Tag: Financiación ICEC

Instrumentos de financiación no dilutivos

Una de las opciones para poder financiar tu crecimiento sin perder la equity, es utilizando instrumentos de financiación no dilutivos. Para ello, es vital entender cuáles son las necesidades de tu empresa en cada estadio de su vida y qué herramientas pone el mercado a tu disposición.

Actualmente hay más dinero en el mercado y existen más instrumentos que nunca, por lo que financiarse jamás estuvo más al alcance. Aun así, es importante tener claro que instrumentos hay y qué necesidad irá a financiar: no es lo mismo financiar el crecimiento que el circulante.

FINANCIA TU CRECIMIENTO

Una vez realizado una ampliación de capital y haber dado solvencia al balance, existen instrumentos que nos dan flexibilidad para financiar nuestro proyecto a largo plazo. Estos préstamos a largo plazo, con carencias y sin garantías personales, permiten que lo devuelvas sin haber cedido participaciones de tu empresa.

Siempre decimos que es casi tan importante qué producto usar, cómo saber de quién rodearse para afrontar este proceso. Esto es debido a todos los beneficios que pueden aportar estos mecanismos de financiación; no sólo evitando la dilución, sino por su posibilidad de amortizar de manera anticipada, el refuerzo a los fondos de maniobra de las empresas y la computación como recursos propios en caso de reducción de capital y liquidación de sociedades.

Existen diversas opciones para financiarte, pero la más utilizadas son los préstamos ENISA. De la misma manera, los instrumentos autonómicos como ICEC, Aval Madrid o el ICF-IFEM son otros mecanismos de financiación que puedes aplicar.

Asimismo, si tu empresa tiene un alto componente de I+D+i, se te abre la puerta a varias líneas de financiación pública como, por ejemplo, el CDTI. También hay que tener en cuenta todos los beneficios fiscales que existen que te permiten rentabilizar tus inversiones en proyectos de I+D+i y desarrollo tecnológico. Mira si qué deducciones fiscales puedes aplicar, así como las bonificaciones de la seguridad social.

FINANCIA TU CIRCULANTE

Es importante que financies el “pan con pan y el jamón con jamón”, y no mezclar conceptos. La financiación bancaria es una alternativa a la financiación pública, con grandes beneficios para los start-ups. Y no solo por la rapidez de estos, sino que te permite financiarte a corto plazo sin perder equity.

Uno de los primeros frenos de solicitar financiación bancaria (y de los principales pains) es que las entidades bancarias te pidan avales para acceder a la financiación. Aun así, existen algunos instrumentos bancarios que te pueden financiar la caja sin la necesidad de este. Si quieres circulante tienes opciones bancarias (aunque pensemos que los bancos al inicio no pueden participar) como las pólizas de crédito, el renting, factoring o un leasing.

Al final, utilizar instrumentos de financiación no dilutivos es una gran ventaja para poder financiar el crecimiento de tu empresa sin perder equity.