Tag: Venture capital

La situación del Venture Capital en Latinoamérica

Esta semana nos hemos reunido con Daniel Blandón, co-founder y managing partner de Simma Capital (Colombia); Sebastian Gonzalez, head del Venture Partnership Hispam de Wayra Capital (Chile); José García Herz, de Winnipeg Capital (Perú); y finalmente con Daniel Salvucci, partner en Draper Cygnus VC Fund en Argentina. En este webinar hemos aclarado la situación actual del Venture capital y las tendencias que tiene.

Hace 10 o 15 años el ecosistema inversor en Latinoamérica se centraba en PYMES y en hacerlas crecer, pero sin buscar el crecimiento explosivo de la escalabilidad de las startups tecnológicas.

Todos se muestran optimistas ante la situación y la evolución que está teniendo el ecosistema en los últimos años. Aun así, coinciden que pese al crecimiento que ha experimentado estos últimos años, aún queda trabajo por hacer. Como indicaba Daniel Blandon, la tendencia es muy similar en Latam. “Para ejemplificar la magnitud de la diferencia de la que partimos: en Colombia, del 2011 al 2016, en Venture Capital se invirtió el mismo promedio de lo que se invierte en EEUU en 2 horas”. Coinciden que el avance es mucho y se hace rápidamente, y que hay buenas oportunidades.

“Estamos en un momento muy interesante. Tenemos el reto y la responsabilidad de subir un poco el nivel. Hay aprendizajes, y hay cosas que no podemos hacer más: tanto de parte de los emprendedores como de los inversores.” Comentaba Daniel Salvucci. Sebastian Gonzalez agregaba que “se necesita educar y profesionalizar más a las personas que se van a incorporar al ecosistema”.

EL PRINCIPAL RETO

Latam está desarrollándose, con los retos que esto implica. A pesar de que el ecosistema va creciendo en inversores y recursos, la velocidad de crecimiento no es igual en los inversores que en los emprendedores.

Apuntan a que los fondos se han de profesionalizar, e intentar llegar a cubrir estadios más avanzados en la curva de financiación. Sebastian Gonzales indicaba que “es una industria que ha ido creciendo, pero todavía hay muchos estadios de financiación que no llegamos: hay gaps de series B para adelante. Esto hace que muchas startups no lleguen a convertirse en scaleups”. Añade que, dado este gap, las empresas han de internacionalizarse de manera rápida.

TODOS LOS JUGADORES APORTAN

En el ecosistema cuentan con Venture Capital corporativos, que están invirtiendo fuerte. Sebastián González destacaba su papel, ya que “estos pueden ayudar a dar la vuelta a la balanza, ya que invierten de manera directa y pueden participar con tickets mucho más grandes sin necesidad de estructurar un fondo o una tesis de inversión, porque el balance sheet lo permite”.

Además, también entra en la ecuación otros players como Europa o EEUU. Ambos están tomando muchas oportunidades y cada vez están invirtiendo más. “Ya no solo se quedan en una serie A, y esto hace desarrollar un efecto positivo: un eco en la industria” comenta Daniel Blandon. “Pero vemos un reto: esa oportunidad de ir a un fondo extranjero genera muchas veces una desigualdad dentro del ecosistema. Por un lado, están los emprendedores que tienen las conexiones de llegar fuera. Pero, por otro lado, está el emprendedor local  que puede ser igual de bueno o mejor, pero al no tener esas conexiones, se quedan fuera de la capacidad de levantar recursos y desarrollar su ecosistema.”

Nueva llamada a la acción

UNA VENTANA AL MUNDO

Asimismo, coinciden que, a pesar de que la industria complementa una visión de tecnología global con la intención de resolver problemas locales, estas soluciones pueden ser a nivel global. “Tenemos a nuestro emprendimiento mirando solucionar problemas locales, pero estos son muy parecidos a los de India, Tailandia o Indonesia. Ahí hay un potencial muy grande: es una parte del mundo en el que no estamos integrados. Ese es un reto que creo que nos falta como sistema en general.”

Daniel Salvucci añade que España puede ser un buen punto de pivote para que las startups españolas y latinoamericanas se acerquen un poco a esas regiones. Asimismo, Sebastián González aclara que es importante “entender el juego del Venture Capital como un juego global, no local. La pregunta real no es si estamos creciendo bien, sino cómo podemos crecer más rápido en volúmenes de transacciones y en la cantidad de estas”.

También añade que, para acercarse a nivel global, aún hay que trabajar mucho en educar a los family office, corporativos y otras instituciones de cashflow “que pueden ser interesantes, pero tienen un mindset tradicional en términos de inversión. Hemos de romper barreras culturales”.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Todos los fondos comparten los criterios de buscar proyectos rentables, factibles y escalables, con un gran foco en el equipo. “Aunque suene cliché, el 80% de la decisión está en el equipo emprendedor” comentaba Daniel Salvucci. “Buscamos líderes, y valoramos que tengan tracción de talento: que tengan la capacidad atraer talento”.

Él mismo aclaraba que era importante (y relacionándolo con la educación del sector) saber si tu proyecto es para Venture Capital a la hora de ir a pedirles financiación. “Vemos en muchas primeras conversaciones o cold emails, la gran mayoría de proyectos no son para el Venture Capital. Diría que, como sugerencia, nosotros pensamos en términos de oportunidades: tiene que haber un mercado realmente grade: ¡Enorme! Nosotros esperamos potencialmente (con poca probabilidad) multiplicar por 100 el valor de la valoración.”

Por otro lado, Daniel Blandon explica que ellos valoran mucho que los emprendedores hayan hecho una Due Dilligence de el fondo: “Ves que el emprendedor sabe perfectamente con quién está hablando porque te ha estudiado: no te ha enviado un email masivo”. También valoran el valor que puede aportar al proyecto y que aspiraciones de futuro tiene el equipo.

LOS PROYECTOS DE VENTURE CAPITAL

Coinciden que el tipo de empresa lo marca un poco el ecosistema. Al no haber tanto dinero disponible, no es tan fácil andar de ronda en ronda. Daniel Blandon añadía en esa línea que “Por nuestra propia cultura, también nos lleva a que seamos un poquito más conservadores en ese sentido y no busquemos escalar, crecer, probar y equivocarnos más. Creo que es algo que tenemos que ir aprendiendo de los otros ecosistemas para llegar a esos tamaños y potenciales”.

Asimismo, aclaraba que el inversor latinoamericano también ha de cambiar el mindset: “Vemos que es más nervioso cuando ve que el burnrate empieza a ser muy alto y el runway muy corto. Digamos que no tiene esa paciencia. El ecosistema ha de aprender a que ha de tomar esos riesgos y perder dinero. Hay inversores que dejan de invertir tras perder dos veces y perdemos un  inversionista ángel potencialmente muy bueno”.

Daniel Salvucci agrega que “es una industria que no mira el downside, y solo el upside. No importa lo que pierdas, importa que ganas por mucho. Es un cambio mental muy complejo para generaciones.”

Sebastián enlazaba este concepto con la época de transición actual que está viviendo el continente ahora. “Es muy difícil, pero hemos de intentar identificar el mindset del emprendedor. A mi juicio, estamos ante un unicor mindset o un pymecorn mindset: y es clave para que las aspiraciones de las empresas se cumplan”.

“Hemos de hacer entender que ajustar el Venture capital, porqué hay muy pocas compañías y emprendedores para el Venture Capital” aclaraba Daniel Salvucci de nuevo. “Una buena startup es como los Chicago Bulls de los años 80 y 90 con Michael Jordan, Dennis Rodman, Scottie Pippen y el coach Phil: toda esa combinación. Nosotros seguimos impulsando este tipo de proyectos.”

Para concluir, todos creen que hay un potencial tremendo en el continente. Hay muchas oportunidades y problemas para solucionar, y creen que España puede hacer de puente entre Hispanoamérica y Europa.

Y como último consejo para startups españolas que quieran ir a Latam: “La puerta de entrada es clave para tu éxito. Has de escoger el mejor mercado para ti, ya sea Argentina, Perú o Colombia.” Nos decía Daniel Blandon. “Yo no me atrevo a decir cuál es el mejor lugar” finalizaba.

Lo que es indudable es el crecimiento y potencial que tiene el ecosistema de Venture Capital en Latinoamérica. “Es un reto en sí, pero eso es lo que permite esa oportunidad hoy, y siempre”.

Nueva llamada a la acción

Las tendencias de inversión europea en Startups según Crane Venture Partners, Creandum y Breega

“El martes 8 de septiembre se reunieron los fondos de inversión europeos Crane Venture Partners, Breega y Creandum para comparar y mirar las tendencias de inversión europea entre los diferentes países”.

Según el diario Expansión, el capital riesgo en España sigue más activo que nunca. Todo gracias a que el sector cuenta con una liquidez en máximos históricos, con más de 1.000 millones para invertir. Estas cifras hacen que haya un optimismo generalizado dentro del ecosistema; con perspectivas de que los buenos proyectos sigan captando capital con cierta normalidad.

El martes 8 de septiembre se reunieron varios fondos europeos para valorar las sensaciones a nivel de inversión dentro de Europa y de España. Organizado por Upbizor, participaron Megan Reynolds, inversora en Crane Venture Partners; Ben Marrel, Founder & Managing partner en Breega; y finalmente, Peter Specht, director de Creandum.

PRIMERAS SENSACIONES

Las diferentes reacciones del Venture Capital a lo largo de Europa varían dependiendo del país y la situación. Peter Specht resumía la situación: “Al inicio, al haber un grado tan alto de incertidumbre, quizás vimos alguna ronda que no se hizo; pero desde entonces se ha normalizado la situación bastante rápido.”

Aún así, las compañías que han estado negativamente afectadas por la pandemia no pueden mostrar unas métricas normales. Peter intuye que “habrá menos rondas este año y menos empresas fundadas. En Alemania y en Suecia no será muy distinta la situación.”

Megan Reynolds, al estar en un mercado muy específico, comentó la subida interés en los softwares de empresa. Debido a la digitalización que ha habido, comentaba Megan, ha visto una subida de interés en el mercado de los softwares de empresa consecuentemente, una subida de capital invertido.

Por otro lado, Ben Marrel con un porfolio más internacional, ha visto un comportamiento muy distinto entre el ecosistema francés y el ecosistema inglés. Esto es debido a las diferentes políticas fiscales. Por ejemplo, el gobierno francés al invertir mucho capital en las startups, ha hecho que estén menos diluidas y “bastante baratas”. “Si ahora es un buen momento, ¿Por qué esperar a septiembre?”. Aún así opina que uno de los países que más está sufriendo es España, ya que el “dealflow” no ha cambiado mucho a lo largo de los meses. Aún así, asegura que los Venture capital invertirán España, sobre todo si eres parte de la solución. Y concreta: “Una de las grandes diferencias entre las crisis anteriores es que la tecnología puede ser parte de la solución”.

Comenta que, a nivel global, la inversión europea está lejos de los países tech como Israel y EEUU. Por lo tanto, a largo plazo no hay razones para creer que el nivel de inversión en tecnología se verá reducido.

ESPAÑA EN EL PUNTO DE MIRA

El ecosistema emprendedor español está llegando a un nivel de madurez nivelándose con los otros países europeos. Se está viendo más dinero en las fases iniciales y la mayoría de las ciudades relevantes han tenido al menos una oleada de grandes empresas y algunos exits bastante buenos. “Invertiremos seguro” nos reconocía Megan. “De hecho, cerramos nuestra segunda inversión en España justo cuando el COVID empezó. Cada vez veremos una distribución del talento mayor a lo largo de España. Estamos atentos a cualquier movimiento de España.”

Por otro lado, destacaban los hubs que hay en este país que mejoran la calidad del sector. Coinciden que cuantos más exits y cuantas más rondas sucedan, avivarán el sector. Aún así Peter observaba: “España aún esta madurando, pero se está poniendo al día: los elementos fundamentales están en su lugar.”

Lo que está claro es que, pese a las dificultades evidentes, todos están atentos y mirando activamente en invertir. Ben lleva ya varios años invirtiendo en España y nos decía que “no hay ninguna razón por la que cambiar eso. Tenemos ganas de volver y ver qué oportunidades hay. Estamos muy contentos de apoyar a los fundadores y ayudarles a crecer.”

CON GANAS DE FUTURO

Pese a las dificultades del momento, los tres inversores ven con optimismo los futuros meses en el ecosistema español. Ben comentaba que ellos quieren quedarse más en España e invertir en las primeras fases, y añadía: “Emprendedores, solo queda arremangarse y hacer que suceda”.

De la misma manera, Peter reconocía que el ecosistema español era de los que más había prosperado en los últimos años en Europa, y que esta tendencia se iba a mantener a lo largo del tiempo. “Tenemos muchas ganas de pasar más tiempo en España, no solo por el tiempo, sino por las fantásticos emprendedores que hay. Estamos deseando verlo”.

Finalmente, Megan acababa el webinar con la reflexión sobre la inversión europea: “Creo que vamos a ver esta búsqueda de compañías globales siendo creadas a lo largo de Europa. Y dónde antes había campeones locales, ahora estamos viendo ganadores globales”.

Nueva llamada a la acción

7 cosas a tener en cuenta en la financiación FFF

A la hora de montar una start-up es necesario encontrar financiación para poder empezar a dar vida a tu negocio. Conseguirla mediante préstamos bancarios o inversión privada no suele ser opción en una fase de vida tan inicial. Por ello, la mayoría de startups recurren a la financiación FFF.

En capital riesgo (o Venture Capital), quizás has leído que el primer recurso que tiene el emprendedor para abrirse camino y lanzar su start-up es la fase de financiación FFF.

Estas siglas hacen referencia a las palabras inglesas Family, Friends and Fools, es decir, familia, amigos y “tontos o locos”. Aunque este último, dependiendo del proyecto, no tiene porqué ser una mala decisión. Es decir, hace referencia al círculo más cercano que da dinero al emprendedor para poder empezar el proyecto.

COSAS QUE HAS DE TENER EN CUENTA

Se ha de tener mucho cuidado ya que el riesgo de perder el dinero es muy alto, ya que nueve de cada diez startups no llegan a los tres años de vida. Por este motivo, es recomendable informar muy bien de esto y pedir sólo dinero que no necesiten.

A los inversores profesionales no les gusta eso, ya que puede provocar que la compañía esté demasiado repartida. Por eso, lo mejor es que todos estos socios minoritarios se sindicalicen y tengan un solo representante. De esta manera, de cara a estos inversores, sólo aparecerá un inversor minoritario. Por el otro lado y a nivel privado, ya se pacta cuantas participaciones tiene cada uno.

El emprendedor tiene la obligación de que este dinero sea gestionado de una manera adecuada y eficiente. El objetivo es sobrevivir, con lo que es necesario una planificar este dinero para validar el modelo de negocio.

De la misma manera, es importante que el emprendedor sea transparente con los inversores, y les vaya comunicando que avances se van produciendo y el estado de la empresa.

También, es interesante puntualizar que es importante saber escoger a quién pedir dinero. Habrá inversores que te ayudarán y guiarán a lo largo del proyecto; otros que querrán ser activos en la gestión. Siempre es interesante tener un inversor con conocimiento de la industria o uno que ya ha invertido previamente en otra start-up.

Nueva llamada a la acción

BENEFICIOS

Uno de los principales beneficios de la fase de financiación FFF de la start-up es que:

  • No existen plazos ni intereses: Estas aportaciones que hacen el círculo más cercano no busca obtener un beneficio económico de su aportación, por lo que no solicitarán intereses ni plazos rígidos. Es más, ya aportan el capital sabiendo que muy probablemente sea a fondo perdido.
  • Fácil de convencer: Como hemos mencionado antes, es bastante fácil de conseguir ya que el vínculo emocional es la principal razón que lleva estos inversores a aportar a la nueva empresa, a pesar de todo el riesgo que conlleva. Es decir, no suele haber una valoración excesivamente exhaustiva.
  • Suelen ser independientes: Como no buscan beneficio económico, suelen ser independientes a la toma de decisiones. Otros inversores se involucran, pero como los que forman la financiación FFF solo quieren ayudarte, no querrán tener control sobre la empresa.

CONTRAS

  • Fracaso Empresarial: Como bien hemos dicho antes, nueve de cada diez startups fracasan en los primeros 3 años. Esa falta de juicio a la hora de invertir puede hacernos invertir en un proyecto que no va a prosperar.
  • Obstáculos en la toma de decisiones: Aunque no suele ocurrir, algunos inversores pueden tener la intención de ayudar. Este puede intentar colaborar en la toma de decisiones dificultando esta misma.
  • Inversiones pequeñas: Quizás es un capital fácil de acceder, pero las cantidades que recibimos son de pequeñas cuantías. Eso significa que nos permitirá empezar, no no avanzar mucho más.
  • Perder la relación: Hay un riesgo de poner fin a la relación entre la persona de confianza y el emprendedor. Desgraciadamente, mezclar amistad y negocios puede tener consecuencias irreparables, siendo probable que esta relación se termine. Por eso es importante mantener una comunicación abierta y transparente con nuestros inversores para evitar estas situaciones.

Por lo tanto, la financiación FFF es necesaria para arrancar en la mayoría de casos, pero hay que ser conscientes de los riesgos que tienen.

Si quieres más información sobre la actualidad de Venture Capital, no pierdas nuestro post sobre qué has de tener en cuenta para invertir durante el COVID-19.

Nueva llamada a la acción

Invertir en COVID-19. ¿Qué debes tener cuenta?

Te explicamos cómo un Venture Capital – una tipología de fondo de capital riesgo – que puede resolver tus problemas de financiación. Para que así tu empresa sobreviva al COVID-19 o a cualquier otra crisis que pueda venir. En España, o en el resto del mundo.

En este artículo también te explicamos qué te puede aportar ser un inversor. Lo que implica invertir en nuevos proyectos.

Os dejamos un vídeo en el que Luis Martín Cabiedes nos explica experiencias en crisis previas y qué debe hacer el inversor en tiempos de Coronavirus.

¿QUÉ ES UN VENTURE CAPITAL?

Las startups con potencial de crecimiento necesitan inversión. Asimismo, personas con capital tienen interés en invertir para conseguir cierta rentabilidad en sus ahorros a largo plazo.

Este capital invertido se denomina Venture Capital, y los inversores se denominan Venture Capitalists.

Esta rentabilidad suele ser muy alta, pero esto también implica altos riesgos. Es por esto que es necesario un modelo de negocio que sea escalable, una idea potente y con perspectiva de negocio.

Un fondo de Venture Capital invierte en startups a cambio de una participación de la empresa. El fondo, por lo general, asigna a uno de sus partners al Consejo de Administración de la empresa que participa en la Venture Capital para garantizar que la estrategia y la toma de decisiones de la startup esté encaminado a generar el crecimiento esperado. En muchas ocasiones, estos delegados además del dinero, se convierten en socios estratégicos para la startup, por los contactos y la experiencia que pueden aportar. Así, se asegura una toma de decisiones llevada a cabo por profesionales, garantizando el buen funcionamiento de la empresa.

Lánzame Capital, por ejemplo, es una importante Venture Capital que invierte en startups escalables y con potencial. Está integrado por profesionales con experiencia que te aseguran un buen rendimiento para el inversor y una buena performance para la startup.

Nueva llamada a la acción

¿PORQUÉ UNA VENTURE CAPITAL?

A día de hoy este tipo de fondo de capital riesgo es una de las alternativas más válidas para las startups. ¿Y eso porqué?

  • Aumenta la velocidad de crecimiento de la empresa.
  • Al ser una alternativa del financiamiento tradicional bancario, el fondo de Venture Capital da más opción de financiación.
  • Elimina la preocupación constante de tener que hacer frente a una deuda que se tendrá que pagar independientemente de la evolución del negocio.
  • Optimiza la cuenta de resultados y la generación de tesorería.
  • Asegura un buen funcionamiento de la empresa, ya sea en el ámbito financiero, comercial, o cualquier otro.
  • Buena reputación, ya que aporta conexiones importantes, ya sea para el desarrollo del negocio, como para futuras rondas de financiación para la Startup.
  • Aporta expertis y mentoría en diferentes ámbitos de negocio.

¿CÓMO AFECTA EL COVID?

Va a haber cambio, pero la inversión sigue.

¿Vendes por internet? ¿Has cambiado procesos de tu empresa para adaptarte al trabajo en remoto?

Si no lo has hecho deberías, porqué aporta credibilidad a la empresa, y diferenciación con el resto del sector. Tal y como dice Luis Martín Cabiedes en uno de nuestros webinars, “hay sectores vencidos y vencedores, está siendo una crisis muy asimétrica. Pero el mercado está demostrando que se podrá superar”.

Facebook, Xiaomi o Uber fueron startups que crecieron y se desarrollaron durante una crisis de gran calibre.

“Ahora vemos tres oportunidades: la inteligencia artificial, el biotech y la formación digital.” dice Borja Breña. Las empresas enmarcadas en estos sectores, seguramente serán las que sigan captando inversión de los fondos probablemente con mayor facilidad que otro tipo de startups

Si no eres uno de estos sectores, siempre puedes enfocar tu modelo de negocio a uno más digital para que resulte más atractivo y, a la vez, más eficiente.

“Estamos viviendo una crisis de demanda clara: las empresas que son viables van a tener financiación, el problema va a ser la viabilidad: la capacidad de demostrar que podrás devolver el dinero.” Luis Martín Cabiedes.

Es por eso que es importante evolucionar hacia las nuevas tecnologías, no importa el sector. Silvia Baró, investment manager de Lanai Partners, explica que lo que se buscan son startups eficientes y reales. Startups fuertes. Y esta fortaleza se demuestra delante de un cambio. Delante de una crisis.

El Venture Capital van a seguir invirtiendo. La incertidumbre sigue jugando un papel relevante a medio plazo. Pero eso no significa que la oportunidad desaparezca.

Nueva llamada a la acción

El Venture Capital – 2017

La Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI) representa a la industria del Venture Capital & Private Equity. Ha publicado un informe sobre el Venture Capital en 2017 y su evolución del sector, su marco legal y fiscal.

En esta ocasión han estudiado el “Impacto económico y social del capital privado en las operaciones de middle Market en España”. Evalúa el impacto del capital privado en el sector empresarial español. Para ello analiza inversiones de 10 a 100M€ por Venture Capital en empresas entre los años 2005 y 2012.

UN AÑO PARA RECORDAR

El año 2017 ha marcado un récord histórico para el Venture Capital & Private Equity en España. Ha supuesto la confirmación de la recuperación y la demostración de que este sector resulta fundamental. No sólo de España, sino a nivel europeo. La internacionalización y la exportación de las empresas españolas es uno de los ejes básicos de nuestra economía. Es el momento de impulsarlas, haciéndolas ganar en tamaño y volviéndolas más competitivas.

Gracias a la financiación proveniente del Venture Capital y su aportación de capital y apoyo en la gestión, las empresas crecen en términos de empleo, ventas, beneficios e inversión. Tal y como muestran los resultados del presente informe. Estos resultados son todavía más positivos cuando se comparan con el grupo de empresas no financiadas por el Capital Privado.

Durante sus más de 30 años de existencia, esta industria ha experimentado un notable desarrollo. Entre 2000 y 2017, el número de operadores registrados en España ha pasado de 71 a 258. Habiendo invertido alrededor de 44.000M€ en más de 7.500 empresas. Al final del año 2017, la cartera de participadas por el sector estaba compuesta por más de 2.760 empresas. El 92% de las cuales son PYMES. Teniendo en cuenta que más del 65% del PIB español está compuesto por PYMES, el sector del Capital Privado se ha convertido en un dinamizador fundamental del sector empresarial.

Principales resultados del estudio:

  • 27.000 empleos (29,9% crecimiento agregado)  

Las empresas respaldadas por capital privado generaron empleo a un ritmo superior que las demás compañías. La creación de empleo media por empresa invertida fue de 21 trabajadores por año. Mientras, las empresas que no recibieron inversión eliminan un puesto de trabajo cada año.

De forma agregada, las 186 empresas analizadas que representan las inversiones de middle market realizadas por el Venture Capital aumentaron su plantilla tres años después de la inversión inicial en 22.000 nuevos puestos de trabajo. Lo que equivale a un ritmo de crecimiento del 7,6% anual. Mientras que las 186 empresas comparables tan solo lograron ampliar su plantilla en 5.489 trabajadores (+2,3% de tasa anual). Esto supone que las empresas participadas por Capital Privado crearon cuatro veces más empleo.

El crecimiento medio de el Venture Capital en 2017 sobre cada empresa analizada hasta el tercer año se cuantificó en 120 nuevos empleos. Esta creación de empleo, además, persiste en el tiempo. Ampliando el periodo de análisis hasta 2015, cada empresa aumentó su plantilla en una media de 148 trabajadores. Frente a una reducción media de 12 empleos en cada empresa del grupo de control.

Entre 2005 y 2013 la economía española registro una reducción neta de la población ocupada de casi 2,4M de trabajadores. En 2014 seguía 1,4M por debajo de la referencia de 2005. Por el contrario, las empresas invertidas por el Capital Privado en middle market entre 2005 y 2012 generaron hasta 2015 un total 44.000 empleos más.

  • 2.708 millones de euros en ventas (22,4% crecimiento agregado)

Las compañías respaldadas por el Capital Privado crecen más rápidamente que las demás compañías. Por término medio hasta 2015, se situó en 2,4M€ en las participadas por el Capital Privado frente a 0,4M€ de cada empresa del grupo de control.

En términos individuales, cada empresa participada aumentó sus ventas en 17,1M tres años después de la inversión. Frente a los 1,5M registrados en las empresas del grupo de control. Si se extiende el análisis hasta el año 2015, esta diferencia en el crecimiento de las ventas por empresa entre ambos grupos se cuantifica en 12,2M€ por empresa. En promedio, a favor de las invertidas por el Capital Privado.

De forma agregada, tres años después de la inversión inicial, las 186 empresas analizadas incrementaron sus ventas en 3.180 M€. Lo que supone una tasa de crecimiento media anual del 8% anual. En comparación, el grupo de control aumentó sus ventas en tan sólo 279 millones de euros (0,8% anual).

  • 258 millones de euros de EBITDA (19,7% crecimiento agregado)

En términos de EBITDA el resultado es positivo para cada empresa del primer grupo (0,3 millones de euros). Frente a una media negativa de -0,2 millones de euros por empresa y año

Las 186 empresas participadas por Capital Privado incrementaron su beneficio EBITDA al tercer año desde la inversión en 294M€, a una tasa media del 7% anual. Mientras, el grupo de control registró pérdidas de 200 millones de euros (-6,4% de media anual).

  • 2.236 millones de euros en activos totales (11,6% crecimiento agregado)

Para los activos totales se mantiene la misma dinámica: 1,9M€ de crecimiento medio por año en cada empresa participada por el Capital Privado. Frente a 0,69M€ del grupo de las empresas que no fueron participadas.

En términos agregados, los activos totales de las empresas que contaban con financiación de Capital Privado aumentaron el valor de los activos en 4.460 millones de euros al tercer año de recibir este tipo de inversión, equivalente a un ritmo de crecimiento del 7% anual, mientras que el grupo de control los activos aumentaron en 945 millones de euros (2,8% anual)

El incremento medio por empresa hasta el tercer año en las participadas por el Capital Privado fue de 24 millones de euros. Frente a los 5,1 millones de euros registrados por las no participadas. La diferencia en el incremento medio entre ambos grupos se reduce (12 millones de euros por empresa en participadas Capital Privado frente a los 4,5 millones de euros del grupo de control) si ampliamos el periodo de análisis hasta 2015, debido al efecto de las amortizaciones.

MIDDLE MARKET

El Capital Privado implica un apoyo en la gestión que contribuye a crear valor, amortiguar los efectos las recesiones a través de la inversión y buscar nuevos mercados en los que crecer.

En el segmento del middle market, un total de 61 empresas recibieron financiación de entidades de Capital Privado después del inicio de la crisis8, en 2009.

La presencia del Capital Privado se dejó sentir positivamente en los años siguientes al inicio de la crisis: las empresas que recibieron este apoyo gestionaron mucho mejor la situación, logrando crear durante los primeros tres años un promedio de 166 nuevos empleos por empresa, frente a los 17 destruidos en cada empresa del grupo de control. La diferencia entre ambos colectivos se amplía aún más al extender el marco temporal hasta 2015.

Informe completo disponible en ASCRI

Nueva llamada a la acción

El capital riesgo informal
El capital riesgo informal son todas aquellas inversiones que se llevan a cabo mediante Business Angels, fondos de crowdfunding, aceleradoras…
 
En 2016, la inversión de Business Angels que operan con aceleradoras y otros vehículos aumentó en un 198% con respecto al año anterior. Alcanzó un total de 118.7M€, de los cuales 102.8M corresponden a nuevas inversiones. Este crecimiento se relaciona directamente con la operación de Hawkers, con un valor de 50M€.
 
Por su parte, el número total de inversiones presentó un crecimiento del 26% con un total de 488 operaciones. De estas, 406 se clasificaron como nuevas y 86 como ampliaciones de capital. Se invirtió en un total de 412 empresas. El importe medio invertido en operaciones nuevas fue de 253.000 euros.
 
Del volumen invertido el 93% fue en empresas radicadas en España. El dinero restante fue invertido en 58 operaciones distribuidas en países Europeos. 38 operaciones entre América Latina y Asia y otras 6 inversiones en los Estados Unidos.
 
En cuanto a la fase en la que se encuentra la empresa, el 43% de nuevas inversiones fueron realizadas en fase semilla. Un 36% en fase de arranque, un 10% en Other early stage y un 11 % en later stage.

Inversores más activos en 2016:

Wayra fue el inversor/aceleradora que más nuevas inversiones acometió en 2016, con un total de 69 participadas, seguido de Impact con 42, y Lanzadera con 25. Por su parte entre los Business Angels, se destacan ESADE con 31 participadas y el IESE con 25. De las plataformas de Crowdfunding se destaca Crowdcube con 13 participadas.

Operaciones destacadas en 2016:

La ronda llevada a cabo por Hawkers marco las cifras del año, con un monto total de 50 millones de euros. Fue una operación liderada por un family office radicado en Panamá. Esta inversión le permitirá a la marca consolidarse en países europeos.
 
Otra operación destacada fue la de Cornerjob, la app móvil dirigida a la búsqueda de empleo y localización de candidatos recaudó un total de 19 millones de euros. La Startup invertirá los fondos obtenidos en mejorar su plataforma tecnológica y en su expansión internacional a Italia, México y Francia.
 
Job & Talent, la plataforma madrileña para la búsqueda de empleo, es otra de las Startups que sobresalieron en 2016, cerraron ronda de financiación de 37 millones de euros liderada por Atomico Kibo Ventures y otros Business Angels.
 
Por otra parte Glovo, la plataforma de domilicios radicada en Barcelona, cerró ronda por 5 millones de euros liderados por el fondo Francés de capital riesgo Entreé Capital y los españoles Seaya, Bonsai y Caixa CR.

Actividad sectorial:

El sector digital aumentó en un 74%, con un total de 90.6 millones de euros. Dos de cada tres inversiones acometidas en España fueron en el sector digital.
 
En el sector industrial, también se presentó un incremento del 72% con un total de 6.9 millones de euros y con un total de 15 inversiones.
 
El sector servicios tuvo un crecimiento del 39% con un total de 5.6 millones de euros y con 36 operaciones.
 
Por otra parte los sectores se Software y Biotecnología decrecieron en un 26% y 59% respectivamente. Alcanzando montos totales de inversión de 3.6 y 1.3 millones de euros.

Tamaño de las inversiones:

El 95.5% de las inversiones fueron inferiores a los 500.000 euros. Once inversiones se situaron entre los 500.000. Y un millón y 11 inversiones superaron la barrera del millón de euros.
 
Las inversiones por comunidad autónoma se distribuyen de la siguiente manera: Comunidad Valenciana 56.8 millones, Cataluña 34.4 millones, Comunidad de Madrid 15.1 millones.

Inversores

De los 74 inversores que mantenían alguna empresa en cartera, 66 estaban radicados en España. 28 en Cataluña, 24 en Madrid y 6 en la comunidad Valenciana. Los 8 inversionistas restantes, estaban radicados en el extranjero.
 

Nueva llamada a la acción

El papel de las aceleradoras
Por lo general, se incluye de manera errónea el papel de las aceleradoras. Se les asigna unas tareas de otro tipo de organizaciones. Suelen estar relacionadas con incubadoras, Business Angels e inversores de capital riesgo.
 
El papel de las aceleradoras son programas de una duración aproximada de un año. Su objetivo es ayudar a las empresas a definir y a construir sus productos iniciales. También identificar segmentos de clientes potenciales. Así como garantizar recursos, incluyendo el capital financiero y humano.

La inmensa mayoría de aceleradoras se centran en promover la innovación tecnológica y soluciones escalables.

El apoyo a las startups, suele darse mediante sesiones formativas, mentores, acceso a potenciales inversionistas… En algunos casos, reciben financiación y un espacio de oficinas. Pero esto va a cambio de un porcentaje sobre el capital de la empresa.
 

Nueva llamada a la acción

¿De dónde vienen las aceleradoras?

La primera aceleradora (YCombinator), apareció en el año 2005 en Cambridge. Su idea fue facilitar acceso al capital seed a los proyectos tecnológicos emergentes. Desde entonces, el sector de las aceleradoras ha crecido exponencialmente. Se ha convertido en un actor principal del ecosistema inversor, actuando como mentores. Su función es de patrocinadores y generadores de dealflow para inversores de capital riesgo y posibles socios comerciales. En la actualidad, aproximadamente un tercio del total de las aceleradoras a nivel mundial se encuentran en Europa.  

A partir de 2010, como respuesta al creciente interés de las grandes corporaciones por formar parte del ecosistema de las startups, surge un tipo especial de aceleradora:  

Aceleradoras corporativas: su aparición fue consecuencia de la voluntad de las grandes corporaciones de acercarse a emprendedores, con el fin de aumentar la innovación, conocer nuevas tecnologías, acceder a talento y asimilar nuevas formas de trabajo.   Son muchas las formas en las que las grandes corporaciones están accediendo al ecosistema de startups; en algunos casos prestan apoyo a aceleradoras con un enfoque industrial y en otras, crean asociaciones con otras aceleradoras independientes o se construyen internamente.

Beneficios de tener programas de aceleración en las grandes corporaciones:

Las aceleradoras corporativas son una manera de canalizar la innovación hacia la gran empresa, mantenerse a la vanguardia de las nuevas tendencias del mercado, además de ser un mecanismo que facilita los cambios en la cultura organizacional, debido a que las estructuras robustas de las grandes empresas no promueven una actitud emprendedora entre sus colaboradores.

Adicionalmente, existen beneficios colaterales tales como relaciones publicas y/o responsabilidad social corporativa.

Fuente: Informe de aceleradoras corporativas de Startups y transformación digital, realizado por Digital Migration Partners.

Nueva llamada a la acción

Venture Capital europeo según EIF

Por otra parte, examina también los resultados de estas salidas y, considera que la mayor parte de los rendimientos del Venture Capital europeo son generados por dos diferentes tipos de salidas. Estas son las ventas privadas e IPOs.

EXITS

Por último, se muestra en el análisis los determinantes de las salidas exitosas y pone en perspectiva los hallazgos.

El análisis de correlación concluye con la experiencia de las firmas de Venture Capital, relacionándola positivamente con las tasas más bajas de “write off” y las tasas más altas de ventas comerciales rentables.  

Fuente: Informe “The European venture capital landscape: an EIF perspective”

El estado del Venture Capital en España
El pasado 29 de marzo se presentó un análisis profundo sobre el estado del Venture Capital en España de Webcapitalriesgo. Un informe profundo que repasa los cambios en este sector de inversión durante los últimos años. Titulado: “Madurez del Venture Capital en España”
El Venture Capital en España ha experimentado un gran cambio en los últimos años. Más allá de la extraordinaria cifra invertida en 2015, en los últimos ejercicios se ha producido un salto cualitativo. Esto ha elevado notablemente la actividad financiera.
Uno de los principales cambios que ha experimentado el ecosistema inversor ha sido la entrada de inversores internacionales. Esta cifra se quintuplicó en los últimos 5 años, más los nuevos fondos inyectados por el tejido empresarial.
Otro factor transformador han sido los casos de éxito logrados por varias empresas del sector tecnológico como: eDreams, Privalia, Social Point, Idealista.com, Softonic, StubHub, MásMóvil, Oryzon Genomics, BlaBlaCar
Estas empresas recibieron financiación de business angels. Fondos de capital semilla, Venture Capital, Private Equity y organismos públicos como Enisa o CDTI. El dinamismo del sector hace esperar varios “exits” en el futuro próximo.
De todas formas, varios son los retos que debe superar el sector. El más importante es dar rentabilidad a los inversores de fondos de capital riesgo. Este hecho permitirá cerrar el círculo de inversión / desinversión.
Otro factor a mejorar, es la adquisición de empresas tecnológicas por parte de empresas del IBEX 35. Actualmente las adquisiciones se producen a través de empresas extranjeras. Finalmente, la no existencia de una bolsa europea tecnológica como el NASDAQ. No permite IPOs de empresas del continente, frenando potenciales salidas de inversores del sector.