Tag: financiación startups

Bootstrap: ser eficiente en capital

Ser eficiente en capital significa que las empresas necesitan poco (¡o nada!) de capital de sus inversores para conseguir mucha facturación y ser rentables. Por lo tanto, estas empresas consiguen que la caja operativa financie la caja de inversión, autofinanciándose el crecimiento. Aquí te presentamos las claves para ser Bootstrap y así crecer sin ceder equity.

CLAVES PARA AUTOFINANCIARTE

En primer lugar, al inicio del proyecto cuando la valoración es muy baja, es mejor no adquirir demasiados activos para desarrollar el negocio: los activos en un balance nos obligan a financiarlos con su respectivo pasivo.

¿La razón? Al inicio has de testear la demanda del mercado (el producto-market-fit). Imagina que tienes en mente montar empresa que distribuye fruta a oficinas. No compres una nave industrial al principio, ni una cámara frigorífica; empieza comprando fruta en una frutería y envíala a potenciales clientes.

Imagina que no tiene éxito, y es mejor enviar café a las oficinas: habrías hecho una gran inversión al comprar la nave industrial, la cámara frigorífica, etc. Para descubrir que no había mercado. En este caso, habrías cedido propiedad sin ninguna necesidad.

Por lo tanto, antes que hacer grandes inversiones, asegura la viabilidad del proyecto, aunque sea a costa de castigar los márgenes de tu cuenta de resultados. Es fundamental que seas completamente Lean en los inicios.

ESCUCHA AL MERCADO

Si quieres financiar tu crecimiento con la caja operativa de la empresa, es lo mismo que decir que tus clientes te financien este crecimiento. Ellos son la clave de tu negocio, con lo que su feedback es extremadamente valioso.

Aunque ya tengas la viabilidad del proyecto, es importante que les escuches y sigas el rastro de sus decisiones: te servirán de guía para marcar el rumbo de la empresa.

EL RETO DE GESTIONAR LA CAJA

La intención es hacer que la caja operativa de la empresa financie la caja de inversión, es decir, conseguir que tus clientes te financien el crecimiento. Por lo tanto, es necesario tener una buena gestión de los flujos de entrada y de salida de caja.

Usa presupuestos, y no dejes ningún euro fuera de tu control. Pese a que sea muy inicial el proyecto, pon orden a tus finanzas; ya que, no sólo serás más eficiente, sino que te permitirá tener un crecimiento más sólido y poder ser rentable.

Ser Bootstrap no sólo hace que mantengas la propiedad en todo momento, sino que evita endeudamientos y permite que la empresa crezca de forma ordenada. Todo el dinero que entre se invertirá de manera inteligente y meditada.

Si sigues estas claves para ser Bootstrap, es decir, ser eficiente en capital, podrás autofinanciarte tu crecimiento hasta llegar a ser rentable.

La financiación bancaria también es para startups

Pese a que muchas empresas descarten esta opción, la financiación bancaria también es para financiación para startups. Los bancos pueden ser un buen aliado para financiar tu empresa en fases iniciales y asegurar así el desarrollo de tu proyecto evitando la dilución y la llegada a la cima de la mejor manera posible.

CÉNTRATE EN LO QUE NECESITAS

La financiación bancaria es una alternativa a la financiación pública, con grandes beneficios para los start-ups. Y no solo por la rapidez de estos, sino que te permite financiarte a corto plazo sin perder equity.

Uno de los primeros frenos de solicitar financiación bancaria (y de los principales pains) es que las entidades bancarias te pidan avales para acceder a la financiación. Aun así, existen algunos instrumentos bancarios que te pueden financiar la caja sin la necesidad de este.

También es importante que financies el “pan con pan y el jamón con jamón”, y no mezclar conceptos. Es decir, jamás financies el circulante de tu empresa con equity o con deuda a largo plazo utilizando, por ejemplo, un préstamo ENISA. Eso sería gastar unos valiosos recursos de forma poco efectiva.

Por este motivo, has de centrarte en los instrumentos que ofrecen los bancos que te permiten financiar el circulante. Estos son, por ejemplo, las pólizas de crédito, el renting, factoring, los leasing… Estos instrumentos nos permiten financiar el impass de la caja operativa.

CONOCE AL BANCO

Una vez identificado las necesidades, hemos de convencer a la entidad que nos financie. Debemos tener en cuenta que no todos los bancos asumen el riesgo de trabajar con start-ups, de modo que debemos saber cuáles tienen una visión más “startupera”.

La mayoría de las veces, la relación con éstos se basa en la confianza generada. Es decir, esta confianza es generada por el trato con el gestor; tanto a nivel personal como a nivel de cifras, a través de los movimientos diarios que salen del día a día. Hablar en el mismo idioma y con el gestor que toca puede ser determinante en ciertos casos.

“Los bancos quieren entender de donde viene la startup y hacia dónde va.”

Hemos de entender que no supone el mismo riesgo para el banco un producto a largo plazo, relacionado con una inversión que va a generar un retorno; que un producto a corto plazo, que ayudará a mejorar las necesidades de liquidez que pueda tener la start-up en su día a día.

Gracias a que el banco puede seguir las operaciones de la empresa, el riesgo es menor para éste.

HABLA EL MISMO IDIOMA

Los bancos son conscientes que la mayoría de las start-ups presentan muy poca o nula facturación y pérdidas. Por eso, es importante presentar un balance bien estructurado. Debe haber una coherencia entre la financiación que se está pidiendo y la inversión que se ha realizado en la empresa. Es decir, los fondos propios actuales y la facturación actual o futura.

AHORA, TEN LOS REQUISITOS MÍNIMOS

Hay entidades que son conscientes de la situación financiera en la que se encuentran las start-ups. Pero, pese a saber el riesgo que conllevan, necesitan unos requisitos mínimos para poder dar esta financiación.

“Los fondos propios negativos son una barrera de entrada a la financiación bancaria.”

La primera y principal condición es tener los fondos propios positivos.

Aunque el balance y la cuenta de resultados del año en curso muestran una foto financiera puntual y variable a medida que avanza el año; un banco no podrá financiar nunca a una empresa con fondos propios negativos. Esto es debido a que, desde un punto de vista contable, esta empresa se encuentra en quiebra técnica.

“El sobreendeudamiento puede complicar el crecimiento de las empresas.”

Como una start-up no tiene un gran histórico, el banco no puede obtener información en base a los ejercicios anteriores. Por ese motivo, para el análisis de una start-up nos centraremos en evaluar el futuro del proyecto.

En concreto, nos evaluaran todo lo relacionado con el proyecto empresarial. Se centran en el equipo emprendedor, el modelo de ingreso, el producto, los clientes y el objetivo general de la empresa, entre otros factores. Como emprendedores, debemos ser transparentes y explicar la realidad de la empresa. Es preferible comentarlo desde el principio, que no que lo encuentren con los mecanismos de rating internos.

Finalmente, si queremos ampliar el pool bancario, debemos tener una estrategia lógica y prudente basada en la estructura del balance para evitar el sobre-endeudamiento. Tener un buen control financiero de nuestra caja y venir referenciado por empresas como Upbizor, puede beneficiar la apertura de nuevos bancos. De esta manera no solo accedes a otras entidades, sino que te facilita el dibujo de la estrategia de financiación.

Por lo tanto, la financiación bancaria también es para startups para cumplir el objetivo final de potenciar el crecimiento de la empresa sin sobre-endeudarse y defendiendo la equity.

Cómo autofinanciarte con el ciclo de caja

Hay muchas opciones para poder cubrir la necesidad de subvencionar tu proyecto, pero hay ciertas medidas que puedes tomar para autofinanciarte con el ciclo de caja y, de esta manera, no ceder propiedad. Una de las claves es acortarlo. Si lo controlas, no sólo serás más eficiente, sino que reducirás tu necesidad de financiación y preverás mejor tu crecimiento.

Más allá de cobrar tarde y pagar pronto, hay otros elementos que nos obligan a necesitar financiación. El éxito está en evitar tener grandes cantidades de stock, tener proceso productivo muy lento, o tener tu ciclo de venta muy largo.

ACORTA EL PROCESO PRODUCTIVO Y EL CICLO DE VENTA

El ciclo de caja nos permite medir cuanto tiempo tardan tus inversiones en convertirse en ventas e ingresos. Dentro de este tiempo incluye el mover inventario, cobrar y pagar deudas. Por eso, saber el ciclo de caja nos permite medir objetivamente la calidad y efectividad de las operaciones y la gestión.

Has de intentar ser más eficiente y acortar el proceso productivo y el ciclo de venta. De esta manera, no solo tendrás más capital disponible para autofinanciarte, sino reducirás costes y podrás aumentar los márgenes de ganancia.

AUTOFINANCIARTE CON EL CICLO DE CAJA

Una de las situaciones que se puede dar (y no excepcionalmente) es que la empresa A no pague en el momento. Esto nos obliga a que nosotros tengamos que asumir esta falta de recursos para los gastos corrientes. Es decir, cuantos menos días tardes en recuperar el dinero invertido, mayor será tu capital disponible en el corto plazo.

Por este motivo, es importante que ajustes el ciclo de caja e intentes cobrar lo antes posible y pagar más tarde. Así, tienes margen para cubrir cualquier gasto que pueda ocurrir. Insistimos en la importancia de acortarlo ya que nos permite saber cuánto capital tengo para utilizarlo para crecer. Es decir, cuanta más disponibilidad de dinero tenga, podré invertir este en mi crecimiento.

Por eso es importante saber cómo autofinanciarte con el ciclo de caja. No sólo controlas un indicador del desarrollo futuro y operaciones eficientes; sino que mejoras tu proceso productivo, y tienes caja para poderlo invertir en tu desarrollo.

Pon orden a tus finanzas

El primer paso para poder tomar una decisión es saber y entender qué necesidades y caminos quiere tomar una empresa. Por eso, aunque no te puedas permitir el fichaje de un CFO en tu equipo emprendedor, como consultores siempre recomendamos lo mismo: “Pon orden a tus finanzas y contrata un CFO Externo”.

Si se entienden de antemano las necesidades que se tendrán, los negocios pueden cubrir sus riesgos y evitar que ni el crecimiento de la empresa ni su supervivencia se vean afectados.

Cash is king

No nos cansaremos de insistir en la importancia de llevar las cuentas al día. Tener la caja perfectamente conciliada y proyectada al menos a 18 meses vista en base a varios escenarios es vital. Es relativamente fácil que al inicio las startups tengan los costes altos y los ingresos más bien bajos y acaben gastando todo el capital inicial antes de que se establezcan en el mercado. De ahí la importancia de gestionar bien el Cash Flow.

Por eso siempre hay la gran pregunta: ¿Cuánta caja he de tener? No es recomendable disponer de más de la caja suficiente, ni tampoco que la empresa se encuentre con tensiones de tesorería. Por este motivo, el equilibrio de una caja perfectamente conciliada es delicado.

El CFO gestiona estos gastos y la caja, y se asegura que la compañía es solvente en los primeros años. No es ningún secreto: tu proyecto existirá si dispone de suficiente gasolina

Pon orden y planifica tus finanzas

La estrategia financiera de una empresa jamás puede venir gobernada por las urgencias de su caja. Por eso, para poder tener una salud financiera sana, pon orden a tus finanzas mediante una planificación adecuada. 

Contrata un CFO externo para que te ayude a organizar el futuro crecimiento de la empresa; y de esta manera asegura disponer del tiempo suficiente para planificar la financiación de tu proyecto.

Contratar a esta figura puede ser una solución eficiente: aporta valor y experiencia; te ayuda a gestionar la aceleración y las operaciones; y te ayuda a escalar el negocio a los cambios que necesita. De ahí la gran importancia de poner orden a tus finanzas: Puede ser una pieza diferencial para el desarrollo adecuado de tu empresa.

Por qué el runway y el burn rate son vitales para tu empresa

Muchos emprendedores se ven sorprendidos ante la falta de caja cuando ocurren imprevistos, o no controlan cuán eficaces son sus gastos. Por eso, nueve de cada diez startups mueren por falta de financiación. Quizás has escuchado tanto a startups como a inversores los términos runway o burnrate. Se trata de uno de los indicadores vitales para saber la supervivencia de tu startup.

Desde que ponemos en marcha un negocio hasta que empezamos a tener beneficios, pasa un tiempo. Este período se le conoce como “Death Valley”; ya que en ocasiones es demasiado largo. La startup tiene que hacer un largo camino para atravesar este “desierto” y el combustible que necesita para sobrevivir no es otra cosa que dinero

Estas herramientas de previsión de Cash Flow son vitales para cualquier empresa, ya que así controlas cuánto entra y cuánto sale; y sabes cuánto dinero tienes en la cuenta del banco. En definitiva, indicadores de combustible y alcance.

El primer indicador es el runway definido cómo la cantidad de tiempo que una empresa tiene antes de quedarse sin efectivo y se mide en número de meses. Es decir, los meses de vida de tu empresa, o mirado desde otro punto: ¿Cuántos kilómetros puedo hacer con el combustible que tengo? 

En segundo lugar, está el burn rate que indica cuánta caja “quemas” al mes. Es decir, ¿A qué velocidad gasto caja al mes? El burn rate también nos indica si somos eficientes en nuestras operaciones. 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Para tomar decisiones sobre el gasto operativo de la empresa, primero necesitamos saber cómo estamos. Es muy importante saber cómo van a afectar nuestras decisiones a nuestra tesorería, así como saber cuánto tiempo durará mi efectivo. De esta manera, te anticipas a la falta de liquidez y conoces el saldo de efectivo futuro con realidad. 

También nos indican cuán eficientes somos ya que vemos el uso de los recursos financieros de la empresa. Por eso, es una métrica clave para la toma de decisiones: nos permite controlar y gestionar la empresa; y decidir sobre los gastos operativos, ya sea aumentarlos o disminuirlos. 

De esta manera, controlando estos indicadores vitales de tesorería nos permitirá ampliar los meses de vida que tiene la compañía. Es sencillo: cuánto más controlemos el burnrate, más alargaremos el runway. De esta manera, podremos tener bajo control nuestros gastos y, por lo tanto, gastar en aquello que contribuye a hacer funcionar el negocio.

ESENCIAL PARA LAS RONDAS DE INVERSIÓN

Otra razón por la que es importante es para poder planificar cuándo necesitaremos financiación, y ayudarnos a planificar cuál de las cuatro fuentes de financiación vamos a utilizar. Hemos de tener en cuenta los cuatro tipos de financiación, ya sean socios fundadores, préstamos (es decir, más deuda), inversión a través de rondas o dinero a fondo perdido (que procede de premios, convocatorias, subvenciones, etc.)

El runway también te indica cuánto tiempo tienes para negociar la ronda. Si te queda poca caja, tienes un runway ajustado, significa que tienes poco tiempo y margen para poder negociar. Esto puede hacer que la startup acepte unas condiciones que no le acaben de encajar por necesidad.

En la ronda de inversión te preguntarán cuántos meses de runway financiará tu ronda de inversión: este cálculo debe estar fundamentado en los objetivos que esperas alcanzar y los planes correspondientes que implementarás.

Una recomendación que hacemos desde el equipo de Upbizor es realizar una ronda de financiación de 12 meses o más (siendo este más la facturación). De esta manera, debería permitirnos alcanzar los hitos en 12 meses aproximadamente. Y también hay que fijarse en el burnrate porqué siempre hay imprevistos. Por lo que lo mejor es que nunca supere el 10% de valor medio en la ronda.

En definitiva, es necesario que tengamos controlados ambos indicadores vitales de tesorería, ya que nos permiten saber cuánto tiempo de vida tiene nuestra empresa y cuán eficientes somos con nuestros gastos. De ahí la importancia de tener buen CFO o departamento financiero: nos permite actuar y tomar decisiones estratégicas para seguir creciendo.

Qué es el cashflow y por qué lo necesitas

Uno de los principales problemas de hacer un análisis contable es sincronizarlo con tu realidad financiera. Por eso, es importante que un emprendedor sepa qué tiene en la caja para poder tomar decisiones en el día a día. Quizás has oído que la herramienta para poder qué es el cashflow o flujo de caja. En este post te explicaremos qué es, cómo calcularlo y te dejamos una plantilla para que tú puedas calcularlo.

El cashflow es el indicador financiero básico de la liquidez de la empresa. Éste nos permite saber su estado real en un momento determinado del tiempo. Se mide a través de las entradas y salidas de efectivo que ocurren dentro de un periodo; y por eso podemos ver y analizar en detalle de la operativa de la misma.

Esta herramienta es esencial para poder tomar decisiones en la empresa. El cashflow muestra con claridad si hay algún problema con la liquidez o con la viabilidad del proyecto a corto plazo. Si el cashflow es negativo, la empresa no puede hacer frente a sus pagos. Por eso, tener controlado el flujo de caja es saber los meses que tenemos circulante disponible para afrontar la operativa de la empresa. Es decir, es vital para articular planes de financiación externa cuando haga falta y garantizar de esta manera la supervivencia del proyecto.

¿CÓMO SE CALCULA?

El cashflow tiene un cálculo muy sencillo: es el resultado de la suma de los ingresos y, a estos, se le restan todos los gastos. El poder de este cálculo reside en los puntos de vista que te puede llegar a dar. Aquí abajo desglosamos cada una de ellas para entender que nos dicen.

TIPOS DE CASH FLOWS

El cashflow lo puedes separar en 3 vistas diferentes. Así entendemos que ingresos y qué gastos de la empresa son producto de la operativa, de la inversión y de la financiación respectivamente.

FLUJO DE CAJA OPERACIONAL

En el flujo de caja operacional (o de explotación) vienen los ingresos ordinarios relacionados con la actividad directa de la empresa. Es decir, del día a día, principalmente de ventas, que son las que generan importantes flujos de efectivo. Este flujo de caja nos permite identificar los ingresos y costes que están asociados a la actividad económica de la empresa. Así, en un primer vistazo, determinamos si la empresa es rentable y si sobrevive gracias a su propia actividad.

FLUJO DE CAJA DE INVERSIÓN

El flujo de caja de inversión guarda relación con las entradas y salidas de dinero que tienen como objetivo el desarrollo de la empresa en términos de crecimiento, excluyendo de ello la operación regular. Sobre todo está relacionado con ingresos de inversión. Por ejemplo, si entra una ronda de financiación es calculado como caja de inversión. Es importante distinguir esto; ya que puedes ver comportamientos y entender, si un mes puntual hay un exceso de gastos, responden a la inversión.

FLUJO DE CAJA DE FINANCIAMIENTO

Finalmente, el flujo de caja de financiamiento proviene de las actividades que cambian el capital propio del negocio y las deudas asumidas. Es decir, de la diferencia entre las entradas y salidas de efectivo relacionadas con la financiación de la compañía.

Todos los tipos de cashflow se han de tener en cuenta ya todos afectan al estado de la empresa. Si bien es verdad que el de explotación o operación es el que mejor muestra el estado diario, es importante vigilar tanto la de inversión como de financiación. La sumatoria de los 3 cashflows al final del período es el cashflow real de la empresa.

PORQUÉ LO NECESITAS

Tener controlado el cashflow es una necesidad, ya que es una herramienta financiera básica. En primer lugar, vemos la salud financiera de la empresa. Podremos saber si somos capaces de cumplir con nuestros pagos, con nuestros proveedores o si tendremos exceso de caja.

Esto nos da margen para prever cualquier problema de liquidez y de revisarlo con el tiempo suficiente. Le da a la empresa la posibilidad de, con un tiempo prudente, buscar los caminos que sean más apropiados según su tipología para financiarse. Detectar estos problemas de manera temprana nos puede ayudar a solucionarlos antes de que suceda.

De la misma manera, nos sirve para analizar la viabilidad de inversiones y nos ayuda a entender de qué manera está creciendo el negocio.

En definitiva, el cashflow es un indicador la salud de una empresa, más allá de los resultados aparentes. Por eso es una herramienta esencial para anticiparse a los posibles problemas de liquidez y, consecuentemente, de viabilidad.

Si quieres saber en qué estado se encuentra tu empresa, te dejamos aquí abajo una plantilla para que tú puedas calcular tu cashflow.

¡DESCÁRGATELA!

Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@upbizor.com . Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

Si eres una start-up, debes saber lo que significa FFF

A la hora de montar una start-up es necesario encontrar financiación para poder empezar a dar vida a tu negocio. Conseguirla mediante préstamos bancarios o inversión privada no suele ser opción en una fase de vida tan inicial.

En capital riesgo (o Venture Capital), quizás has leído que el primer recurso que tiene el emprendedor para abrirse camino y lanzar su start-up es la fase de financiación FFF.

Estas siglas hacen referencia a las palabras inglesas Family, Friends and Fools, es decir, familia, amigos y “tontos o locos”. Aunque este último, dependiendo del proyecto, no tiene porqué ser una mala decisión. Es decir, hace referencia al círculo más cercano que da dinero al emprendedor para poder empezar el proyecto.

COSAS QUE HAS DE TENER EN CUENTA

Se ha de tener mucho cuidado ya que el riesgo de perder el dinero es muy alto, ya que nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida. Por este motivo, es recomendable informar muy bien de esto y pedir sólo dinero que no necesiten.

A los inversores profesionales no les gusta eso, ya que puede provocar que la compañía esté demasiado repartida. Por eso, lo mejor es que todos estos socios minoritarios se sindicalicen y tengan un solo representante. De esta manera, de cara a estos inversores, sólo aparecerá un inversor minoritario. Por el otro lado y a nivel privado, ya se pacta cuantas participaciones tiene cada uno.

El emprendedor tiene la obligación de que este dinero sea gestionado de una manera adecuada y eficiente. El objetivo es sobrevivir, con lo que es necesario una planificar este dinero para validar el modelo de negocio.

De la misma manera, es importante que el emprendedor sea transparente con los inversores, y les vaya comunicando que avances se van produciendo y el estado de la empresa.

También, es interesante puntualizar que es importante saber escoger a quién pedir dinero. Habrá inversores que te ayudarán y guiarán a lo largo del proyecto; otros que querrán ser activos en la gestión. Siempre es interesante tener un inversor con conocimiento de la industria o uno que ya ha invertido previamente en otra start-up.

BENEFICIOS

Uno de los principales beneficios de la fase de financiación FFF de la start-up es que:

  • No existen plazos ni intereses: Estas aportaciones que hacen el círculo más cercano no busca obtener un beneficio económico de su aportación, por lo que no solicitarán intereses ni plazos rígidos. Es más, ya aportan el capital sabiendo que muy probablemente sea a fondo perdido.
  • Fácil de convencer: Como hemos mencionado antes, es bastante fácil de conseguir ya que el vínculo emocional es la principal razón que lleva estos inversores a aportar a la nueva empresa, a pesar de todo el riesgo que conlleva. Es decir, no suele haber una valoración excesivamente exhaustiva.
  • Suelen ser independientes: Como no buscan beneficio económico, suelen ser independientes a la toma de decisiones. Otros inversores se involucran, pero como los FFF solo quieren ayudarte, no querrán tener control sobre la empresa.
CONTRAS
  • Fracaso Empresarial: Como bien hemos dicho antes, nueve de cada diez startups fracasan en los primeros 3 años. Esa falta de juicio a la hora de invertir puede hacernos invertir en un proyecto que no va a prosperar.
  • Obstáculos en la toma de decisiones: Aunque no suele ocurrir, algunos inversores pueden tener la intención de ayudar. Este puede intentar colaborar en la toma de decisiones dificultando esta misma.
  • Inversiones pequeñas: Quizás es un capital fácil de acceder, pero las cantidades que recibimos son de pequeñas cuantías. Eso significa que nos permitirá empezar, no no avanzar mucho más.
  • Perder la relación: Hay un riesgo de poner fin a la relación entre la persona de confianza y el emprendedor. Desgraciadamente, mezclar amistad y negocios puede tener consecuencias irreparables, siendo probable que esta relación se termine. Por eso es importante mantener una comunicación abierta y transparente con nuestros inversores para evitar estas situaciones.

Si quieres más información sobre la actualidad de Venture Capital, no pierdas nuestro post sobre qué has de tener en cuenta para invertir durante el COVID-19.

RED.ES – Qué es y porqué tu startup lo necesita.

Parece que cada día aparezca una tecnología nueva, desde avances en inteligencia artificial, nuevos descubrimientos en robótica, hasta ambiciosos proyectos de blockchain.

Aún así, muchas startups con ideas disruptivas, enfocadas en nuevas tecnologías, y con ventaja comparativa no logran triunfar. Y es que, a parte de la idea, también es importante la financiación.

Es por eso que en el artículo de hoy se va a definir qué es red.es, a quién va enfocado, cómo puede ayudarte en tu proyecto y sus principales condiciones.

Porqué RED.ES puede ser la solución a tus problemas de financiación a corto y medio plazo. 

¿QUÉ ES RED.ES?

RED.ES tiene como objetivo la transformación y convergencia digital con todos los países de Europa, para así mejorar los servicios públicos y desarrollar la economía digital.

Es una entidad pública que desarrolla programas de impulso de la economía digital, la innovación, el emprendimiento y la formación a través del fomento de un uso eficiente de las nuevas tecnologías, conocidas como TIC.

RED.ES impulsa ciertas iniciativas con el objetivo de equiparar el nivel de producción, rentabilidad y competitividad con los países más avanzados de Europa. Para hacerlo, Red.es recibe financiación Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y del Fondo Social Europeo.

Lo que empezó siendo un conjunto de ayudas dinerarias destinadas a financiar proyectos de desarrollo y comercialización de videojuegos, ahora se ha extendido a todas aquellas empresas con una actividad económica que promocione la tecnología.

La financiación ofrecida cobra la forma de subvenciones a fondo perdido. Las condiciones se describen a continuación. No os preocupéis.

Esto significa que no hay intereses, ni comisiones. Y lo que es más, no se exige la devolución del dinero. Lo que significa que si lo consigues, no tienes la presión que podrías tener con un préstamo tradicional. Ni de lejos.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

Tal y como se comenta en la definición de RED.ES, una de sus prioridades es el desarrollo tecnológico e innovador. Es por eso que esta opción de financiación sólo se concentra en startups que, en cierta manera, difundan este concepto a través de su actividad principal.

RED.ES tiene dos líneas de financiación principales: la de contenidos digitales, también conocida como “videojuegos”, y otra más reciente. Ésta última incluye actividades principales que desarrollen proyectos relacionados con alguno de los siguientes ámbitos:

  • Inteligencia artificial. Cualquier proyecto que trate machine learning, deep learning o neural networks tendrá posibilidades de recibir este fondo.
  • Desarrollo de aplicaciones, soluciones o servicios que mejoren la eficiencia de los servicios sanitarios.
  • Startups relacionadas con el desarrollo del Internet de las cosas (IoT)
  • Tecnologías de procesamiento masivo de datos e información, como puede ser el Big Data, Open Data o Linked Data.
  • Computación de alto rendimiento (high performance computing)
  • Computación en la nube
  • Procesamiento de lenguaje natural
  • Ciberseguridad, ya sea ésta enfocada a biometría y/o identidad digital
  • Blockchain
  • Robótica
  • Realidad virtual y aumentada, efectos especiales y simulación
  • Micro y Nanoelectrónica
  • Impresión 3D y fabricación aditiva

Si tu startup o pyme tiene previsto desarrollar un proyecto de carácter innovador, enmarcado en las anteriores tecnologías, tienes muchísimas posibilidades de conseguir la financiación RED.ES. Y, créeme, quieres conseguirla.

¿PORQUÉ RED.ES?¿CONDICIONES?

Para empezar, las cantidades ofrecidas por la financiación de RED.ES rondan de los 150 mil euros a los tres millones, dependiendo de si eres una startup o una pyme y de tus resultados.

Los gastos que se pueden financiar incluyen el 100% del gasto de personal propio, al 40% del presupuesto de personal subcontratado, y otros muchos gastos, como la amortización de los activos.

Los proyectos deben ejecutarse a partir del 2020, y hasta 12 meses luego.

Para intentar evitar los problemas de liquidez, RED.ES anticipa hasta un 40% de la financiación total al principio del proyecto.

Y, para garantizar el correcto funcionamiento de la actividad empresarial, y cumplimiento de objetivos, se debe realizar una justificación de auditoría 3 meses después de finalizar el proyecto.

Por último, para que tu startup pueda recibir este tipo de financiación, debes cumplir con una evaluación económica cumpliendo uno (o más de uno) de las siguientes condiciones económicas:

  1.  Volumen de negocio de 2019 igual o mayor que el 70% del presupuesto total del proyecto
  2. Fondos propios del 2019 iguales o mayores que el 70% del presupuesto total
  3. Volumen de negocio medio de los tres últimos ejercicios deberá ser mayor o igual que el 100% del presupuesto total del proyecto o conjunto de proyectos

CONCLUSIÓN

Si eres una startup o una pyme y basas tu actividad en alguna de las nuevas tecnologías mencionadas – o alguna que se le parezca – te puedes beneficiar, y mucho, de este tipo de financiación. Sin intereses, ni comisiones, ni obligación de devolver la cantidad financiada.

Para más ideas de financiación, consulta nuestro artículo “Guía para que tu startup crezca durante la crisis“.

Invertir en COVID-19. ¿Qué debes tener cuenta?

¿Tienes una startup y estás facturando menos?¿Tienes dificultad en conseguir ingresos?

¿O te va bien, y buscas oportunidades de negocio?

Después de meses de confinamiento y teletrabajo, hay varias startups que están teniendo dificultades. Aún más de que las que había.  Según un estudio hecho por el departamento de innovación de Telefónica, la crisis del coronavirus está impactando al 74% de las startups. Un 54% están buscando financiamiento, y no encuentran inversores.

A continuación, te explicamos cómo un Venture Capital – una tipología de fondo de capital riesgo – que puede resolver tus problemas de financiación, para que así tu empresa sobreviva al COVID-19, o a cualquier otra crisis que pueda venir. En España, o en el resto del mundo.

En este artículo también te explicamos qué te puede aportar ser un inversor de un Venture Capital y lo que implica invertir en nuevos proyectos.

Os dejamos un vídeo en el que Luis Martín Cabiedes, uno de los mejores inversores de España, explica experiencias en crisis previas y qué debe hacer el inversor en tiempos de Coronavirus.

 

¿QUÉ ES UN VENTURE CAPITAL?

Las startups con potencial de crecimiento necesitan inversión. Asimismo, personas con capital tienen interés en invertir para conseguir cierta rentabilidad en sus ahorros a largo plazo.

Este capital invertido se denomina Venture Capital, y los inversores se denominan Venture Capitalists.

Esta rentabilidad suele ser muy alta, pero esto también implica altos riesgos. Es por esto que es necesario un modelo de negocio que sea escalable, una idea potente y con perspectiva de negocio.

Un fondo de Venture Capital invierte en startups a cambio de una participación de la empresa. El fondo, por lo general, asigna a uno de sus partners al Consejo de Administración de la empresa que participa en la Venture Capital para garantizar que la estrategia y la toma de decisiones de la startup esté encaminado a generar el crecimiento esperado. En muchas ocasiones, estos delegados además del dinero, se convierten en socios estratégicos para la startup, por los contactos y la experiencia que pueden aportar. Así, se asegura una toma de decisiones llevada a cabo por profesionales, garantizando el buen funcionamiento de la empresa.

Lánzame Capital, por ejemplo, es una importante Venture Capital que invierte en startups escalables y con potencial. Está integrado por profesionales con experiencia que te aseguran un buen rendimiento para el inversor y una buena performance para la startup.

¿PORQUÉ UNA VENTURE CAPITAL?

A día de hoy este tipo de fondo de capital riesgo es una de las alternativas más válidas para las startups. ¿Y eso porqué?

  • Aumenta la velocidad de crecimiento de la empresa.
  • Al ser una alternativa del financiamiento tradicional bancario, el fondo de Venture Capital da más opción de financiación.
  • Elimina la preocupación constante de tener que hacer frente a una deuda que se tendrá que pagar independientemente de la evolución del negocio.
  • Optimiza la cuenta de resultados y la generación de tesorería.
  • Asegura un buen funcionamiento de la empresa, ya sea en el ámbito financiero, comercial, o cualquier otro.
  • Buena reputación, ya que aporta conexiones importantes, ya sea para el desarrollo del negocio, como para futuras rondas de financiación para la Startup.
  • Aporta expertis y mentoría en diferentes ámbitos de negocio.

¿CÓMO AFECTA EL COVID?

Va a haber cambio, pero la inversión sigue.

¿Vendes por internet? ¿Has cambiado procesos de tu empresa para adaptarte al trabajo en remoto?

Si no lo has hecho deberías, porqué aporta credibilidad a la empresa, y diferenciación con el resto del sector. Tal y como dice Luis Martín Cabiedes en uno de nuestros webinars, “hay sectores vencidos y vencedores, está siendo una crisis muy asimétrica. Pero el mercado está demostrando que se podrá superar”.

Facebook, Xiaomi o Uber fueron startups que crecieron y se desarrollaron durante una crisis de gran calibre.

“Ahora vemos tres oportunidades: la inteligencia artificial, el biotech y la formación digital.” dice Borja Breña. Las empresas enmarcadas en estos sectores, seguramente serán las que sigan captando inversión de los fondos probablemente con mayor facilidad que otro tipo de startups

Si no eres uno de estos sectores, siempre puedes enfocar tu modelo de negocio a uno más digital para que resulte más atractivo y, a la vez, más eficiente.

“Estamos viviendo una crisis de demanda clara: las empresas que son viables van a tener financiación, el problema va a ser la viabilidad: la capacidad de demostrar que podrás devolver el dinero.” Luis Martín Cabiedes.

Es por eso que es importante evolucionar hacia las nuevas tecnologías, no importa el sector. Silvia Baró, investment manager de Lanai Partners, explica que lo que se buscan son startups eficientes y reales. Startups fuertes. Y esta fortaleza se demuestra delante de un cambio. Delante de una crisis.

El Venture Capital van a seguir invirtiendo. La incertidumbre sigue jugando un papel relevante a medio plazo, pero eso no significa que la oportunidad desaparezca.

¡DESCARGA EL DOCUMENTO COMPLETO!

Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@upbizor.com . Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

Insights de financiación pública: sobrevive a la pandemia.

Desde que empezó la crisis del COVID-19, en UpBizor hemos creado la iniciativa StayUp. Dentro de este marco, se han organizado diferentes webinars con entidades de financiación pública como ENISA, ICF y CDTI.

En dichos webinars, hemos tenido la oportunidad de resolver las dudas que se han generado a raíz del estado de alarma, así como poder informar de las novedades que estas entidades han ido generando. Todas las entidades comparten están operativas, trabajando más que nunca y muchas de ellas están dando la opción de negociar las condiciones y adaptar los procesos a estas circunstancias.

ENISA

En ENISA, nos comentaba su consejero delegado José Bayón, que siguen trabajando a todo ritmo analizando y aprobando operaciones. Pese a todo, han duplicado sus peticiones de préstamo desde el abril de 2019, provocando que no puedan financiar a algunos proyectos. “Esta situación nos obliga a revisar todos los procesos, pero el análisis de riesgo sigue siendo el mismo”.

Asimismo, ha permitido que las firmas del notario se puedan hacer desdobladas, es decir, no hay necesidad que estén ambas partes en el mismo notario.

Otra novedad a causa de esta situación es que permiten negociar el plazo, para flexibilizar el cobro a los emprendedores: “el objetivo es dar un plazo para los emprendedores que nos deben dinero, para reestructurar el calendario sin cobrar intereses en este plazo”.

Queremos destacar este mensaje que nos dio José Bayón, CEO de ENISA: “Si alguien sabe salir de una crisis, son los emprendedores y emprendedoras. Habéis de contagiar los ánimos de seguir adelante a la sociedad civil”

ICF

Emilio Gómez, director de capital MAB del ICF, por su parte, lanzaba un mensaje de optimismo para startups: “Todo el dinero que se ha dejado de invertir hasta ahora y en las próximas semanas, estará ahí en el futuro. A medida que pase todo esto, ese dinero se va a invertir.” Añadía que ellos “estudiaran caso por caso, ajustándose para formar parte de la solución (no la solución)”, y que recomiendan “moverse ágilmente”.

ICF tiene distintos programas de financiación, entre ellos el IFEM innovación con coinversión o de la industria del conocimiento. (Podéis encontrar toda las condiciones en nuestro documento de financiación pública). Confirman que también están negociando las condiciones con todas y cada una de las compañías de la cartera del IFEM, ajustándose a la mejor opción.

Asimismo, han sacado dos líneas de financiación especialmente para esta situación: ICEC Cultura liquidez e ICF COVID-19, que dan financiación entre 250.000€ y 5M € a pymes y empresas.

Añaden que ahora mismo las coinversiones están bastante paradas. “Conseguir capital nuevo ahora va a ser complicado: es mejor planificar rondas a partir de enero”. También mencionan que están estudiando sacar nuevas líneas de financiación para sectores específicos en el futuro.

Han surgido dudas sobre qué se necesita para poder acceder a este tipo de financiación. Ellos admiten que si no hay facturación “es complicado”. Recomiendan no pedir más de un 25% de ésta y que, idealmente, la empresa en cuestión tenga un EBITDA positivo o al menos “que vean dónde está el EBITDA positivo”

CDTI

Emilio Iglesias, jefe de Departamento de Promoción Institucional y Cooperación Territorial; nos explicó los diferentes programas que tiene el CDTI.

Empezó comentando el programa de coinversión de capital riesgo Innvierte. Ahora está abierto y cuenta con 25 millones de € en subvenciones. Las características podéis encontrarlas todas en la presentación AQUÍ.

En este período, nos confirmaba, han cambiado algunas condiciones: Los proyectos que han entrado a partir del 14 de marzo están exentos de garantías (hasta 1M en PyMES). También se han aprobado proyectos de impacto en la emergencia sanitaria de la COVID-19, y en marzo flexibilizaron algunos criterios hasta el 30 de junio como:

  • Desaparecerán los plazos anunciados en la web.
  • La inversión mínima inicial ahora podrá ser de 250.000€, considerando de forma conjunta a todos los inversores a los que apalanque.
  • En todos los proyectos que tengan como objetivo el protocolo o tratamiento relacionado con el COVID-19, se podrán realizar inversiones inferiores a los 250.000€.

En segundo lugar, tenemos a las subvenciones. En primer lugar, la convocatoria NEOTEC sigue abierta y se cierra el 30 de junio de 2020 a las 12h, hora peninsular. La duración de los proyectos es de 1 o 2 años, y va dirigido a cualquier ámbito tecnológico y/o sectorial con desarrollo de tecnología propia (para las spin-off no aplica).  La segunda subvención se trata del programa Eurostars, que consiste en ayudar a los proyectos de I+D (consorcio europeo).

Por último, está la financiación parcialmente reembolsable, que está abierto todo el año: los Proyectos de I+D y el programa Cervera (I+D con Centro Tecnológico)

En cuanto a las condiciones, “pintándolo de una manera muy básica”, se centran en dos ratios. La primera, el Capital Social, ya que ha de tener un mínimo de estructura. En caso de no tenerla, se puede pedir que amplíe (siempre que la empresa lo vea factible) y/o, algún tipo de garantía (ahora las han anulado debido al COVID-19). En segundo lugar, el cash flow general, para que éste cubra al menos el 30% del proyecto, ya que es una manera de ver que la empresa está generando actividad.

UPBIZOR

Por nuestra parte, hemos acelerado nuestros procesos y hemos conseguido sumar en apenas dos meses 845.000€ en ayudas para sus clientes. “Nuestro equipo se ha volcado desde el 13 de marzo en esta crisis para tratar de articular todas las medidas de liquidez para nuestros clientes”.

Si queréis saber más en profundidad, os recomendamos escuchar los webinars de las diferentes entidades que encontraréis en nuestro canal de YouTube.

#StayUp