca para un mayor desarrollo del negocio electrónico, contribuyendo al incremento de la productividad en su actividad económica y su competitividad.

En el marco de esta convocatoria se financian actuaciones dentro de las siguientes líneas:

1.Creación de actividad económica: Proyectos susceptibles de ser subvencionados que deberán corresponder en su diseño y formulación a proyectos de emprendedores, de pequeñas empresas y medianas empresas o proyectos de grandes empresas industriales que signifiquen la puesta en marcha de un nuevo establecimiento empresarial. Dentro de esta línea de actuación entran:

  • Proyectos de Emprendedores: Empresas en constitución o constituidas e inscritas en el registro de empresas correspondiente, con una antigüedad no superior a dos años y que no hayan facturado más de 50.000 euros acumulados en los últimos doce meses anteriores a la fecha de la solicitud. La inversión a realizar debe ser superior a 10.000 euros.
  • Proyectos de pequeñas empresas: Nuevos proyectos empresariales promovidos por pequeñas empresas con antigüedad no superior a cinco años antes de la fecha de presentación de la solicitud, que contemplen una inversión superior a 30.000 euros.
  • Proyectos de medianas empresas: Proyectos promovidos por empresas medianas que conlleven la creación de un nuevo establecimiento empresarial, con una inversión inicial superior a 50.000 euros y que generen al menos un empleo indefinido.
  • Proyectos de grandes empresas industriales: Proyectos promovidos por grandes empresas industriales que conlleven una inversión inicial superior a un millón de euros, que signifiquen la creación de un nuevo establecimiento empresarial y que generen al menos cinco empleos indefinidos.

 2. Mejora de la competitividad empresarial: Proyectos promovidos por pymes y grandes empresas industriales establecidas en Andalucía que contemplen inversiones que supongan una mejora de la competitividad. En esta línea aplican:

  • Proyectos de inversión para la mejora de la competitividad en PYMEs: En bienes de equipo y que supongan una inversión inicial superior a 30.000 euros, orientados a la mejora de la competitividad y que generen empleo indefinido o contribuyan a su mantenimiento.
  • Proyectos de inversión para la mejora de la competitividad en grandes empresas industriales: deben suponer una inversión inicial superior a un millón de euros y que generen al menos cinco empleos indefinidos.

 3. Generación de empleo: Proyectos de creación de actividad económica o de mejora de la competitividad de empresas promovidos por pymes con una alta creación de empleo indefinido. Estos proyectos deberán generar al menos un empleo indefinido por cada 20.000 euros de inversión inicial, con un mínimo de 40.000 euros. A partir de los primeros 100.000 euros de inversión inicial el proyecto tendrá que generar al menos un empleo indefinido por cada 100.000 euros adicionales.

4. Servicios avanzados: Proyectos de incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, iniciativas de dinamismo empresarial y soporte técnico para la realización de proyectos de cooperación empresarial en Andalucía.

5.Transformación digital de las pymes: Proyectos contratados por pymes para la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación, que contribuyan a mejorar su competitividad y productividad (servicios de comercio electrónico, de marketing digital, de digitalización de los procesos de negocio o de confianza digital, entre otros).

Consulta todos los términos de la convocatoria en la Agencia IDEA